Archivos para el tag ‘culto’

El reflejo

José Antonio Martín Pereira | 26 de febrero de 2014 a las 11:22

El reflejo ahoga las sombras en las que se mira la retentiva. Transita el amor, parpadeando en ese encuentro fugaz que es brindado por lo divino, y fluye el vértice en el cual la conciencia revisa permanentemente anclajes, soldaduras irreales sobre las que las emociones atan con lo que aprendimos a vivir. La sobriedad es una balsa forjada de buen gusto sobre la que flotan ingrávidos contraluces que marcan dónde y cómo comienzan las noches de un mes que se agota lentamente, como aquel que aguarda con resignación su hora. Nunca una Amargura supo expresar tan exquisito consuelo.

Septenario Amargura

Foto: @Hdad_Amargura

En Triana, su Esperanza

José Antonio Martín Pereira | 15 de diciembre de 2012 a las 18:18

Triana decora el esplendor del Tiempo litúrgico que honramos a su modo particular. La Esperanza es, en el viejo barrio, el filón donde reposan amargores y la vértebra sobre la que se desliza el porvenir. Lo cincelan la intensidad del verde hegemónico fluyendo por las arterias que conducen a la calle Larga, hoy Pureza, y el generoso perfume a nardos con el que la Capilla de los Marineros recibe a propios y extraños. Advocación que invita al optimismo, ahora que más se la necesita cerca.

La conjunción, una vez más, se ejecuta sin ataduras en escena, porque Triana apellida a la Esperanza, y la Esperanza da nombre a Triana. Quedan días al abrigo de un Adviento que posa sobre Sevilla como preludio a la llegada del Redentor. Antes, su Madre; antes, Triana.

Supremacía de matices

José Antonio Martín Pereira | 9 de diciembre de 2012 a las 15:31

Ya en el siglo II saludaba San Ireneo en la Madre de Jesús a la nueva Eva, pero no fue hasta casi finales del segundo milenio cuando poco a poco fue apercibiéndose la Iglesia del depósito revelado referente a la Inmaculada Concepción de María. El Papa Pío IX la proclamó solemnemente el 8 de diciembre de 1854, casi cuatro siglos más tarde de que el papa Sixto IV hubiera extendido la fiesta de la Concepción Inmaculada de María a toda la Iglesia de Occidente (1483).

En Sevilla el regusto en la Solemnidad de la Inmaculada Concepción de María viene de la mano de una improvisada cartera de templos exhalando aromas de flor recién cortada en pleno mes de diciembre. De este modo, la intensa neblina con la que se descubrió la mañana, lentamente resquebrajaría en favor de una jornada suprema en matices, instigada por el ambiente navideño que se percibe en estos días en cada uno de los rincones del centro histórico.

Adviento en posición, contraste con la clara accesibilidad nota predominante en los diferentes actos piadosos desarrollados por las diversas hermandades. Escasas colas, menor afluencia generalizada, y en apariencia un descenso en la cota de incienso en el interior de los distintos lugares de culto. La ebullición se instalaba sobre las calles del centro a la caída de la tarde, con ciertos aires de simetría con el Domingo de Pasión. La ciudad da paso, desde ahora, al aura de una Esperanza con sede terrenal en San Gil…

Cuestión de trípodes

José Antonio Martín Pereira | 19 de marzo de 2012 a las 11:20

Vaya por delante mi máxima admiración, definida en varias circunstancias que no vienen al caso, hacia la Hermandad en esta ocasión ejemplo de las malas prácticas extendidas hasta extremos aún desconocidos. En el fondo ésta, es decir la cuestión relativa a la proliferación de pseudo-fotógrafos sin compostura, asemeja más sus cualidades a un enigma antropológico que a cualquier otra condición. Lecturas todas las que a usted se le ocurran, no obstante lo irrefutable es que la masificación, refiriéndonos a las barreras de trípodes, primero dilapida la estética del momento, y segundo vulnera gran parte de la intimidad que subyace entre fieles e imágenes sagradas. E insisto, acciones del tipo a la descrita en la instantánea tienen lugar cada fin de semana, ya sea en cultos internos, fuera de las pertinences acotaciones horarias, o externos (llámense por ejemplo Vía Crucis).

El interrogante pasa por conocer si algún día alguien tomará medidas al respecto, o las puertas del coto seguirán gozando de libre albedrío, porque no es de recibo que todo aquel que plante el banco de tres patas de su respectiva cámara (fuera del tiempo fijado) se arme con el derecho a sacar doscientas fotos, la mayor parte desde similar perspectiva. En definitiva hablamos de educación…

El opuesto

La jornada de ayer, penúltimo domingo del tiempo litúrgico presente, creció también con otros ojos. Sobre el empedrado de la lonja universitaria, decenas de pequeños insuflaron el despertar de la Cofradía de Los Estudiantes. Rostros repletos de felicidad merced a la simple participación en su Hermandad. El montaje de los pasos transformado en un juego de niños.

La Epifanía en Sevilla

José Antonio Martín Pereira | 6 de enero de 2012 a las 1:18

La Epifanía en Sevilla escribe su prólogo en la Basílica de San Lorenzo. Entorno a las diez, la miscelánea composición de olores con la que había entrado la noche comenzaba a esfumarse, lentamente, a la vez que el leve revuelo dispersaba envuelto entre la más sencilla intimidad. El último de los días dedicados al Gran Poder del Señor tocaba su fin, abriendo paso, previo regazo de esperanza consumado, a la Epifanía según la concibe la ciudad de los cinco sentidos.

De este modo, con el convencimiento de que la primera llamada que Dios le hace al año no ha sido en balde, el final de la Navidad devuelve nuevamente al Tiempo Ordinario, es decir, a un periodo en el cual no se celebra ningún aspecto concreto del misterio de Cristo, y que abarcará hasta el martes anterior al Miércoles de Ceniza, que da inicio a la Cuaresma.

Y la Epifanía llega también de la mano de la ilusión derrochada por los más pequeños al paso de sus Majestades los Reyes de Oriente, exteriorizada en miradas cargadas de atención y en caramelos, demostrando que a veces la felicidad aparta el cerco de las desgracias y se vuelve cercana y alcanzable por parte de todos.

Primera manifestación del otoño

José Antonio Martín Pereira | 24 de octubre de 2011 a las 11:33

El otoño (por fin) se ha manifestado, regalando a los escépticos de su presencia una mañana de lluvia digna de latitudes septentrionales. Hasta el presente, la impronta del propio sol había saturado la percepción de amaneceres llegando un minuto más tarde y atardeceres abandonando las sombras con dos minutos de antelación sobre el día anterior. En la memoria de todos, una sensación veraniega exprimida hasta la extenuación que ha sido capaz de alterar el pulso vital del transitar diario, inclusive el ligado a las cofradías.

Ahora es el turno de que la ciudad, toda vez que los elementos están puestos, actúe de molde en la disposición de un escenario que acogerá multitud de representaciones sagradas encaminadas a expresar la inmutabilidad de lo eterno. Perfectas escenificaciones de la emoción regaladas por Dios y ejecutadas mediante impulsos humanos conservando la maestría renacentista que no ha olvidado la simplicidad del gótico y el flanqueo de la inquietud barroca. El Tiempo Ordinario puede estar lleno de placeres…

La Esperanza de Triana retoma culto

José Antonio Martín Pereira | 30 de septiembre de 2011 a las 13:07

La Hermandad de La Esperanza de Triana retoma en la noche de hoy, viernes 30 de septiembre, el besapié al Santísimo Cristo de las Tres Caídas. Este hecho se produce toda vez que el nuevo curso cofrade es ya una realidad, recuperándose con ello un culto que dejó de celebrarse por motivo de las obras de acondicionamiento a las que fue sometida la Capilla de Los Marineros.

En la jornada de hoy, dicho culto comenzará con el rezo del Padre Nuestro Caído, tras la misa de las 21:00 horas. A partir del 7 de octubre, el Cristo quedará expuesto en besapié todos los viernes desde las 17:30 horas hasta el cierre de la Capilla.

Dolores, del Cerro

José Antonio Martín Pereira | 15 de septiembre de 2011 a las 11:51

Se confunden sensaciones. Sevilla, ya lo sabe, mantiene vivo su particular repertorio de amaneceres, distinto en ocasiones a las interpretaciones litúrgicas. Por eso aquí, a María en sus Dolores se la felicita el Viernes que lleva su nombre, previo al Domingo de Palmas, aunque también se haga llegado tal día como el de hoy, solemnidad de la advocación mencionada.

Con motivo de ello, desde esta tarde y hasta el próximo domingo, la Hermandad del Cerro celebrará Solemne Triduo dedicado a su Titular, la Santísima Virgen de los Dolores. Asimismo, hoy jueves, 15 de septiembre, coincidiendo con la festividad de Nuestra Señora de los Dolores, tendrá carácter de Solemne Función conmemorativa del IX Aniversario de la Coronación Canónica, siendo presidida por el Párroco y Director Espiritual de la Corporación del Martes Santo, Rvdo. D. Alberto Tena López. En el ofertorio de la misma, tendrá lugar la anual y tradicional ofrenda de flores a la Santísima Virgen.

.
Igualmente, la Hermandad ofrendará a su venerada Titular una cruz pectoral que lucirá sobre su pecho durante los próximos días en los que permanecerá expuesta en devoto besamanos. La pieza, que viene a enriquecer notablemente el ajuar de joyas de la Santísima Virgen, ha sido realizada artesanalmente en oro y lleva engarzadas diversas piedras preciosas tales como un circón y cinco rubíes. Tallada en los talleres de Joyería Crisol, la obra presenta la peculiaridad de ser una réplica a escala de la cruz de forja que corona la espadaña de su templo parroquial, convirtiéndose, según los miembros de la actual junta de gobierno, en un bello símbolo que pone de manifiesto los profundos e inquebrantables vínculos que unen a la Corporación con su Parroquia y que, en adelante, podrán verse reflejados así sobre el bendito pecho de la Dolorosa.

Etiquetas: , ,

Efecto agosto: hasta la Anunciación reduce su horario

José Antonio Martín Pereira | 2 de agosto de 2011 a las 8:55

Razón del almanaque de bordes desgastados que cuelga en paredes de terracitas y cocinas, se hizo la calma. Agosto es mes puente, dicho abarcando más de un sentido, y hasta la lectura diaria de las horas se descompone. Ocurre, se lo vine comentando durante el mes que ya es pasado, y como no podía ser de otro modo, en relación a la propia rutina de las distintas feligresías de la ciudad.

Así, tenga en cuenta que uno de los templos más carismáticos de cuantos posee Sevilla, el de la Anunciación, ha modificado su horario de apertura desde el día de ayer y hasta que septiembre haga acto de presencia. De este modo, la céntrica parroquia, sede corporativa de la Hermandad del Valle, solo atenderá al culto de diez de la mañana a una de la tarde, suprimiéndose igualmente las misas durante el presente mes. Se hará extraño pasar y toparse con las puertas cerradas.

Retirado del culto el Señor Atado a la Columna

José Antonio Martín Pereira | 14 de junio de 2011 a las 11:33

Sepa usted que el Señor Atado a la Columna, Titular de la Hermandad de Las Cigarreras, ha sido retirado del culto público para ser sometido a una pequeña intervención. Tal y como reza en el Blog Oficial de la corporación del Jueves Santo, el objetivo de la misma pasa por subsanar los problemas que acarrean los ensambles de la peana por lo que, a priori, el resto de la talla apenas necesitará actuación alguna.

Así las cosas, y por acuerdo del Cabildo de Oficiales celebrado el 24 de mayo, el pasado lunes se procedía al traslado de la Imagen al Taller del Especialista en Restauración de Obras de Arte, D. Enrique Gutiérrez Carrasquilla, donde permanecerá por un periodo de tiempo indeterminado.

Dicha imagen anteriormente había sido restaurada tras la aprobación del Cabildo General Extraordinario de 9 de noviembre de 2005 y el preceptivo visto bueno de la Autoridad Eclesiástica, durando el proceso de intervención entre el 24 de noviembre de 2005 y el 24 de febrero de 2006. Por entonces consistó en el desensamblado de la peana, eliminación de elementos metálicos, consolidación de los tacos de sujeción, consolidación general de los ensambles de la zona de los pies, realización de una nueva peana en madera de cedro, consolidación del ensamble del brazo derecho y de la parte posterior de la cabellera, consolidación de los ensambles de la Columna, eliminación del sistema de sujeción de la Columna y sustitución por uno en acero inoxidable, así como la fijación de los estratos de policromía, eliminación del repinte de la columna y protección final.