Domingo de Ramos 2019: memorias

José Antonio Martín Pereira | 15 de abril de 2019 a las 12:15

El Domingo de Ramos aviva la fugacidad con la que se nos consume este tiempo de Pasión, Muerte y Resurrección del Señor que durante una semana al año tiene lugar en las calles. Así, tan pronto un mar de nazarenos blancos se adueña del corazón del parque de María Luisa, como la imponente trasera del palio de la Virgen de la Amargura conforma de nuevo el anhelo con el que mantendremos viva la llama el resto del año.

Si hay algo que permanece en este día, amén de la ilusión generalizada por vivirlo intensamente, es la calidad inconfundible de la que es “Madre y Maestra” de un estilo musical, la Agrupación Musical Santa María Magdalena de la localidad vecina de Arahal. Deleite sensorial tras el Cristo de la Buena Muerte de la cofradía de la Hiniesta, de nuevo la interpretación de sus marchas volvió a transportarnos a la más pura infancia.

Arahal

Los comentarios están cerrados.