El Muñidor » Archivo » 18 de abril de 1992, el Santo Entierro Magno

18 de abril de 1992, el Santo Entierro Magno

José Antonio Martín Pereira | 18 de abril de 2020 a las 11:09

El 18 de abril de 1992, Sábado Santo, se celebró el Santo Entierro Grande para conmemorar el quinto centenario de la Evangelización de América. Se llevó a cabo curiosamente dos días antes de que se inaugurase la Exposición Universal de Sevilla (20 de abril de 1992), y sería la penúltima vez que se tendría lugar un evento de estas características en la ciudad de Sevilla.

Antonio Domínguez Rodríguez fue el hermano mayor al que le correspondió organizar el Santo Entierro Grande de 1992, cuando Sevilla centró las miradas de todo el mundo, de sus líderes políticos, culturales y religiosos.

Es preciso puntualizar que el Santo Entierro Magno no es más que la escenificación de la Pasión de forma secuencial con varios pasos de misterio que procesionan en Sevilla en Semana Santa. Este acontecimiento se ha celebrado en nueve ocasiones a lo largo de la Historia. En esta procesión, además de los tres pasos de la Hermandad del Santo Entierro, se integran otros de diversas cofradías ordenados según el relato de los Evangelios.

El último evento de estas características sería aquel de 2004, en el que se conmemoró el IV Centenario del Decreto del Cardenal Fernando Niño de Guevara, que instaba a todas las hermandades a realizar su Estación de Penitencia a la Santa Iglesia Catedral de Sevilla.

En el que nos ocupa, los pasos que recorrieron las calles sevillanas fueron, en este orden, los siguientes: Triunfo de la Cruz (Santo Entierro), Oración en el Huerto (Monte-Sión), Prendimiento (Los Panaderos), Desprecio de Herodes (Amargura), Columna y Azotes (Las Cigarreras), Coronación (El Valle), Presentación al Pueblo (San Benito), Tres Caídas (Esperanza de Triana), Penas (San Roque), Exaltación (Santa Catalina), Expiración (Museo), Amor (El Amor), Tres Necesidades (Carretería), Descendimiento (Quinta Angustia), Piedad (El Baratillo), la urna de Cristo Yacente y El Duelo (Santo Entierro).

A modo de curiosidad, la primera vez que tuvo lugar este singular evento sucedió el 29 de marzo de 1850. Esta procesión contó con el apoyo del entonces alcalde, Francisco de Paula Castro, y de los Duques de Montpensier, verdaderos ideólogos de dicha procesión. El cortejo salió de la Iglesia de San Pablo (actual Magdalena), y en él participaron trece pasos: los del Triunfo de la Cruz (La Canina), Oración en el Huerto, Prendimiento, Desprecio de Herodes, Jesús de la Pasión, Humildad y Paciencia, Exaltación, Expiración (Museo), Tres Necesidades (Carretería), Descendimiento (Quinta Angustia), Sagrada Mortaja, Santo Entierro y Duelo.

santo-entierro-199223_xoptimizadax-khKF--596x900@abcFoto: Archivo ABC

Los comentarios están cerrados.