Archivos para el tag ‘barrio’

El Tiro de Línea

José Antonio Martín Pereira | 30 de septiembre de 2018 a las 8:41

Los barrios siempre dan lecciones de cofradías. Así, sea la época del año que sea, a la Virgen de las Mercedes nunca le faltan claveles, promesas y oraciones. Tantas como a su Hijo, el Cautivo, emblema al que todavía muchos recuerdan atravesando las extintas vías del tren camino de la Catedral de Sevilla, hoy devoción con mayúsculas que cada viernes se escenifica con especial presencia.

Pero cuando Septiembre se prepara para echar el cierre, la confluencia de sensaciones y emociones se desborda en este barrio de orígenes militares, el Tiro de Línea. Y de repente llega un día festivo, donde convergen el recuerdo que devuelve a los que ya no están, con los recién nacidos que vienen a ser presentados a la Santísima Virgen. Desde primera hora también escolares jaleosos forman filas agarrados de la mano, y se cruzan con antiguos vecinos que entre sus obligaciones, guardan tiempo para acudir a postrarse ante la imagen que les vio crecer. Avanza el día y crecen las flores, como inspiradas en la ilusión de aquellos mayores que ponen todo su ser para estar un año más junto a Ella. El día 24 es el más grande para el barrio del Tiro de Línea junto con el Lunes Santo, de otra forma no se entenderían estampas tan rotundas como estas.

Dn5CmuaXgAI1Phb

Dn5CnaGXcAAhjiiFotos: Hermandad de Sta. Genoveva

La esencia del Cerro

José Antonio Martín Pereira | 16 de septiembre de 2018 a las 10:45

Mi encuentro con el barrio del Cerro del Águila sucedió hace más de un lustro. Cursaba estudios de postgrado en la Universidad de Sevilla, y la casualidad me llevó a imbuirme en sus entrañas durante un buen puñado de días. Fueron varios meses de idas y venidas, entre sus calles, conviviendo con sus vecinos, con la realidad de sus comercios y asociaciones, y como no, apoyado en la sabiduría de Don Luis Montoto, erudito y persona de bien cuyos archivos personales contienen cada una de las etapas que han configurado la personalidad del barrio tal y como hoy la conocemos.

Ayer, y a pesar de que las inclemencias meteorológicas nos privaran de la procesión de la Virgen, comprendí todo lo que tiempo atrás investigué. Los recortes tintados en blanco y negro, las anécdotas e historias de su gente, el respeto y la comunión entre ellos, e incluso la que fuera conclusión de aquel Trabajo Fin de Máster, fueron fielmente descritas y representadas en el jubiloso ambiente que recorría las calles de este enclave otrora extrarradio de la ciudad. La lluvia se coló como invitada, pero ni así con su presencia logró desbancar la infranqueable vinculación de ese trocito de la ciudad con su Madre de los Dolores. Ahí descansa la esencia del Cerro.

Dolores_Cerro

Traslado matinal para el Cristo de las Tres Caídas

José Antonio Martín Pereira | 19 de enero de 2016 a las 10:44

En la jornada de ayer, lunes 18 de enero, la Hermandad de la Esperanza de Triana hacía público a través de su portal digital la decisión tomada en Cabildo de Oficiale de que el traslado del Santísimo Cristo de las Tres Caídas a la Real Parroquia de Señora Santa para presidir sus cultos tenga lugar el domingo 31 de enero, tras la Sagrada Eucaristía que tendrá lugar a las 11 de la mañana en la capilla de los Marineros.

Así mismo, queda expuesto que durante el traslado se procederá al rezo del Santo Vía Crucis, como es costumbre. El recorrido fijado para este año 2016 será: Pureza, Torrijos, Betis, Plaza del Altozano, San Jacinto, Rodrigo de Triana, Victoria, Pelay Correa y entrada en la Real Parroquia de Señora Santa Ana.

Se da la circunstancia de que habitualmente este traslado se hacía un lunes por la noche, por lo que su adelanto al domingo y en horario matinal hace intuir que el corazón de Triana registrará una importante afluencia de público en el que será el último día del presente mes.

232_cultos-cristo3Altar de Quinario en la Real Parroquia de Santa Ana (2015).
Foto: Hdad. Esperanza de Triana

Traslado Stmo. Cristo de las Tres Caídas a la Capilla de los Marineros (3 de marzo de 2014)

Fuente: Youtube; usuario: Hermandad Esperanza de Triana

La hermandad en el bolsillo

José Antonio Martín Pereira | 14 de octubre de 2015 a las 12:09

Desde sus orígenes y durante mucho tiempo las hermandades y cofradías echaron mano del tintero, el plumín y alguna persona con conocimientos de lectura y escritura, para redactar sus actas y rellenar sus libros.

Ahora el trabajo de secretaría encuentra múltiples vías para el contacto con los hermanos minimizando la distancia a golpe de ratón, fundamentalmente a través de las redes sociales, pero hay quien se atreve incluso a ir más lejos. Es el caso de la Hermandad de Los Dolores del Cerro, que en estos días anuncia un sistema de alertas vía WhatsApp, para mantener a sus hermanos al tanto de la actualidad informativa que concierne a la Hermandad.

Se trata de un sistema de comunicación completamente gratuito que «garantiza la total protección de los datos aportados de acuerdo con la normativa legal vigente». Para comenzar a recibir las notificaciones por WhatsApp el interesado sólo tiene que apuntar el número de teléfono 634 945 766 en su agenda de móvil y escribir un mensaje a través de dicho canal dejando constancia de su nombre y apellido. A continuación será inscrito en el servicio y comenzará a recibir automáticamente vía teléfono móvil todas las noticias que publique la Hermandad.

Para dar de baja el servicio, y dejar así de recibir los mensajes, basta con comunicarlo también a través de WhatsApp y según indican desde la corporación del Martes Santo se procederá a la mayor brevedad.

De este modo las hermandades, en este caso la mencionada de Los Dolores del barrio del Cerro del Águila, incorporan su presencia hasta el mismo bolsillo de sus hermanos, en un intento por facilitar la participación en los diversos actos y cultos que desarrollan durante el año y mejorando las actuales vías, que para este caso concreto incluyen canal de YouTube, suscripción automática a las actualizaciones de la Web corporativa, y perfiles oficiales en las redes sociales Facebook, Twitter e Instagram.hermandad del Cerro

El Cerro: realidad objetiva

José Antonio Martín Pereira | 3 de octubre de 2012 a las 14:38

La realidad objetiva es la realidad real, lo que existe verdaderamente, en contraposición con la realidad subjetiva, que es aquella apreciación que hace el sujeto sobre la realidad objetiva. Según Descartes, considerado como el padre de la geometría analítica y de la filosofía moderna, no todas las ideas tienen la misma realidad objetiva: las que se refieren a substancias tienen más realidad objetiva que las que se refieren a atributos; y, de las substancias, las que se refieren a las substancias espirituales poseen más realidad objetiva que las que se refieren a cosas materiales. Concluía afirmando que la idea con más realidad objetiva es la idea de Dios. Marx sin en cambio, atribuyó a la conciencia el reflejo subjetivo de la realidad objetiva. Pero, conciencia es percatarse, ¿y percatarse de qué? De todo lo que esta alrededor. Lo que esta alrededor y es palpable es objetivo.

Lo que no se escapa, y así lo advierten tanto la propia evolución de la Hermandad como la idiosincrasia del escenario urbano sobre el que se asienta, es la impronta que ejerce la Virgen de Los Dolores sobre sus vecinos. La Virgen es en El Cerro del Águila punto neurálgico donde confluyen los más firmes sentimientos de identidad, pieza central de un puzle que comenzara su gestación entre innumerables variables el siglo pasado, y que aún hoy reserva a todo aquel que muestre interés las puertas abiertas al corazón de sus entrañas. ¿El Cerro es Dolores, o Dolores es El Cerro? La pregunta queda abierta, en lo que objetividad y subjetividad se dan la mano…

Es la Estrella

José Antonio Martín Pereira | 18 de marzo de 2012 a las 11:21

De fondo tersos tañidos anuncian la caída de la tarde. Son las ocho, y las puertas de la capilla sita en el tramo peatonal de la emblemática calle San Jacinto son testigos de la muchedumbre. Generosa cola de fieles que practicamente alcanza el otro extremo del paseo. Desde el exterior se perciben tenues destellos y el sonido de clásicos acordes.

Ya en el interior del templo, un niño que porta medalla cuenta a su madre que acaba de darle las ‘buenas noches’ a la Virgen, mientras otros dos, de la mano de su abuela, reciben una pequeña estampa cada uno agradecida con gestos de admiración. Algunos devotos posan junto a la Dolorosa, y no faltan manos en alza intentando resolver el enigma de la fotografía perfecta. Una señora cuenta a otra que llegó de Canarias hace cincuenta años y que desde entonces nunca ha faltado a la cita con la Vecina de sus amores. El reguero sigue su curso, con parsimonia y sin detenimiento. Es la Estrella… en una tarde de Cuaresma.