Archivos para el tag ‘Buena Muerte’

Arahal, el inconfundible estilo

José Antonio Martín Pereira | 31 de marzo de 2017 a las 10:20

A la mente me vienen esas tardes de fútbol, en las que el bueno de Pepe Domingo Castaño, icono de la comunicación radiofónica española, arranca como sólo él sabe hacer con eso de “… el de siempre, el clásico, el único, el veterano…”, con un arrebato capaz de vaciar de golpe la siesta de los domingos. Largas horas desde el transistor a la radio del coche, en el trabajo o en el sofá de casa, que bien podrían extrapolarse al mundo de las marchas de Semana Santa, universo de variables del que sobresalen algunos emblemas por lo que aún hoy significan, y por la extraordinaria trayectoria que guardan a sus espaldas.

En estas, si hablamos de referentes en lo que a música procesional respecta debemos hacerlo, entre otras, de la Agrupación Santa María Magdalena de Arahal, una de las formaciones musicales más antiguas del país (nacida a finales de 1963) y madre de un estilo propio, el asociado al término agrupación que acuñara su entrañable y recordado director Manuel Rodríguez Ruíz. Por ello, y por como décadas después siguen sonando, referirse a Arahal implica colocar los mismos adjetivos expuestos anteriormente, y así afirmar que es la de siempre, la clásica, única y veterana que cada Domingo de Ramos nos invita a encontrarnos con la niñez, con esa Semana Santa que sigue ahí, en el recuerdo, y renace y perdura gracias a ellos.

Otrora acompañando a hermandades como la Exaltación, el Buen Fin, San Benito, Montesión, la Redención o San Bernardo, hoy existe una corriente que cobra fuerzas por momentos implorando su regreso a otras jornadas de la Semana Grande, ya que se queda corto oírles (¡y qué bien suenan!) únicamente tras los pasos del Cristo de la Buena Muerte de la hermandad de la Hiniesta. Las comparaciones son odiosas, sin embargo aportan una visión de conjunto que la realidad por asumida a veces distorsiona.

Corría el año 1988, el Cristo de la Salud de San Bernardo llegaba a la plaza de la Campana luciendo parte de su rico patrimonio musical, sin estridencias, al modo tradicional que nunca debió descuidar. Ojalá el futuro, más temprano que tarde, devuelva momentos como éste.

 Fuente del vídeo: Youtube. Canal: Porteño del Sur

*Nota: para degustar también los comentarios del gran periodista sevillano 
(y pregonero de la Semana Santa) don José Luis Garrido Bustamante. Nada que ver con algunas 
de las pastelosas retransmisiones de ahora.

Santa Maria Magdalena Arahal


Foto: Archivo Twitter Agrupación Musical Sta. Mª. Magdalena

La Hiniesta decidirá la restauración de sus titulares

José Antonio Martín Pereira | 10 de abril de 2013 a las 11:54

El pasado lunes, la imagen del Cristo de la Buena Muerte, fue sometida al estudio radiológico previsto según lo acordado en el Cabildo General Extraordinario convocado para tal fin el pasado 25 de octubre de 2012. Dichas pruebas, que se enmarcan en el proceso de diagnóstico de las imágenes titulares de la Corporación del Domingo de Ramos, se realizaron en el Hospital Infanta Luisa de Sevilla.

Por consiguiente, la Hermandad con sede en San Julián informa que los resultados de estas pruebas, junto con las que ya se realizaron a las imágenes de María Santísima de la Hiniesta Dolorosa y Gloriosa, serán expuestos para conocimiento de todos los hermanos en el Cabildo General Extraordinario que celebrará el miércoles 24 de abril de 2013, en el salón principal de la planta baja de su Casa de Hermandad, sita en la plaza de San Julián 2 y 4. Así mismo, se aprobará, si procede, el calendario de las intervenciones sobre las imágenes del Santísimo Cristo de la Buena Muerte y María Santísima de la Hiniesta Dolorosa y Gloriosa Coronada, que sería llevado a cabo por el restaurador Pedro Manzano Bazán.

Foto: Hermandad de La Hiniesta

San Julián, el reencuentro

José Antonio Martín Pereira | 27 de enero de 2013 a las 12:01

El reencuentro con la que ya asoma pero aún esconde matices. Ni siquiera la tarde se vistió de enero, generosa en dádivas como exhibiendo otras telas. Recogimiento y muchedumbre, apresados en la solemnidad propia de un itinerario de otra época. En el interior del Monasterio de Santa Paula, el culmen. Nuevamente la Buena Muerte de Cristo, de San Julián por Sevilla.

El destino

José Antonio Martín Pereira | 10 de mayo de 2011 a las 18:13

Con la que nos está cayendo, en la España donde el cuatro roza el cinco en las cuentas de los millones a los que se les recibe con un portazo acompañado del irreal «ya le llamaremos» sangrante a más no poder, la ventura prorroga el escabullir de beneficencias cuando el caramelo vislumbra ser recibido.

Me contaba que a veces siente ganas de arrojar la toalla, aunque su ímpetu personal y la presencia de quienes le rodean mantienen una coraza que actúa a prueba de decepciones. Le comentaron que ésa podría tornarse en la opción que liberara sus capacidades profesionales, pero el tiempo ha venido asentando fariseas palmadas en la espalda hasta descubrirle una realidad similar a la conocida meses atrás. Sarcásticamente sonríe ahora que son días en los que falsedades políticas afloran a cada esquina, a él ya le agotaron el beneplácito concedido a la paciencia. Y aún así existen, los mismos que consintieron y propulsaron la Andalucía de los EREs, quienes manifiestan la desfachatez de requerir un voto que decidido está no dejará sumir por esos derroteros.

Hoy le noté apesadumbrado. Tirando de valentía para contarme el problema que limita sus horas de sueño, fue dándome detalles de su situación hasta detenerse en una particularidad. Casi costaba creer su relato cuando puntualizaba lo acontecido en esta mañana, le tuvieron aguardando casi dos horas para finalmente pasar por alto su presencia. Solo acudió a pedir que no jugaran con sus inquietudes, algo que a la vista de los hechos parece estar reñido con el poder. No obstante, el destino había decidido regalarle el último aliento. A un puñado de kilómetros de la capilla universitaria, en una ubicación indigna para tan preciado objeto, descansa un cuadro de considerables proporciones con el rostro, gastado probablemente por la exposición a los rayos del sol, del Cristo de la Buena Muerte de Los Estudiantes. Buena parte de la espera la practicó implorando al Cristo por su suerte laboral, una suerte que tal vez mañana cambie.

Foto: RV

Etiquetas: , ,