Archivos para el tag ‘Basílica Menor’

La Basílica Menor de Triana celebra su primer aniversario

José Antonio Martín Pereira | 3 de junio de 2013 a las 12:25

La noticia fue anunciada a la Corporación trianera por el propio Arzobispo de Sevilla, Monseñor Asenjo Pelegrina, en el transcurso de la Función Principal de Instituto celebrada el 4 de marzo de 2012.
.

En el curso de la Solemne Funcion Principal del Quinario en honor y mayor gloria del Santísimo Cristo de la Expiración, celebrada en la mañana del 4 de marzo de 2012, segundo domingo de Cuaresma, el Excmo. y Rvdmo. Arzobispo de Sevilla, D. Juan José Asenjo Pelegrina, notificaba al por entonces Hermano Mayor de la Corporación del Viernes Santo trianero, D. José María Ruiz Romero, el Breve Apostólico por el que Su Santidad el Papa Benedicto XVI otorgaba al Templo dedicado a su bendita advocación el rango y dignidad de Basílica Menor. El decreto que instituyó la nueva Basílica Menor de Sevilla había sido firmado días antes, concretamente a fecha de 22 de febrero, sin embargo, menos de un día separó la costatación en la sede del Palacio Arzobispal y el comunicado oficial por parte del prelado. Con ello el templo del Cachorro, sito en la calle Castilla, pasaba a ser la cuarta Basílica de la ciudad, junto con las de la Esperanza Macarena (por bula de Pablo VI de fecha 12 de noviembre de 1966), Ntro. Padre Jesús del Gran Poder (bula de Juan Pablo II de 29 de diciembre de 1992) y María Auxiliadora (el 26 de octubre de 2008), y la primera del arrabal de Triana.

Un anhelo, entendido así en el seno de la hermandad trianera, que nació a feliz propuesta del recordado y admirado D. Francisco J. Ruiz Torrent, por entonces Teniente de Hermano Mayor, ocupando D. Francisco de Asís Osorno el cargo de Hermano Mayor (1998-2004), y actuando curiosamente el propio Ruiz Romero como Mayordomo. No obstante, en aquella ocasión la solicitud no cuajó y quedó desestimada por diversas causas entre las que figuraba, principalmente, la carencia de ciertas premisas logísticas necesarias para ello. Sin embargo, las primitivas intenciones no descansarían en su cometido y, de la mano del otro gran proyecto surgido a la misma vez, el retablo para el Santísimo Cristo de la Expiración, inaugurado felizmente el 3 de octubre de 2010, poco a poco las ilusiones irían colmándose de argumentos. Fruto de ese silencio hecho trabajo, el día 15 de diciembre de 1999 se logró la dedicación del templo, siguiendo la advocación del propio Cristo, hecho aún no interiorizado en la conciencia de muchos trianeros y trianeras.

Pasado el tiempo, y tras varias tentativas no oficiales en tal sentido (igualmente denegadas), se reactivaron los originarios planteamientos coincidiendo con la semana del Quinario en honor del Cachorro, entorno a un año antes de la consagración. En este sentido, el propio Arzobispo, acogiendo con gran satisfacción la solicitud, pidió se realizara un completo memorandum que acompañara a la reiterada instancia. Toda vez que fue elaborado y entregado el mismo, completando el trámite, sería propio prelado quien lo presentara en la comisión de la Conferencia Episcopal española, obteniendo esta vez sí el juicio favorable de parte de la citada institución. Por consiguiente, además de este visto bueno hubo de realizarse el envío de un opúsculo entorno al templo, así como de un álbum fotográfico en el que se detallaban la forma y disposición interior y exterior del susodicho, insistiendo particularmente en la disposición del presbiterio, la fuente bautismal, el lugar de reserva de la eucaristía y de los confesionarios.

En estos términos, poco más tarde la documentación sería remitida al prefecto de la Congregación para el Culto Divino, el Excmo. y Rvdmo. Cardenal D. Antonio Cañizares Llovera, el cual tras el oportuno análisis concedió su aprobación a tal causa. La Congregación para el Culto Divino es aquella que se ocupa de todo lo que concierne a la Sede Apostólica entorno a la promoción y la reglamentación de la Liturgia y, en primer lugar, de los Sacramentos. Además, es la encargada de promover la acción pastoral litúrgica en lo relativo a la preparación y la celebración de la Eucaristía, de los otros Sacramentos y de los sacramentales, así como la celebración del domingo y de las otras fiestas del año litúrgico y la Liturgia de las Horas. En este sentido, sin lugar a dudas las gestiones del prelado hispalense fueron fundamentales para que la mencionada congregación aprobara la certificación, en virtud a las normas vigentes para la declaración del título de basílica menor recogidas en el Basilicae Minoris, de fecha 9 de noviembre de 1989. En última instancia, la proposición fue autorizada por Su Santidad el Papa Benedicto XVI, quién firmó el Breve Apostólico que llenaba de orgullo y alegría a la señera Corporación de la calle Castilla tal día como hoy hace justamente un año. A este respecto Fernando Briones, actual Teniente Hermano Mayor, declaraba por aquel entonces que «la Hermandad ha aprovechado el momento institucional histórico, labrado en el tiempo y muy consolidado a día de hoy».

Esta imagen permanece aún imborrable en la retina de quienes fuimos testigos de tan gloriosa jornada…

Foto: Hermandad del Cachorro

El Cachorro ya espera

José Antonio Martín Pereira | 27 de marzo de 2012 a las 10:17

Desde anoche las Imágenes Titulares de la Hermandad del Cachorro ya descansan sobre sus respectivos altares itinerantes. Tras un fin de semana intenso consagrado a la devoción a la Santísima Virgen del Patrocinio, los muros de la recién proclamada Basílica Menor  (qué bien suena) han amanecido como testigos de excepción, envueltos en la sobrecogedora delicadeza que emerge de la confrontación de dos de los más significativos retablos móviles de cuantos posee la Semana Santa sevillana.

A partir de ahora un ejército de anónimos servidores terminará por mudar la piel de la Hermandad, tal y como llevan meses descubriendo, hasta que se obre el milagro y ésta, consumando el rito que jamás nadie acertará a describir, otorgue su beneplácito a la tarde del Viernes Santo entre oscuros capirotes y albas capas.

De nuevo renace el sabor de las vísperas que aún mantiene la esencia del incontable reguero de almas que desde los orígenes de la cofradía entregaron su aliento a la Expiración de Cristo según el barrio de Triana. Y en estas, recordando las palabras del centurión romano que según el Evangelio de Marcos acompañara al Redentor en sus últimos momentos de vida, nos atrevemos a decir que «Verdaderamente, este hombre era Hijo de Dios» (Mc 15,39).

El templo del Cachorro, Basílica Menor

José Antonio Martín Pereira | 4 de marzo de 2012 a las 17:51

En el curso de la Solemne Funcion Principal del Quinario en honor y mayor gloria del Santísimo Cristo de la Expiración, celebrada en la mañana de hoy, segundo domingo de Cuaresma, el Excmo. y Rvdmo. Sr. Arzobispo de Sevilla, D. Juan José Asenjo Pelegrina, ha notificado al Sr. Hermano Mayor de la corporación del Viernes Santo trianero, D. José María Ruiz Romero, el Scriptum por el que S. S. el Papa Benedicto XVI otorga al Templo dedicado a su bendita advocación el rango y dignidad de Basílica Menor. Tan extraordinaria noticia, muy esperada, ha llenado de gozo a todos los miembros de la Hermandad.

Foto: Francisco Palanco

El Detalle

Los privilegios ligados a la situación de la basílica, que se confiere por un Breve Apostólico, incluyen una determinada precedencia respecto de otras iglesias, el derecho a utilizar el canópeo (un dosel parecido a un paraguas, también llamado umbráculo, ombrellino, papilio, siniquio, etc.) y una campana llamada tintinábulo, que son utilizadas juntas en procesión a la cabeza del clero en actos oficiales, y la cappa magna, que es usada por los cánones o los miembros seculares del capítulo al asistir al Oficio Divino.