El Muñidor » Dolores

Archivos para el tag ‘Dolores’

Viernes de Dolores. Origen y significado de esta antigua celebración

José Antonio Martín Pereira | 3 de abril de 2020 a las 13:31

La Semana Santa es una fiesta muy importante para la religión cristiana, dado que se conmemora la Pasión de Cristo, es decir, la entrada a Jerusalén, el juicio, la crucifixión y la resurrección de Jesús de Nazaret.

En este sentido, el Viernes de Dolores se celebra en la última semana de la Cuaresma católica, llamada también Semana de Pasión, y marca inicio de la Semana Santa, que termina en la fiesta principal conocida como Domingo de Resurrección.

Es un día en el que los cristianos (católicos y ortodoxos) manifiestan su fervor religioso en la celebración de los Dolores de Nuestra Señora, incluyendo por ejemplo en la liturgia de la Misa la secuencia del Stabat Mater.

En cuanto a su origen, esta antigua celebración que conmemora los sufrimientos de la Madre de Cristo durante la Semana Santa tuvo mucho arraigo en toda Europa y América. Se conoce la conmemoración de este día desde el siglo XII.

No obstante el Concilio Vaticano II consideró, dentro de las diversas modificaciones al calendario litúrgico, suprimir las fiestas consideradas «duplicadas», esto es, que se celebren dos veces en un mismo año; por ello la fiesta primigenia de los Dolores de Nuestra Señora el viernes antes del Domingo de Ramos fue suprimida, siendo reemplazada por la moderna fiesta de Nuestra Señora de los Dolores el 15 de septiembre.

Aun así, en la Tercera Edición del Misal Romano (2000), hay un recuerdo especial a los Dolores de la Santísima Virgen en la celebración ferial de ese día, introducida por San Juan Pablo II.

La Santa Sede y las normas del Calendario Litúrgico contemplan que, en los lugares donde se halle fervorosamente fecunda la devoción a los Dolores de María y en sus calendarios propios sea tenida como fiesta o solemnidad, este día puede celebrarse sin ningún inconveniente con todas las prerrogativas que le son propias.

Son siete los dolores de la Virgen.

– Cuando conoció la profecía de Simeón que anunciaba hechos tan terribles.
– La dureza de la huida a Egipto.
– La ansiedad por el Niño perdido.
– El sufrimiento de la Calle de la Amargura.
– La inmensa angustia de la crucifixión.
– El descendimiento de la cruz.
– La sepultura de Cristo.

Adriaen_Isenbrant_“Los siete dolores de María”. Adrián Isenbrandt (1518-1535), Iglesia de Nuestra Señora de Brujas, Flandes.

La esencia del Cerro

José Antonio Martín Pereira | 16 de septiembre de 2018 a las 10:45

Mi encuentro con el barrio del Cerro del Águila sucedió hace más de un lustro. Cursaba estudios de postgrado en la Universidad de Sevilla, y la casualidad me llevó a imbuirme en sus entrañas durante un buen puñado de días. Fueron varios meses de idas y venidas, entre sus calles, conviviendo con sus vecinos, con la realidad de sus comercios y asociaciones, y como no, apoyado en la sabiduría de Don Luis Montoto, erudito y persona de bien cuyos archivos personales contienen cada una de las etapas que han configurado la personalidad del barrio tal y como hoy la conocemos.

Ayer, y a pesar de que las inclemencias meteorológicas nos privaran de la procesión de la Virgen, comprendí todo lo que tiempo atrás investigué. Los recortes tintados en blanco y negro, las anécdotas e historias de su gente, el respeto y la comunión entre ellos, e incluso la que fuera conclusión de aquel Trabajo Fin de Máster, fueron fielmente descritas y representadas en el jubiloso ambiente que recorría las calles de este enclave otrora extrarradio de la ciudad. La lluvia se coló como invitada, pero ni así con su presencia logró desbancar la infranqueable vinculación de ese trocito de la ciudad con su Madre de los Dolores. Ahí descansa la esencia del Cerro.

Dolores_Cerro

El Cerro: realidad objetiva

José Antonio Martín Pereira | 3 de octubre de 2012 a las 14:38

La realidad objetiva es la realidad real, lo que existe verdaderamente, en contraposición con la realidad subjetiva, que es aquella apreciación que hace el sujeto sobre la realidad objetiva. Según Descartes, considerado como el padre de la geometría analítica y de la filosofía moderna, no todas las ideas tienen la misma realidad objetiva: las que se refieren a substancias tienen más realidad objetiva que las que se refieren a atributos; y, de las substancias, las que se refieren a las substancias espirituales poseen más realidad objetiva que las que se refieren a cosas materiales. Concluía afirmando que la idea con más realidad objetiva es la idea de Dios. Marx sin en cambio, atribuyó a la conciencia el reflejo subjetivo de la realidad objetiva. Pero, conciencia es percatarse, ¿y percatarse de qué? De todo lo que esta alrededor. Lo que esta alrededor y es palpable es objetivo.

Lo que no se escapa, y así lo advierten tanto la propia evolución de la Hermandad como la idiosincrasia del escenario urbano sobre el que se asienta, es la impronta que ejerce la Virgen de Los Dolores sobre sus vecinos. La Virgen es en El Cerro del Águila punto neurálgico donde confluyen los más firmes sentimientos de identidad, pieza central de un puzle que comenzara su gestación entre innumerables variables el siglo pasado, y que aún hoy reserva a todo aquel que muestre interés las puertas abiertas al corazón de sus entrañas. ¿El Cerro es Dolores, o Dolores es El Cerro? La pregunta queda abierta, en lo que objetividad y subjetividad se dan la mano…

Dolores, del Cerro

José Antonio Martín Pereira | 15 de septiembre de 2011 a las 11:51

Se confunden sensaciones. Sevilla, ya lo sabe, mantiene vivo su particular repertorio de amaneceres, distinto en ocasiones a las interpretaciones litúrgicas. Por eso aquí, a María en sus Dolores se la felicita el Viernes que lleva su nombre, previo al Domingo de Palmas, aunque también se haga llegado tal día como el de hoy, solemnidad de la advocación mencionada.

Con motivo de ello, desde esta tarde y hasta el próximo domingo, la Hermandad del Cerro celebrará Solemne Triduo dedicado a su Titular, la Santísima Virgen de los Dolores. Asimismo, hoy jueves, 15 de septiembre, coincidiendo con la festividad de Nuestra Señora de los Dolores, tendrá carácter de Solemne Función conmemorativa del IX Aniversario de la Coronación Canónica, siendo presidida por el Párroco y Director Espiritual de la Corporación del Martes Santo, Rvdo. D. Alberto Tena López. En el ofertorio de la misma, tendrá lugar la anual y tradicional ofrenda de flores a la Santísima Virgen.

.
Igualmente, la Hermandad ofrendará a su venerada Titular una cruz pectoral que lucirá sobre su pecho durante los próximos días en los que permanecerá expuesta en devoto besamanos. La pieza, que viene a enriquecer notablemente el ajuar de joyas de la Santísima Virgen, ha sido realizada artesanalmente en oro y lleva engarzadas diversas piedras preciosas tales como un circón y cinco rubíes. Tallada en los talleres de Joyería Crisol, la obra presenta la peculiaridad de ser una réplica a escala de la cruz de forja que corona la espadaña de su templo parroquial, convirtiéndose, según los miembros de la actual junta de gobierno, en un bello símbolo que pone de manifiesto los profundos e inquebrantables vínculos que unen a la Corporación con su Parroquia y que, en adelante, podrán verse reflejados así sobre el bendito pecho de la Dolorosa.

Etiquetas: , ,