Cuestión de horarios

José Antonio Martín Pereira | 28 de enero de 2015 a las 15:30

Que la Semana Santa de calle está, cada vez más, sujeta a los horarios es un hecho que no se le escapa a nadie. El tiempo, finito aunque a veces no lo parezca, y el crecimiento experimentado por algunas corporaciones en los últimos años, unida a la ampliación en la nómina que componen las mismas, han llevado a una encrucijada de la que sólo parece existir una vía de escape que no es otra que la acción conjunta.

Después de numerosos informes, evaluaciones y reuniones, en el día de ayer se hacía pública una importante reestructuración para el Jueves Santo de la próxima Semana Santa. Dicha reforma afectará a todas las cofradías, si bien para Los Negritos, Montesión, El Valle y Pasión los cambios repercutirán en mayor medida.

Sin embargo lo verdaderamente reseñable es la voluntad, ésa que nace del consenso, porque puede que el experimento no consiga los resultados esperados, pero de momento evidencia un clima de unidad que nunca debe perder su sitio en lo que a las cofradías como entes de la iglesia respecta. A vueltas sigue el panorama relativo a otras jornadas de la Semana Santa en lo que a la cuestión de los horarios se refiere, tema candente donde los haya que eso sí, ahora deja entrever un espejo en el que poder mirarse.

montesión jueves santo