El Muñidor » 1988

Archivos para el tag ‘1988’

Arahal, el inconfundible estilo

José Antonio Martín Pereira | 31 de marzo de 2017 a las 10:20

A la mente me vienen esas tardes de fútbol, en las que el bueno de Pepe Domingo Castaño, icono de la comunicación radiofónica española, arranca como sólo él sabe hacer con eso de “… el de siempre, el clásico, el único, el veterano…”, con un arrebato capaz de vaciar de golpe la siesta de los domingos. Largas horas desde el transistor a la radio del coche, en el trabajo o en el sofá de casa, que bien podrían extrapolarse al mundo de las marchas de Semana Santa, universo de variables del que sobresalen algunos emblemas por lo que aún hoy significan, y por la extraordinaria trayectoria que guardan a sus espaldas.

En estas, si hablamos de referentes en lo que a música procesional respecta debemos hacerlo, entre otras, de la Agrupación Santa María Magdalena de Arahal, una de las formaciones musicales más antiguas del país (nacida a finales de 1963) y madre de un estilo propio, el asociado al término agrupación que acuñara su entrañable y recordado director Manuel Rodríguez Ruíz. Por ello, y por como décadas después siguen sonando, referirse a Arahal implica colocar los mismos adjetivos expuestos anteriormente, y así afirmar que es la de siempre, la clásica, única y veterana que cada Domingo de Ramos nos invita a encontrarnos con la niñez, con esa Semana Santa que sigue ahí, en el recuerdo, y renace y perdura gracias a ellos.

Otrora acompañando a hermandades como la Exaltación, el Buen Fin, San Benito, Montesión, la Redención o San Bernardo, hoy existe una corriente que cobra fuerzas por momentos implorando su regreso a otras jornadas de la Semana Grande, ya que se queda corto oírles (¡y qué bien suenan!) únicamente tras los pasos del Cristo de la Buena Muerte de la hermandad de la Hiniesta. Las comparaciones son odiosas, sin embargo aportan una visión de conjunto que la realidad por asumida a veces distorsiona.

Corría el año 1988, el Cristo de la Salud de San Bernardo llegaba a la plaza de la Campana luciendo parte de su rico patrimonio musical, sin estridencias, al modo tradicional que nunca debió descuidar. Ojalá el futuro, más temprano que tarde, devuelva momentos como éste.

 Fuente del vídeo: Youtube. Canal: Porteño del Sur

*Nota: para degustar también los comentarios del gran periodista sevillano 
(y pregonero de la Semana Santa) don José Luis Garrido Bustamante. Nada que ver con algunas 
de las pastelosas retransmisiones de ahora.

Santa Maria Magdalena Arahal


Foto: Archivo Twitter Agrupación Musical Sta. Mª. Magdalena

¿Volveremos al 88?

José Antonio Martín Pereira | 20 de diciembre de 2011 a las 15:38

En uno de sus primeros anuncios emitidos durante su discurso de investidura, el nuevo Presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, anunciaba una de las medidas más llamativas en materia laboral, encaminada en este caso a la supresión de los puentes, al mismo tiempo que a trasladar los días festivos a los lunes más cercanos, con la excepción de las fechas con más arraigo social. El motivo de ello fluye entorno al aumento de la competitividad de las empresas, así como a dar salida a parte de las reivindicaciones presentadas por la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE).

En este sentido, a nadie se le escapa la necesidad de aunar criterios en favor de una Economía, la española, que necesita ahora más que nunca concebir al empleo como fuente de la que emane el resurgir de una sociedad castigada hasta el extremo. No obstante, dentro de la variedad de criterios entorno al horizonte próximo está el de las cofradías de Sevilla, las cuales, inmersas en el giro de una órbita particular a veces incomprendida, en cierto modo recelan atendiendo a los posibles cambios anteriormente referidos.

De este modo, de llegar a buen puerto las negociaciones entre el nuevo Ejecutivo y las distintas asociaciones de empleados y sindicatos cualquiera sabe si podría producirse algo similar a lo que ocurriera en Sevilla entre finales del año 1987 y principios de 1988, dado el perjuicio moral que ocasionaría la medida a las muchas cofradías que organizan sus cultos coincidiendo con la solemnidad de la Inmaculada Concepción (por cuyo Dogma tanto luchó Sevilla), siendo éste el día con mayor número de cultos internos, junto al Domingo de Pasión y el Viernes de Dolores.

Por aquel entonces, las hermandades de Sevilla aunaron criterios, con el respaldo del Consejo de Cofradías y su presidente, José Carlos Campos Camacho, de tal modo que incluso plantearon de manera conjunta la posibilidad de no realizar desfiles procesionales a lo largo de la Semana de 1988, algo que hicieron extensivo en otros puntos de Andalucía. Finalmente, la mediación del consistorio bajo el mandato de Manuel del Valle Arévalo, anunciando que trasladaría uno de los días de fiesta local a la festividad de la Inmaculada si ésta perdiera su carácter, desbloqueó una tensa situación que esperemos no se repita.

Prueba de los desfiles de aquel año la muestra la siguiente grabación:

Fuente: Youtube; usuario: nandosanbenito