París

José Antonio Martín Pereira | 15 de noviembre de 2015 a las 12:59

Consternados. Así estamos, y así seguimos toda vez se van conociendo más detalles de la barbarie del viernes noche en París. Y no porque esas victimas valgan más que las que mueren diariamente en Siria o en otros países árabes por la misma causa, sino porque esta vez parece que las consecuencias amenazan con alcanzar nuevas cotas. Es curioso, pero las religiones primitivas surgieron entre otras cosas para dar respuesta a la muerte, sin embargo hoy existe quien la utiliza a sangre fría para todo lo contrario. Ante esta circunstancia el panorama a nivel mundial se antoja complicado. A los cristianos católicos sólo nos queda orar y ser fieles a nuestra doctrina, siguiendo al Dios de Amor que acude a nosotros cada domingo en la Eucaristía.

Papa_Francisco
Foto: Aciprensa.com

Los comentarios están cerrados.