Archivos para el tag ‘Basílica’

La fuerza de lo efímero

José Antonio Martín Pereira | 3 de abril de 2017 a las 10:54

El tiempo pasa, Ella permanece. No existe mejor definición que describa el milagro que cada año nos regala la primavera. La Macarena ya aguarda una nueva luna llena en su paso, señal inequívoca del inexorable transitar del tiempo, preludio inigualable de la fuerza que es capaz de despertar lo efímero, como si todo el año lo pasáramos esperándola. El ciclo, una vez más, se ha consumado en el desvanecer lento que ofrece el epílogo de la Cuaresma para alcanzar la conclusión, el teorema indescifrable que es Ella. Con la Esperanza en su altar de calle por encima de la belleza lo que brota de nuevo es la luz de la Palabra, en lo que se deduce como una invitación clara, concisa y directa para que mantengamos viva la llama de la fe.

macarena_paso

Foto: Hdad. de la Macarena. Álvaro Heras

La seguridad, de nuevo a escena

José Antonio Martín Pereira | 13 de septiembre de 2016 a las 13:45

La noticia colapsaba las redes sociales en la tarde noche de ayer, hasta el punto de situar el hashtag #GranPoder como uno de los diez más utilizados en la popular red social Twitter. Los hechos ocurrían durante el transcurso de la habitual misa de 20.30 horas, cuando un individuo accedía a la capilla del Sagrario para prender fuego al paño de la mesa de altar. Un susto que no llegó a más por la rápida intervención de feligreses y del propio personal de la corporación. Posteriormente la Hermandad confirmaba que el fuego originado había destruido en su totalidad el paño de altar, afectando mínimamente a la mesa sobre la que se disponía el mismo. Además, daba cuenta que el autor de los hechos fue identificado y detenido por miembros de la Policía Nacional.

No obstante, y a pesar de que lo acontecido no llegó más lejos, la protección y salvaguarda de los bienes que atesoran las cofradías y los templos vuelve hoy copar un protagonismo que sólo renace cuando se dan circunstancias de esta índole. Por desgracia en Sevilla los robos y saqueos a hermandades e iglesias se producen con relativa asiduidad, si bien muchas veces por la cuantía de lo sustraído ni siquiera son recogidos por los distintos medios. La cuestión de fondo pasa por la ausencia de medidas de seguridad con las que cuentan la mayoría de casas de hermandad, templos o almacenes donde se guardan enseres, lo que dispara el ambiente propicio para los amantes de lo ajeno. Si a ello le añadimos la vulnerabilidad en cuanto a acciones como la acaecida en la jornada de ayer, se advierte un panorama de intranquilidad moderada que exige de un consenso común.

La tesitura sin embargo es complicada, ya que en la inmensa mayoría de las veces la economía priva de acceder a medios de conservación más acordes al valor patrimonial y sentimental que atesoran la Iglesia y sus distintas entidades, en este caso las cofradías. Lo que parece evidente es que la preservación del patrimonio se alza como uno de los principales desvelos en el seno de las cofradías. Conservar y mantener el que existe y mejorar o enriquecer de cara al futuro son siempre objetivos prioritarios de cualquier junta de gobierno. En este sentido no cabe duda toca seguir ideando, queda mucho por hacer.

capilla sacramental gran poder

Foto: Capilla Sacramental. Hermandad del Gran Poder

Impulsos

José Antonio Martín Pereira | 9 de agosto de 2016 a las 11:55

Es posible que suene a tópico, o puede que ni siquiera suene a nada porque agosto ya se sabe difumina cualquier atisbo de mensaje entre la parsimoniosa realidad de sus días. La cuestión, el fondo que es lo verdaderamente trascendental, es lo que no cambia. En un día cualquiera, y en cualquiera de los intervalos señalados por las manecillas del reloj, el trasiego al contacto con la frescura del mármol es constante. Fieles y curiosos declaran constantemente sus intenciones en dirección a Aquel de semblante familiar que siempre acoge, cual viejo doctor de toda la vida para el que palabra descanso no existe. La fe en ocasiones necesita impulsos, contacto directo, y ahí el Gran Poder se eleva como la traducción perfecta de la fórmula.

basilica Gran poder

Al encuentro

José Antonio Martín Pereira | 21 de febrero de 2016 a las 12:11

Con las señales horarias de las cinco las dos portentosas hojas de acero se separan, y la tibia luz camuflada entre el grisáceo toma el control de un territorio sin fronteras el cual irá abandonando paulatinamente a medida que trascurso del segundero traiga la noche. En una tarde cualquiera de uno de los días que preceden a la mañana en la que en el espejo interior que todos portamos se asomará para reflejarse el gozo, el gentío avanza al encuentro directo con la Flor que no necesita primaveras. La Esperanza, en Sevilla, es una bocanada de aire fresco capaz de remover los estigmas de la conciencia más severa.

interior_basílica_macarena

La primera llamada

José Antonio Martín Pereira | 1 de enero de 2015 a las 12:04

La Basílica, que es la casa de Dios, se llenará de hermanos y devotos venciendo a la pereza y resaca propias del primer día del año. Y así será durante el resto de jornadas previas a la Epifanía, porque el Dios de rostro sevillano emite su primera llamada y la tradición marcada por la fe de su pueblo responderá sin distinciones.

El Quinario del Señor es en sí mismo un bien espiritual, en el cual la Epifanía se identifica con la Salvación y la Palabra con el camino. Es, además, el un desafío directo a aquellos horizontes a los que únicamente les basta con escenificaciones superfluas fundamentadas en una intensa Semana que acontecerá allá por el mes de abril. La cruz de guía que echa pie a tierra hoy solo sigue el camino de la liturgia, acercando nuestro espíritu a la Bondad y Misericordia de Aquel que en Sevilla sirve como termómetro perfecto a la hora de medir la temperatura interior con la que los fieles se acercan a Dios. Génesis del sevillano credo, Señor del Gran Poder.

quinario gran poder

Cachorro…

José Antonio Martín Pereira | 10 de octubre de 2013 a las 12:55

Sombra que abraza al candor de los sueños por hacer. Ternura traspasada. Contemplación alentadora. Suspiro de aroma. Hoja que detiene la brisa en otoño. Pátina de fogosa primavera. Manantial agudo de fe. Mansedumbre infinita. Emoción perpetua. Pena desterrada. Apego de identidad. Armonía en el tiempo. Resplandor de vida eterna. Imperio de salud. Blanco sobre grises. Cachorro…

Cachorro de Triana

Foto: La Morada

Estampas del Vía Crucis

José Antonio Martín Pereira | 15 de febrero de 2013 a las 12:13

Los malos augurios hacen presagiar que el domingo la cita quedará empañada, irremediablemente, por aquella que tiene por costumbre aparecer cuando menos se la invoca. La lluvia, a la espera de que los pronósticos confirmen la desgraciada tendencia, modificará todo lo previsto, pero no podrá privarnos de insólitas estampas como la presente.

Reluce desde el altar mayor de la Basílica de Triana la Madre del Cachorro, acomodando el cúmulo de nimiedades, dosis perfecta de sensaciones que embelesará cuando el sol de Domingo de Ramos desfile por las azoteas de la ciudad. Ha emergido la primera flor de nieve, abriendo paso a la Cruz de Guía que transita inapelable en las mañanas de Cuaresma. Entretanto, la luz dorada, apoderada de las tardes, imagina una primavera que aún acicala de singular invierno. Se precibe la veleidad, dádiva de una Sevilla que aveza sus muros al servicio de centenares de convocatorias formativas.

Escudriñemos, por tanto, la búsqueda de signos, entendiendo que la mejor forma de mitigar la calma es aquella que revierte el valor de las pequeñeces. El anhelo, más pronto que tarde, acompasará el tradicional resurgir de la divinidad eterna.

Cofradías y política: una mala sintonía

José Antonio Martín Pereira | 3 de febrero de 2012 a las 12:46

La transición entre enero y febrero ha venido inmersa en polémica, y es que la experiencia habla por sí misma y ya se sabe, cuando la política interfiere en el apartado reservado a  las cofradías, o viceversa, el producto suele adquirir proporciones desagradables, principalmente si se tiene en cuenta a estas últimas.

En este sentido, a mediados de la presente semana se hacía pública la visita el pasado domingo 29 de enero, de Francisco Camps, ex-presidente del gobierno valenciano, recientemente exculpado del famoso proceso judicial por los trajes, a la Basílica de La Macarena. Camps, que es hermano de la cofradía, fue recibido por el hermano mayor de la corporación de la Madrugá sevillana, Manuel García, además de por el secretario general del PP andaluz, Javier Arenas, el Alcalde de Sevilla, Juan Ignacio Zoido, y otras personalidades del mismo grupo político.

De igual modo, el mundo de las cofradías de Sevilla, y la hermandad de Santa Genoveva en particular, se ha visto salpicado en los últimos días por la desapacible inclusión política relativa al cambio de rótulo que en breve se aplicará sobre la calle Pilar Bardem (otrora General Merry), la cual pasará a denominarse Nuestra Señora de las Mercedes. Así quedó aprobado por parte de la junta del Distrito Sur el pasado martes, con 13 votos favorables (del PP y de cinco entidades), tres contrarios (IU y dos entidades) y cuatro abstenciones (el PSOE y tres entidades), no sin antes haber generado una enorme controversia, cagada de desafortunados dimes y diretes que poco o nada han contribuido a mejorar la imagen que los cofrades tenemos para el resto de la ciudadanía.

Quizás en base a lo anterior, no estaría de más hacer entre todos un ejercicio de reflexión, precisamente porque las hermandades no son entes independientes a la sociedad, con lo cual conviene guardar posicionamientos de excesiva evidencia. Prueba de ello se halla en la desaprobación popular ha tenido lugar en las propias Redes Sociales, auténticos pulsómetros de la actualidad, en las que un simple vistazo utilizando el buscador sirve como botón de muestra.

Un cartel singular

José Antonio Martín Pereira | 22 de febrero de 2011 a las 17:36

A la vista del revuelo, motivado por la ausencia de novedosos matices, con el que la crítica cofrade sevillana acoge últimamente a la inmensa mayoría de los carteles de Semana Santa (mi opinión me la reservo), démosle la responsabilidad a los niños. Evidentemente una afirmación de ese carácter, descontextualizada, implicaría que más de uno (y de dos) se llevara las manos a la cabeza en señal de aguda sorpresa, cosa que, tengan ustedes en cuenta, es posible suceda a tenor del cartel anunciador del Pregón de los Armaos 2011, presentado en la noche de ayer en la casa hermandad de La Macarena.

Un cartel singular por la sencilla razón de que ha sido realizado por una niña, elegida entre otros tantos que acudieron a la convocatoria presentada el pasado mes de diciembre. Deferencia curiosa utilizada como estímulo para acercar a los más pequeños a su Hermandad, desde una óptica distinta a la acostumbrada, que seguramente no tenga continuidad en los mismos términos (ojala se repitiera) pero que ya, como mínimo, ha servido para sentar precedente. Del mismo podrá decirse que es mejor o peor, pero que nadie olvide la ilusión con la que fueron confeccionados éste, por resultar el elegido, y la totalidad de los presentados, seguramente libres de obligaciones y gratitudes.

Por esa particularidad tal vez, antes de ceñirnos a la estricta formalidad con la que a menudo conjugamos las valoraciones dentro de la compleja esfera en la que se desarrollan las Cofradías, convendría alabar la oportunidad brindada a los verdaderos protagonistas del Reino de Dios («Dejad que los niños se acerquen a mí»). No ignoremos el presente, más si cabe teniendo en cuenta la desafiante corriente laicista con la que nos hemos visto forzados a convivir, porque la cosecha irá meticulosamente ligada a la siembra.

Para terminar, recordarles que la XVI Edición del Pregón de los Armaos tendrá lugar el día 12 de marzo, a las 21 horas, en la Basílica de Santa María de la Esperanza Macarena, corriendo a cargo del periodista Juan Miguel Vega Leal.


cartelarmaos2011