Archivos para el tag ‘capirotes’

Armonía

José Antonio Martín Pereira | 27 de marzo de 2017 a las 11:07

El incremento de signos contribuye a profundizar en el objetivo. Con la Pascua cerca, la ciudad multiplica sus encantos en armonía, casi por propia inercia para alcanzar, toda vez la mañana del Domingo de Ramos arrebate nuestros corazones dejándolos fluir en mitad de sueños despiertos, el vestíbulo de la Gloria como sólo ella sabe hacerlo. Pero aún quedan noches, falta camino por recorrer, un ramillete de símbolos por nacer y la felicidad contenida que provoca la dulce espera. Ojalá existiera algún método para detener el tiempo…

se_hacen_capirotes

Sin capirotes

José Antonio Martín Pereira | 29 de enero de 2016 a las 10:38

Resulta interesante lo que puede encerrar una fotografía si es tomada desde la virtud del que sabe. Así, cuando la vista se dirige casi por automatismo propio a esa leyenda que es anuncio y preludio de la cercanía del tiempo, el objetivo del buen profesional centra su encuadre en las verdaderas nazarenas anónimas de Sevilla, dos hermanas de la Congregación de la Cruz que caminan desde bien temprano a repartir lo que hacen a diario, bondad ilimitada.

Lo cierto es que así lleva sucediendo desde 1875, y no existiría capirote alguno recubierto de la mejor tela del mundo para cobijar tanta entrega a los demás. Dedicación silente, las Hermanas de la Cruz proclaman la humildad, renuncias y sacrificio para convivir cerca de Jesucristo crucificado y para atender a los más necesitados en todos y cada uno de los rincones de la ciudad. Qué Dios las guarde y proteja por siempre.

se_hacen_capirotesFoto: Antonio Sanchez Carrasco

Otra prueba

José Antonio Martín Pereira | 7 de marzo de 2011 a las 16:59

Será el azahar, que está germinando, pero hay más. Un cúmulo de materialidades aventaja a la primavera en sus transformaciones. Solapadas al tránsito del minutero, contribuyen amortiguando la antojadiza dilación, retando incluso a los derroteros por los que fluye la propia prudencia. Curiosa paradoja consumada, atendiendo al pensamiento, en ley positivista: siempre las mismas, cada año distintas.

Sondeando la ciudad, o sencillamente inquiriendo su alrededor, descubrirán la inmediación ansiada, configurada a base de pequeños matices. El cuerpo toma forma, suntuosa e innegable hechura. Y lo mejor es que cualquiera, de una u otra manera, puede ser testigo de la variabilidad con la que los seres humanos moldeamos el marco en el que desarrollar los deseos. Se hacen capirotes en la Puerta Carmona, otra prueba más con la que cubrir el desvanecimiento del anhelo.

SAM_0050