Archivos para el tag ‘El Salvador’

La intensidad

José Antonio Martín Pereira | 18 de marzo de 2015 a las 12:53

La paradoja es evidente: tardes crecen mientras la espera acorta su distancia. La Cuaresma vive su momento de intensidad, y ésta es refrendada en la vorágine que se respira en las casas de hermandad y entre los equipos de priostía. En el centro de la ciudad el trazado artificial ya se eleva en buena parte, y la rampla del Salvador sirve de aliciente a propios y curiosos. La primavera arribará este viernes, concretamente a eso de las 23:45 horas, sin embargo ya ha descargado los primeros síntomas de su equipaje. A la espera de uno de los fines de semana más intensos del calendario cofradiero, el acervo de estampas y experiencias sigue in crescendo.

San Bernardo Cristo

Vuelta a los orígenes

José Antonio Martín Pereira | 28 de marzo de 2014 a las 12:50

Como si de un retrato antiguo se tratara. La remembranza recupera el apartado que la conciencia ofrece devolviéndonos a ese origen del que todos, alguna vez, fuimos partícipes. No estamos ante la convergencia de unos simples tableros, es la espera que llama a las puertas de lo efímero para entregárnoslo rebosante de ingredientes. Y no hay mejor escaparate en toda Sevilla que aquel por el que los niños al caer la tarde aún corren y juegan. Sobre el piso de la Colegial del Divino Salvador ya se monta la partitura sobre la que escribiremos uno más en la larga historia de la fe asociada a nuestras cofradías. Sevilla se mira en la rampla

Rampla del Salvador

Foto: Antonio Sanchez

No era tan difícil

José Antonio Martín Pereira | 7 de febrero de 2013 a las 11:47

Sí, que no era tan difícil. Que nos lo habían puesto como vulgarmente se diría, a huevo. La Archidiócesis, las hermandades y los cofrades sevillanos en general, habríamos dado con la tecla de la coherencia si el domingo 17, que ya asoma entre bastidores, llegara como jornada de puertas abiertas, de templos inundados de fieles en la veneración de los principales iconos devocionales de la ciudad. Utopía, lejana utopía que definitivamente no contemplaremos, salvo capricho del cielo.

Ya puestos, saborearemos la previa como torrija bañada en miel de Viernes de Dolores, porque será entonces, sin acotaciones, cuando se nos permita equiparar intenciones e ilusiones a las de los privilegiados que, llegado el día del acto central, disfrutarán en privado de aquello que entre todos les estamos organizando.

En estas, la junta de gobierno de la Archicofradía de Pasión hacía público en la jornada de ayer miércoles 6 de febrero, que el Señor estará expuesto en solemne y devoto besapié de carácter extraordinario los próximos días 13 (Miércoles de Ceniza) y 14 del presente mes de febrero. Asimismo, la subida al paso será el viernes, 15 de febrero, a partir de las ocho y media de la noche, tras la misa, que se iniciará a las ocho de la noche. El lunes 18 de febrero, también a las ocho y media de la noche, tras la misa que se iniciará media hora antes, de forma pública se trasladará el Señor de Pasión a su altar de cultos desde el paso, tras su participación en el Vía Crucis del Año de la Fe.

Cabe pensar que igual hubiera sido más fácil plasmar huella de fe de Sevilla al mundo. Bastaba simplemente usar la lógica, y sentar las bases acorde al tiempo que nos ha tocado vivir.

Venia al Real

José Antonio Martín Pereira | 24 de abril de 2012 a las 13:50

Ocurrió como si se tratara de un retorno. Las puertas del Salvador volvían a situarse en el vértice de una ciudad traicionada anoche por su propio subconsciente, actuando esta vez como pórtico de la Feria de Abril 2012. Y sin la ingente necesidad de mirar al cielo, la nostalgia pronto desaparecería entre papelones de pescaíto frito y manzanilla de Sanlúcar, cual preludio a una semana que instaura rimero de colores para redimir la fugacidad, económica y sentimental, con la que abril deshizo las maletas de la primavera a orillas del Guadalquivir.

Etiquetas: ,

¿Es Rampa o “Rampla”?

José Antonio Martín Pereira | 20 de marzo de 2012 a las 11:00

He aquí Aquella a la que el Maestro D. Antonio Burgos con esmero denomina Rampla, tomando como propia una de tantas acepciones terminológicas del rico acervo popular, de ésas que nada se ajustan a las indicaciones de la Real Academia Española pero que todos acertamos a identificar e interpretar. Instalada sobre el piso contiguo a la Colegial del Divino Salvador ya descansa, vanidosa, como lo viene haciendo desde hace más de cuatro décadas. Mecano símbolo de la niñez con el que el tiempo ha sido generoso, preciado material impasible e invulnerable partitura al servicio de unos juegos relatados por generaciones. Llegó como regalo prematuro de Primavera, apenas un puñado de horas antes, evocando nostálgicos rumores de zapatitos nuevos a la vez que abriendo paso a la estación que dictamina el inagotable cariz de la ciudad eterna. Es el último anuncio, y trae consigo la sombra de la emoción.

Dejó escrito Aristóteles que ‘una definición es una frase que significa la esencia de una cosa’. En definitiva la Rampa, o Rampla, en sí misma lo es.

El sector ‘K’ está a disgusto

José Antonio Martín Pereira | 17 de enero de 2012 a las 9:34

El sector ‘K’ (entiéndase ‘kofrades’) está a disgusto con el montaje, en lo referente a la cera, que el grupo de priostía que la Archicofradía de Pasión ha dispuesto con motivo de la Solemne Novena del Señor, que como usted sabe, y sino se lo recuerdo, daba comienzo el pasado viernes y concluirá el próximo día 22, con la función solemne que presidirá el Arzobispo de Sevilla, Monseñor Juan José Asenjo.

Como correspondencia a circunstancias de esta índole el sector ‘K’, solapado al eternamente complejo y variado mundo de las cofradías de Sevilla, opta por la siempre valiente postura que otorga el anonimato de la Red en pos de mostrar su desaprobación a base de vulgaridades y sinrazones. Resulta sencillamente curioso, y cuesta encontrar la lógica, puesto que por lo general el mismo grupo que ha diluído la ‘K’ en los términos ‘korneta’, ‘izkierdo’ o ‘flamenko’, adjuntándola como una letra indisoluble en el acervo cofradiero, es el mismo que luego no pone un pie en los templos para acudir a este tipo de cultos, en los cuales precisamente la ‘K’ brilla por su ausencia y no es ni de lejos necesaria. Los antropólogos aquí tienen un campo de estudio rico en ingredientes, esperemos que alguno se anime.

Perfecta sinfonía

José Antonio Martín Pereira | 11 de septiembre de 2011 a las 13:28

Perfecta sinfonía, o sinfonía perfecta. Excelsa estampa la que irrumpía en el asombro de un servidor, gracias al detalle de un amigo y seguidor, hermano de la Corporación del Jueves Santo sita en la Colegial del Divino Salvador, el cual tuvo a bien hacérmela llegar vía correo electrónico. El Señor de Pasión, curiosamente la única talla de Martínez Montañés que procesiona en la Semana Santa de Sevilla, destrona desde su plateresco altar cualquier atisbo de protagonismo que la desairada lluvia pretendiera. La tarde previa a la Madrugá de Sevilla escolta los renglones marcados por los Santos Oficios, y por la Cruz del Nazareno de perfectas facciones.

Vista que induce a la serenidad, al sosiego otorgado por un marco que, aún sin gozar de protagonismo en esta precisa ocasión, siempre termina evocando las raíces que comenzará a edificar San Pablo. El Señor de Pasión, y su Cofradía, patrimonio material de Sevilla.

Foto: Quique Ocaña

Acaba y empieza

José Antonio Martín Pereira | 6 de abril de 2011 a las 10:26

Como el recorrido de una espiral bipolar, la metamorfosis apura la distancia que le separa del extremo. Hace 29 días avivaba el paso, dejando atrás el pausado transitar que había contemplado la permuta de estaciones. En su marcha cuaresmal colmaba de atributos al álbum de realidades que perfilará su primera hoja cuando el blanco expropie el protagonismo al verde Parque de María Luisa. Poco resta para completar el ciclo compuesto por un sinfín de prolijidades, la ciudad apura los días concedidos a un anhelo que acaba y empieza.

En El Salvador la rampa ya aguarda. Mecano símbolo de la niñez con el que el tiempo ha sido generoso, preciado material impasible e invulnerable partitura al servicio de juegos. Llegó como regalo prematuro de Domingo para evocar a viandantes y nostálgicos rumores de zapatitos nuevos, es el último anuncio. Así que no lo piense y acuda a su encuentro, probablemente sus recuerdos lo agradezcan.

rampa2011