El Muñidor » Archivo » La Semana Santa de 1649, el año de la peste

La Semana Santa de 1649, el año de la peste

José Antonio Martín Pereira | 27 de marzo de 2020 a las 19:10

La epidemia de peste de 1649 fue la mayor crisis epidémica que ha padecido Sevilla, que supuso una gran quiebra de su población, en la que murieron entre 50 000 y 60 000 personas, lo que representaba el 46 % de la población de la ciudad.

La lluvia que inundó Sevilla entre marzo y abril de 1649, que impidió que saliera ninguna cofradía a la calle, propagó la epidemia que mató a la mitad de los sevillanos. Hasta tal punto que las crónicas de la época narran que podía llegarse en barco a la Alameda. Estas lluvias provocaron la pérdida de las cosechas, el desabastecimiento de la ciudad y una elevada desnutrición ante la dificultad de comprar alimentos por su encarecimiento.

En este sentido mientras duró la peste se multiplicaron las procesiones y rogativas, como la del Lignum Crucis, el Santísimo Sacramento, Corpus Cristi, Nuestra Señora de los Reyes o el Santo Cristo de San Agustín, que salió el 2 de julio hasta la Iglesia Mayor.

Precisamente a los pocos días de esta procesión en el citado hospital (conocido entonces como de la Sangre) ondeaba una bandera blanca como señal de que la epidemia había remitido. Por tal motivo se mantiene hoy día la acción de gracias a este Crucificado en esa fecha.

A modo de curiosidad, citar que la peste se llevó a muchos sevillanos y personajes ilustres, uno de ellos el insigne escultor Juan Martínez Montañés, autor de tallas como el Señor de Pasión o el Cristo de la Clemencia, el 18 de junio de 1649.

peste-sevillaObra Anónima. Museo del Hospital del Pozo Santo de Sevilla

Los comentarios están cerrados.