Sábado Santo 2019: memorias

José Antonio Martín Pereira | 22 de abril de 2019 a las 17:56

El Sábado Santo es tradicionalmente un día de sensaciones encontradas. Los últimos ecos de la Semana Santa se funden entre la sobriedad de la cofradía del Sol; el sinfín de detalles que deja los Servitas a su paso; el imponente paso de palio de la Virgen de la Trinidad; el recogimiento del cortejo del Santo Entierro; o la ráfaga de luz que emana de la candelería de la Soledad de San Lorenzo, broche de oro directo a la melancolía.

Ocurre cuando la cascada de luz del palio de la Soledad Servita se apaga en el interior de San Marcos, el momento exacto en el que en Triana un grupo de fieles experimenta el sentido y la liturgia de una celebración que no acaba en dolor sino en alegría. Cristo vive, el Cachorro ha resucitado y está de nuevo entre nosotros. Comienza de nuevo el ciclo.

Canina_Sevilla

Cachorro_triana_besapie

Los comentarios están cerrados.