Archivos para el tag ‘Anunciación’

Cercanía

José Antonio Martín Pereira | 2 de abril de 2019 a las 10:08

Uno de los rasgos distintivos de cada Cuaresma tiene que ver con la cercanía entre las sagradas imágenes y sus fieles devotos. Es durante estos días cuando los cultos y actos que celebran las hermandades se multiplican, y entre ellos los solemnes besamanos y besapiés, que inundan la agenda de los fines de semana que ocupa este tiempo.

Es posible afirmar que sin la popularización de este acto de piedad (que no litúrgico ya que no proviene de los ritos de la Iglesia, sino de la iniciativa de los fieles), cuyo origen parece situarse en el que celebró la Esperanza Macarena, el 18 de diciembre de 1925, probablemente la Semana Santa ni las hermandades de hoy no serían tal y como las conocemos.

Ahí, en el contacto directo entre la imagen y el devoto, se produce una de las mayores muestras de emoción y oración, de transmisión de los valores espirituales y de reconocimiento de una primavera que se espolea y regocija entre el indescifrable acervo de menudencias que la componen.

besamanos_valle

El Domingo es de los niños

José Antonio Martín Pereira | 13 de noviembre de 2011 a las 12:01

En el Evangelio del VI Domingo de Pascua, el Señor prometió a sus Apóstoles en la Última Cena: «Me voy y vuelvo a vuestro lado» (Jn 14, 28). Posteriormente como sabemos, sufriría la Pasión y Muerte, pero tal y como había consagrado volvió a verles tras Su Resurrección. Se fue a la diestra del Padre en la Ascención pero no nos dejó, sino que también permanece en la Eucaristía.

Así las cosas, el domingo pasado ocurría en la Capilla del Patrocinio, y éste hará lo propio en la Iglesia de la Anunciación. Entre un montón de padres y madres, los pequeños y la vez grandes protagonistas de Cristo aquí en la tierra, pertenecientes unos a la Hermandad del Cachorro, y otros a la Archicofradía del Valle, pueblan de vida los templos, realzando que su provecho dentro de las cofradías alcanza más allá de las contadas participaciones cuaresmales.

De este modo, valores como solidaridad y respeto logran cimentar la base de los que a la postre serán el relevo en una u otra esfera de la sociedad. Y lo hacen de la manera más sencilla y humana, a través de una Eucaristía adaptada a su medida, es decir, omitiendo algunas lecturas y oraciones, y enfocada a partir de una participación acorde con su comprensión. Al fin y al cabo ya lo dijo el propio Jesús, «Dejad que los niños se acerquen a mí» (Mc 10,14), y ello nunca debería perderse.

Tres cuartos de siglo después

José Antonio Martín Pereira | 29 de octubre de 2011 a las 13:07

En la jornada de hoy, sábado 29 de octubre, se conmemora el LXXV Aniversario de la llegada de la Esperanza Macarena al templo de la Anunciación, sito en la emblemática calle Laraña, como consecuencia de la oleada de incidentes que tuvieron lugar en Sevilla antes del estallido de la Guerra Civil. Cabe recordar igualmente que la Parroquia de San Gil Abad, y la Capilla propiedad de la Hermandad, había sido pasto de las llamas en la madrugada del 18 de julio de 1936.

Por aquel entonces en el citado templo, propiedad de la Universidad de Sevilla, radicaba la corporación de Los Estudiantes, cuyas reglas habían sido aprobadas apenas varios años antes (concretamente el 17 de septiembre de 1924). Ambas corporaciones estrechan lazos y La Macarena permanece en la céntrica parroquia durante seis años, regresando a la reconstruida iglesia de San Gil en la estación de penitencia de la Madrugada del Viernes Santo de 1942. Posteriormente, en 1974, la propia corporación de San Gil se refugiaría en el templo de la calle Laraña debido al inoportuno aguacero acaecido durante su estación de penitencia, aunque en dicha ocasión no confluyó con la Hermandad de Los Estudiantes puesto que en 1966 ésta ya se había trasladado hasta su actual sede, en la capilla de la Universidad.

Hoy, tres cuartos de siglo después del peculiar encuentro, ambas corporaciones celebran solemne Eucaristía para recordar una unión que aún persiste y es patente.

La Esperanza Macarena a su paso por el templo de la Anunciación, actual sede canónica de la Hermandad de El Valle, en la Madrugada de 2010.

Fuente: Youtube; usuario: danidi10o

Efecto agosto: hasta la Anunciación reduce su horario

José Antonio Martín Pereira | 2 de agosto de 2011 a las 8:55

Razón del almanaque de bordes desgastados que cuelga en paredes de terracitas y cocinas, se hizo la calma. Agosto es mes puente, dicho abarcando más de un sentido, y hasta la lectura diaria de las horas se descompone. Ocurre, se lo vine comentando durante el mes que ya es pasado, y como no podía ser de otro modo, en relación a la propia rutina de las distintas feligresías de la ciudad.

Así, tenga en cuenta que uno de los templos más carismáticos de cuantos posee Sevilla, el de la Anunciación, ha modificado su horario de apertura desde el día de ayer y hasta que septiembre haga acto de presencia. De este modo, la céntrica parroquia, sede corporativa de la Hermandad del Valle, solo atenderá al culto de diez de la mañana a una de la tarde, suprimiéndose igualmente las misas durante el presente mes. Se hará extraño pasar y toparse con las puertas cerradas.