Archivos para el tag ‘apostolado’

La Navidad está viva

José Antonio Martín Pereira | 23 de diciembre de 2016 a las 12:59

Corren días de vorágine mediática y consumista. Prácticamente podría decirse que la Navidad aterriza en nuestros salones con la llegada del mes de noviembre, la publicidad y los escaparates se encargan de recordarnos un adelanto tan inapropiado como recurrente, que con el paso de los años está calando en la manera de interpretar una festividad a la que ciertamente le sobran matices, y no necesita de añadidos secundarios.

Luego están los que quieren eliminar cualquier signo o elemento cristiano de la Fiesta, que viene a ser algo así como si a la persona que cumple años se le prepara una gran celebración cargada de adornos y repleta de mensajes pero se prohíbe tajantemente invitar al festejado. Curiosa manera de alterar los caminos que, por otra parte, responde a un guión repetido a lo largo de la Historia por las diferentes sociedades.

No obstante son precisamente estas circunstancias contrarias las que fortifican el período que viviremos intensamente durante estas fechas, porque la magia y los buenos deseos una y otra vez terminan imponiéndose. El abrazo de un ser querido, las felicitaciones desde la lejanía, la riqueza de la Palabra o los cientos de miles de voluntarios que dedican parte de su tiempo a aliviar la situación de otras personas siempre superan y siempre superarán los puntiagudos cercos que acechan la llegada del Mesías. En base a ello nos hallamos en posesión de afirmar que la Navidad está viva, muy viva.

Al hilo de esto último oía la otra tarde en un retiro de Adviento que para los cristianos es tiempo de gozo, de comprender qué necesita Dios de nosotros y cuánto podemos ofrecerle. En este sentido quizás en los pequeños detalles a nuestro alcance logremos acoger como merece la llegada del Salvador, ésa es sin lugar a dudas la mejor respuesta contra quienes ansían aniquilar su presencia ocultando símbolos y despreciando sus mensajes.

¡Feliz Navidad para todos!

La_adoración_de_los_pastores_(El_Greco)

La adoración de los pastores. El Greco (1612). Museo del Prado

Sin capirotes

José Antonio Martín Pereira | 29 de enero de 2016 a las 10:38

Resulta interesante lo que puede encerrar una fotografía si es tomada desde la virtud del que sabe. Así, cuando la vista se dirige casi por automatismo propio a esa leyenda que es anuncio y preludio de la cercanía del tiempo, el objetivo del buen profesional centra su encuadre en las verdaderas nazarenas anónimas de Sevilla, dos hermanas de la Congregación de la Cruz que caminan desde bien temprano a repartir lo que hacen a diario, bondad ilimitada.

Lo cierto es que así lleva sucediendo desde 1875, y no existiría capirote alguno recubierto de la mejor tela del mundo para cobijar tanta entrega a los demás. Dedicación silente, las Hermanas de la Cruz proclaman la humildad, renuncias y sacrificio para convivir cerca de Jesucristo crucificado y para atender a los más necesitados en todos y cada uno de los rincones de la ciudad. Qué Dios las guarde y proteja por siempre.

se_hacen_capirotesFoto: Antonio Sanchez Carrasco

Cita obligada este fin de semana

José Antonio Martín Pereira | 14 de noviembre de 2012 a las 22:39

La Muestra será inaugurada por Monseñor Juan José Asenjo Pelegrina, Arzobispo de Sevilla, a las 13.30 horas del sábado 17 de noviembre en compañía de otras autoridades y representantes de entidades participantes.

 

Con motivo de la celebración del Año de la Fe, el tradicional Encuentro Diocesano de Laicos se transformará en una serie de actividades dinámicas orientadas a mostrar los carismas, las acciones de solidaridad y la vida de las diversas realidades eclesiales sevillanas. Fin de semana, pues, intenso de la mano de la Muestra La Fe es Vida, cuya inspiración encontrará base en tres pilares: la Palabra de Dios, el Credo y el Catecismo de la Iglesia Católica

Así, el sábado 17 y el domingo 18 de noviembre, que se conmemora especialmente el Día de la Iglesia Diocesana, en la plaza de San Francisco se celebrará la Muestra: La Fe es Vida. De este modo se pretende mostrar a través del testimonio, la música y la exposición de las diversas realidades eclesiales, la vida y el trabajo que en el ámbito de la familia y la juventud, la acción social, la formación, la adoración, las peregrinaciones o el trabajo con los más necesitados, entre otros, realizan cientos de sevillanos y sevillanas.

Se dispondrán veinte stands instalados en la Plaza de San Francisco, así como en los diversos actos y exposiciones, en los que se estima participen cerca de cien instituciones eclesiales muy diversas, que reflejan una parte importante de la vida de la Iglesia de Sevilla a través de sus movimientos y asociaciones, la acción social de las hermandades, los colegios, instituciones eclesiales formativas…

La Muestra se abrirá a las 10.30 horas ambos días y permanecerá abierta hasta las 21.00 horas. En el escenario situado en la Plaza, de forma ininterrumpida ambos días desde las 12.00 horas hasta las 21.00 horas, se realizarán testimonios de fe acompañados con música. Eentre otros participarán: Escolanía de los Salesianos, Coro de Familias Contables, Coro de la Renovación Carismática, Coro Domingo Savio, coros rocieros, de colegios y parroquias, grupos musicales; y de Agrupaciones Musicales, como Santa Cecilia y Jesús de la Redención, o la Banda del Proyecto Fraternitas.

Nuevo curso: el Año de la Fe

José Antonio Martín Pereira | 18 de septiembre de 2012 a las 12:20

Quiero anunciar en esta Celebración Eucarística que he decidido convocar un «Año de la Fe» que ilustraré con una carta apostólica especial. Este Año de la Fe comenzará el 11 de octubre de 2012, en el 50º aniversario de la apertura del Concilio Vaticano II, y terminará el 24 de noviembre de 2013, solemnidad de Cristo Rey del Universo. Será un momento de gracia y de compromiso por una conversión a Dios cada vez más plena, para reforzar nuestra fe en Él y para anunciarlo con alegría al hombre de nuestro tiempo (Homilía de Benedicto XVI en la santa Misa para la nueva evangelización, 16 octubre 2011).

Con estas palabras, el Santo Padre convocaba a toda la Iglesia a movilizarse a favor de la gran empresa de la fe en nuestro tiempo, cosa que ni mucho menos está de más si dirigimos la óptica al heterogéneo jardín de flores y espinas que siembran las cofradías aquí en nuestra ciudad. A este respecto, monseñor Asenjo espera que el lema que los católicos tomaremos por bandera en escasos días sirva para «fortalecer nuestra fe, formarla mejor, conocer mejor sus contenidos, aquello que Dios nos ha revelado y la Iglesia nos enseña, a hacerla cada vez más viva y dinámica».

Conforme a estas premisas fundamentales, comienza el nuevo curso, o mejor dicho, las hermandades arrancan paulatinamente en sus actividades a la espera de lograr la máxima participación de fieles y hermanos. Caridad y formación sobre la palestra, pues el presente aprieta y el futuro abunda en preocupaciones, como ejes principales, por lo general, en un contexto gestado en base a los bretes para llegar a final de mes. Se presenta, de este modo, un año litúrgico complicado (aunque no más que los precedentes), al que como siempre las cofradías infundirán sus propios matices. Tiempo habrá para ir desgranando pormenores…

A tener en cuenta…

José Antonio Martín Pereira | 18 de febrero de 2012 a las 14:38

Un simple vistazo, de modo superficial, a cualquiera de los calendarios que recogen las actividades relacionadas con las Cofradías de Sevilla de cara a las próximas semanas, determina con suficiencia una idea: la Cuaresma queda cerca. Por ende, se antojaría innecesario quebrarse pensando en pos de identificar que henchida acabaría la agenda de uno u otro cofrade si pretendiera asistir a la cuarta parte de cuantos actos poblrarán las tardes de los fines de semana venideros. En este sentido, ni siquiera es cuestión de elegir, basta únicamente con no perder el norte, porque el rumbo señalado por la brújula que orienta las directrices católicas, no lo olvidemos, se dirige en tres direcciones: Formación, Caridad y Apostolado, y eso queramos o no, esté en nuestra mente o le demos la espalda, es y seguirá siendo irrefutable certeza.

Por consiguiente, actuando incluso con cierta meticulosidad, es posible afirmar que el valor de los majestuosos altares de culto con los que habitualmente deleitan la inmensa mayoría de los grupos de priostía, se desmorona inmediatamente que el observador fija sus límites en un único punto, sin atender más allá. Es parte de la eterna disyuntiva la cual, del mismo modo, tiene lugar ante cualquiera de los estrenos que ya retienen ilusiones a la espera de contemplar la luz en menos de un par de meses. Estos son, como otros tantos, dos bastos ejemplos con los que resumir aproximadamente la desacertada realidad a la que se aferra el orbe de las Cofradías.

Por fortuna, y como contraste, experiencias sobran a la hora de defender que la labor de las Hermandades emerge muy por encima de esa linde que tan pocos favores realiza al conjunto de la Iglesia. Tal vez sobre con cultivar el compromiso…

Futuro

José Antonio Martín Pereira | 9 de mayo de 2011 a las 11:25

La cuestión es que Semana Santa y Feria son ya historia. La ciudad irreversiblemente despertaba hoy acondicionando el molde de la rutina, quién sabe de qué forma y hasta cuándo. Existe un proverbio ruso el cual manifiesta abiertamente que «añorar el pasado es correr tras el viento», y no le falta razón. Por ello, deberíamos arropar la vuelta a la normalidad manteniendo alzada la Cruz de Guía de la Fe como impulso de comunión entre presente y futuro, dejando claro que ser cofrade no es parecerlo una semana, refrendándolo en el día a día cobijando las directrices bajo el estandarte de la Palabra.

Quizás la liturgia de Pascua esté brindando el sosiego del que la Cuaresma suele privar. Si se han fijado, la actualidad relacionada con el mundo de las cofradías de Sevilla brilla por su ausencia, desenmascarando la concepción a menudo esquivada que ratifica el sobrado gusto de los cofrades por complicar las cosas. Los amaneceres de mayo ralentizan tal aserto, revelando que es posible sellar hojas de calendario sin hacer tanto ruido, trabajando igualmente por las hermandades y sus diferentes acciones de caridad y apostolado, e intentando no descuidar un porvenir que instala constantemente nuevos basamentos.

Mayo es el mes de María, e igualmente pudiera ser el de la reflexión. Hacia dónde dirigimos la órbita semanasantera, y hacia dónde queremos hacerlo. Parte del futuro está en nuestras manos…