Archivos para el tag ‘Carmen Doloroso’

Miércoles Santo 2016: memorias

José Antonio Martín Pereira | 24 de marzo de 2016 a las 3:08

El Miércoles Santo devolvió los sueños rotos. Como una película recién empezada, la soleada jornada y el nuevo brote de cofradías recuperaron al público perdido durante los días que quedaron a medias. Hubo pleno, y ésa fue la mejor noticia. Admirable el discurrir del cortejo de la Hermandad del Buen Fin, uno de los mejores formados de todo lo que llevamos de Semana Santa, así como el sello que recientemente está adquiriendo la cofradía de las Siete Palabras. Imprescindible como siempre cualquier punto por el que la corporación del Cristo de Burgos transita en su estación de penitencia, a veces chocando con un entorno humano que no pone de su parte en comprender el carácter de la cofradía y lo que ésta representa. Dentro de lo negativo además, la proliferación de campamentos de sillitas portátiles en el entorno de Orfila y San Andrés, alimentado por el paso continuo de hermandades y la permisividad a la que irremediablemente se acogen.

Buen Fin Miercoles Santo

Miércoles Santo 2013: memorias

José Antonio Martín Pereira | 28 de marzo de 2013 a las 3:43

Al Miércoles Santo le faltaron tres de las perlas de su rosario particular: las de La Sed, San Bernardo y El Buen Fin; y le sobraron las cuatro gotas que sembraron el desconcierto y el esperpento. Turbación, unida a una cierta temeridad cargada de lógica, que hizo que el resto de las cofradías, todas en la calle a eso de las diez y media de la noche, hora en la que la lluvia se dejó notar tibiamente, optaran por acelerar su marcha, acortando en algunos casos sus itinerarios de regreso.

La nota (discordante) la puso, una vez más, la Hermandad de Los Panaderos, cuya cruz de guía se encontraba a esa altura de la jornada en el inicio de la Carrera Oficial. En un arranque de descontrol y egoísmo, los responsables de la cofradía de San Andrés tomaban la decisión de regresar a su templo, cortando el paso a la Hermandad de La Lanzada, que en ese momento enfilaba el final de la calle Cuna, y debería haber tenido preferencia al discurrir por su itinerario preestablecido. La chulería de un paso andando a golpe de costeros, mientras los hermanos de La Lanzada permanecían comprimidos en Cuna, calza solo con la falta de educación de parte del público, que recriminó esta actitud silbando justo cuando pasaba la Virgen de Regla. Bochornoso espectáculo que debería hacer plantearnos el verdadero estado de la Semana Santa sevillana, en clara decadencia de valores, y por ende de actitudes.

Por cierto, parte de ese público fiel a la cofradía de la calle Orfila, es el que a la postre se congregaría en la Plaza Cristo de Burgos, desvirtuando en cierta medida uno de los momentos de mayor nivel sensorial de cuantos brinda nuestra Semana Santa. La Cofradía de San Pedro, por sí sola, sería capaz de escribir gran parte del libro de las emociones que se conjuga en estos días.

Sevilla y Alhama: universos paralelos

José Antonio Martín Pereira | 16 de abril de 2012 a las 11:24

Pasada la guasa inicial, propulsora del vertiginoso despegue a través de las diferentes redes sociales del ya archiconocido vídeo (pinchar aquí) del Resucitado de Alhama (Murcia) a los sones del no menos popular tema del brasileño Michael Telo, Ai sei tu pego, a los cofrades de Sevilla nos toca dejar de mirarnos el ombligo para razonar acerca de cuánto es mejorable nuestra Semana Santa.

Paradigma de buen proceder fuera de los propios límites de la ciudad, nada más lejos cuando se adquiere cierto conocimiento de la misma, y a las pruebas nos remitimos. De tal modo, la pasada fue la típica (en los últimos años) semana en la que el correo electrónico se llena de irreverentes instantáneas cofrades, hecho éste que aumenta en cantidad dado que ahora, como pudo verse en la salida del Gran Poder, gran parte del público que sale a la calle a ver cofradías dispone de una cámara de fotos o similar.

Desde esta perspectiva, rescatando lo primero, tipifica  el propio Consistorio del municipio murciano a través de su Concejalía de Turismo, que el Domingo de Resurrección supone para Alhama el día más espectacular y alegre de su Semana Santa, dicho lo cual tampoco es necesario llevar el júbilo a esos términos (por mucha tradición de la que estemos hablando), del mismo modo que en Sevilla el innumerable repertorio de malas prácticas al que aludíamos así como determinadas coreografías escenificando sones altamente cuestionables, son dignos de censura e inherentes a la falta de formación cristiana en la que el presente se encuentra enfrascado. Véase aquí un ejemplo de ello, concretamente relativo al último Miércoles Santo.

Fuente: Youtube; usuario: alcielo72

*Véase además al Resucitado de Alhama bailando el Waka Waka, de la colombiana Shakira.