Archivos para el tag ‘besapié’

Cercanía

José Antonio Martín Pereira | 2 de abril de 2019 a las 10:08

Uno de los rasgos distintivos de cada Cuaresma tiene que ver con la cercanía entre las sagradas imágenes y sus fieles devotos. Es durante estos días cuando los cultos y actos que celebran las hermandades se multiplican, y entre ellos los solemnes besamanos y besapiés, que inundan la agenda de los fines de semana que ocupa este tiempo.

Es posible afirmar que sin la popularización de este acto de piedad (que no litúrgico ya que no proviene de los ritos de la Iglesia, sino de la iniciativa de los fieles), cuyo origen parece situarse en el que celebró la Esperanza Macarena, el 18 de diciembre de 1925, probablemente la Semana Santa ni las hermandades de hoy no serían tal y como las conocemos.

Ahí, en el contacto directo entre la imagen y el devoto, se produce una de las mayores muestras de emoción y oración, de transmisión de los valores espirituales y de reconocimiento de una primavera que se espolea y regocija entre el indescifrable acervo de menudencias que la componen.

besamanos_valle

La intensidad

José Antonio Martín Pereira | 18 de marzo de 2015 a las 12:53

La paradoja es evidente: tardes crecen mientras la espera acorta su distancia. La Cuaresma vive su momento de intensidad, y ésta es refrendada en la vorágine que se respira en las casas de hermandad y entre los equipos de priostía. En el centro de la ciudad el trazado artificial ya se eleva en buena parte, y la rampla del Salvador sirve de aliciente a propios y curiosos. La primavera arribará este viernes, concretamente a eso de las 23:45 horas, sin embargo ya ha descargado los primeros síntomas de su equipaje. A la espera de uno de los fines de semana más intensos del calendario cofradiero, el acervo de estampas y experiencias sigue in crescendo.

San Bernardo Cristo

La Cuaresma es gentío

José Antonio Martín Pereira | 9 de marzo de 2015 a las 11:35

El gentío colapsa la entrada a los templos. La espera lentamente se desvanece, dejando entrever un anuncio que en sí es una aproximación de caminos que confluirán en apenas tres semanas. Cosa distinta es el sentido de las acciones, tan alejado en ocasiones del que verdaderamente expresan las hermandades del siglo XXI sobre la sociedad en la que se desarrollan. Los templos rebosan vida, pero ésta se manifiesta estéril en las muestras de escaso o nulo respeto sobre el Santísimo Sacramento, o cada vez que por megafonía alguien de la corporación recuerda que en los lugares de culto hay que guardar silencio y compostura. Quedarse sólo con estar y ver, aunque sea ver mucho, significa no haber entendido nada de la liturgia presente. De este modo podría decirse que no todos los caminos aunque conduzcan al mismo sitio son idóneos, por mucho que intentemos mirar hacia otro lado ahí se halla uno de los verdaderos talones de aquiles de las cofradías sevillanas. Sobran pruebas…

Besapié Aguas

Cinco minutos

José Antonio Martín Pereira | 26 de febrero de 2015 a las 11:41

Lleva tatuada la agenda de cultos de la semana. Admira retablos de cera como si de éstos nacieran los amaneceres. Se jacta de su habilidad para recorrer cada besapié o besamano con su cámara de fotos bajo el brazo. Suma varios meses viendo vídeos, y expone públicamente a diario la cuenta atrás hacia el Domingo de Palmas. Seguro que no han quedado inadvertidos en su conciencia los últimos movimientos en cuanto a la configuración de horarios e itinerarios. Conoce cada particularidad o nuevo estreno. Repasa cada día las marchas y sones más característicos. Devora letras moradas. Se cataloga incluso como buen cofrade, porque no pierde detalle de una Cuaresma que avanza sin demora. ¿Pero ha dedicado cinco minutos a Dios? Es posible que en esa corta delimitación del minutero se hallen multitud de respuestas.

La Cuaresma es, no cabe duda, tiempo de reencuentro con Dios en esa búsqueda de equilibrio cristiano en tantas ocasiones necesitada. Aún falta camino por recorrer, y por tanto oportunidad latente. Tal vez cinco minutos al día superen con creces los cánones presentes del cofrade capillita. Es cuestión de probar…

En la previa…

José Antonio Martín Pereira | 16 de febrero de 2015 a las 12:37

Sábado 14 de febrero, 15:40 horas. En la plaza de Molviedro, antigua mancebía de Sevilla, un doble cortinón oscuro protege la intimidad de una capilla desprovista de fieles. En el interior, Cristo Despojado de sus Vestiduras realza sobre el marco concebido para la ocasión. La calidez nada tiene que ver con el plomizo cielo que a esa altura de la tarde cobijaba a la ciudad. La estampa luce por sí sola, como anuncio de una previa que será real en apenas dos noches.

Jesus despojado Sevilla

La llave maestra

José Antonio Martín Pereira | 17 de febrero de 2014 a las 12:24

El tiempo ordinario es la llave maestra del enigma con el que Dios se acerca sin vestimenta ociosa, solo a través de la Palabra. Y lo es incluso por encima de aquello que creemos descifrar por nosotros mismos, o más allá de lo que nos puedan intentar dilucidar. La espera es armonía sobre la que descansa el ajetreo, es mar en calma de domingo que refleja en la inspiración con la que el sepia trasluce aquello que pretendemos experimentar pero aún guarnece. A veces sin buscarlo lo encontramos, y es entonces cuando las respuestas brindan por sí solas la senda verdadera.

Jesus Despojado

Foto: cortesía de EscribirEnAlbero

 

No era tan difícil

José Antonio Martín Pereira | 7 de febrero de 2013 a las 11:47

Sí, que no era tan difícil. Que nos lo habían puesto como vulgarmente se diría, a huevo. La Archidiócesis, las hermandades y los cofrades sevillanos en general, habríamos dado con la tecla de la coherencia si el domingo 17, que ya asoma entre bastidores, llegara como jornada de puertas abiertas, de templos inundados de fieles en la veneración de los principales iconos devocionales de la ciudad. Utopía, lejana utopía que definitivamente no contemplaremos, salvo capricho del cielo.

Ya puestos, saborearemos la previa como torrija bañada en miel de Viernes de Dolores, porque será entonces, sin acotaciones, cuando se nos permita equiparar intenciones e ilusiones a las de los privilegiados que, llegado el día del acto central, disfrutarán en privado de aquello que entre todos les estamos organizando.

En estas, la junta de gobierno de la Archicofradía de Pasión hacía público en la jornada de ayer miércoles 6 de febrero, que el Señor estará expuesto en solemne y devoto besapié de carácter extraordinario los próximos días 13 (Miércoles de Ceniza) y 14 del presente mes de febrero. Asimismo, la subida al paso será el viernes, 15 de febrero, a partir de las ocho y media de la noche, tras la misa, que se iniciará a las ocho de la noche. El lunes 18 de febrero, también a las ocho y media de la noche, tras la misa que se iniciará media hora antes, de forma pública se trasladará el Señor de Pasión a su altar de cultos desde el paso, tras su participación en el Vía Crucis del Año de la Fe.

Cabe pensar que igual hubiera sido más fácil plasmar huella de fe de Sevilla al mundo. Bastaba simplemente usar la lógica, y sentar las bases acorde al tiempo que nos ha tocado vivir.

En la previa

José Antonio Martín Pereira | 25 de marzo de 2012 a las 23:45

Pregón y elecciones andaluzas aparte, el Domingo de Pasión exhala su último aliento entre el frescor propio de las noches de marzo. Se marchan pues los bisoños compases de la previa, reseña fiel de la intensidad con la que las vísperas retoman el contacto con la imperecederamente compleja ciudad de los dos semblantes. No es novedad ratificar, toda vez que la noche ha tomado el mando de las emociones, que los templos desde primera hora de la mañana desbordaban existencia de fieles y curiosos, en correspondencia a uno de los días señalados en la particular liturgia del calendario cofrade (que no católico) sevillano. Asimismo, no faltaron las clásicas manifestaciones de desconcierto de aquellos que seguramente hoy habrán pisado por primera vez en lo que va de Cuaresma, y tal vez de año, un lugar de culto y oración, expuestas en las numerosas faltas de respeto, tradición también acorde a una jornada siempre masiva.

A partir de ahora pide la venia el calendario de las horas, porque ya se cuentan…

Quinto domingo, de Patrocinio

José Antonio Martín Pereira | 10 de abril de 2011 a las 15:40

Al Quinto domingo se le condecora como «de Pasión», que rima con Pregón, ilusión o devoción. Devoción la particular de cada uno, para un servidor Patrocinio. Patrocinio “Señorita” de Triana, Virgen exenta de lágrimas que es refugio de sus hermanos, azucena imperecedera, rosa de los vientos, crepúsculo primaveral, delicado paño de pureza, soleá y seguirilla… Madre del Cachorro. Despertar de Viernes Santo integrado aún como preludio al mayestático cerco que acordona al deleite. Llegará cuando Ella así lo quiera.

Por su parte, Abril mantiene su propio curso. Ajeno a las transmutaciones que estilizan a la Giralda, simultanea observaciones hacia uno y otro margen del río. Rumores musitan que anda acordando con Azores la prolongación de la tregua, aspirando a ser recordado entre los anales de la memoria viva de su musa. Sol abrumador, cielo azul Carretería, la Esperanza en su altar de calle, en San Lorenzo el que Todo lo puede, y repartidos por la eterna Híspalis un nutrido cupo de besamanos y besapiés: La Sed, Buen Fin, Montserrat, Redención, Cristo de Burgos, Santo Entierro, San Isidoro, Carmen Doloroso, Las Penas de San Vicente, El Museo, La Amargura, La Resurrección, Sagrada Mortaja, Santa Marta, Sagrada Cena, Los Estudiantes, La Lanzada y Los Javieres.

Hoy solo restan siete auroras…

2011bmpatrocinio2

Foto: RV

Cuarto domingo

José Antonio Martín Pereira | 3 de abril de 2011 a las 12:09

Abrileño y remangado. El cuarto domingo viene precedido de una nueva hoja de almanaque simplificada en cinco letras: Valle. Cinco también las lágrimas, cientos los besos envolviendo gastada mano. Reducto de sobriedad eternizado por la Sevilla academicista. Voluminosa nube de incienso difuminando el camino abierto al encuentro de lo añejo. Marzo desapareció autorizando brotes de magnificencia rosácea entre el atrevido centelleo de una plata codiciosa por reflejar las últimas luces del Jueves Santo. La tristeza permuta sus dominios, se impone la serenidad.

Mientras tanto, la ciudad que espera moderadamente intranquila culmina las hechuras de su nuevo ropaje. Función Principal en honor de las dos Esperanzas y pluralidad de actos y cultos en diferentes rincones: Cena, Paz, Estrella, Gitanos, Siete Palabras, Montserrat, Baratillo, Santo Entierro, Hiniesta, Resurrección y San Bernardo. Si los tres primeros fueron intensos, el cuarto domingo cuaresmal emerge como preámbulo anticipado a unas puertas listas para despachar albos capirotes a media tarde. Restan dos semanas.

http://blogs.grupojoly.com/munidor/

Foto: MM