Archivos para el tag ‘extraordinarias’

2016, el Año del Señor

José Antonio Martín Pereira | 29 de diciembre de 2016 a las 12:58

Cae de nuevo el telón que cierra un año y como es costumbre surgen diversos balances para dejar constancia de lo que el mismo nos dejó, testimonios e imágenes que quedarán siempre a disposición del recuerdo. El 2016 se despide y en relación a las cofradías sevillanas el año quedará marcado como el de la salida extraordinaria del Señor del Gran Poder, un acontecimiento que sembró de fieles las calles de la ciudad como nunca antes se había visto.

 

Una Semana Santa incompleta

La inestabilidad meteorológica prevista por entonces participó de la primera mitad de la Semana Santa. El Domingo de Ramos, cuando todo parecía en contra, el día logró salvarse por completo merced a ciertos reajustes horarios y recogidas a su hora. El Lunes la jornada quedó a medias, y sólo pudimos disfrutar de las cuatro últimas cofradías de la nómina. Lo peor vino el Martes, cuando la lluvia obligó al regreso de los dos primeros pasos de San Benito, los de Los Javieres y San Esteban, así como al refugio de ambos pasos de la cofradía del Cerro con sus respectivos cortejos. Los Estudiantes y Santa Cruz optaban por no salir, y la jornada se resolvió en la inmensa bulla que acompañó a las dos hermandades de la Candelaria y el Dulce Nombre en su discurrir por el centro de la ciudad hasta bien entrada la madrugada. A partir de ahí brilló el sol, y lucieron las cofradías.

Cristo del Desamparo y Abandono

Cambio de mando en el Consejo

Sucedió en el mes de junio, y por una escaso margen de 4 votos. De este modo, los hermanos mayores de las corporaciones sevillanas proclamaban a Joaquín Sainz de la Maza como nuevo presidente del Consejo por delante del otro candidato, Enrique Esquivias, en lo que resultó ser un proceso electoral marcado por la limpieza y las buenas dotes de ambos candidatos.

 

Año Jubilar en Santa Ana

Con tres golpes de báculo sobre el pórtico de la calle Vázquez de Leca, monseñor Juan José Asenjo, Arzobispo de Sevilla, abría el Año Jubilar de Santa Ana concedido por la Santa Sede por el 750 aniversario templo más antiguo de Andalucía. A partir de ahí numerosos actos se han venido sucediendo, amén de los previstos para 2017, si bien uno de los más significativos fue el que tuvo que ver con la salida extraordinaria de Santa Ana quince años después de la última vez.

 

La Coronación de la Paz y el 450 Aniversario de la O

Para los hermanos de la Paz el año que se va quedará marcado por la coronación canónica de su dolorosa, el pasado 1 de octubre. Así mismo, el 2016 deja otra salida extraordinaria, la que protagonizó la Virgen de la O por las calles de Triana el pasado mes de octubre conmemorando el 450 Aniversario de la corporación de la calle Castilla.

 

El Gran Poder

Pero sin dudas todo lo anteriormente expuesto quedará eclipsado por la salida extraordinaria del Señor del Gran Poder para celebrar un Jubileo de Hermandades con motivo del Año de la Misericordia que quedará para siempre en los anales de la historia de las cofradías sevillanas. Un guión al que no le faltó ni una sola nota, sin improvisaciones, en lo que vino a registrarse como una demostración atronadora de que Sevilla sigue siendo en pleno siglo XXI robusto bastión ante el empuje de los sectores que pretenden arrinconar y reducir la fe cristiana. Poco se puede contar que no se haya dicho o que no haya sido visto en el sinfín de crónicas y galerías gráficas que dejó el acontecimiento.

Gran Poder Sevilla

Oído Palacio

José Antonio Martín Pereira | 25 de junio de 2012 a las 9:26

Oído Palacio, qué vienen curvas. Cabildo General de hermanos en Los Gitanos, proyectado para el próximo 28 del presente mes, puntos quinto y sexto respectivamente: Propuesta y aprobación si procede del traslado en andas de la imagen de María Santísima de las Angustias Coronada a la parroquia de San Román en Rosario Vespertino el próximo 8 de septiembre con objeto de celebrar en nuestra parroquia la Función Solemne conmemorativa de la festividad de la Natividad de Ntra. Sra. coincidiendo con el 75 aniversario de la hechura de la imagen de nuestra Bendita Titular. Propuesta y aprobación si procede de la salida extraordinaria de María Santísima de las Angustias con motivo del 25 aniversario de su Coronación Canónica.

Y a partir de ahí, es decir, si los hermanos de la cofradía de la Madrugá sevillana dieran vía libre a la proposición que será emitida por su Junta de Gobierno, cúmulo de ingredientes prestos para reabrir cuestiones acerca de un debate que los cofrades habían empezado a olvidar. La política de mengua puesta de manifiesto por la Mitra entorno al repertorio de salidas extraordinarias, ilógica si acercamos la vista a la provincia, podría toparse esta vez con los intereses de una de las hermandades con más arraigo en la ciudad, circunstancia que servirá para experimentar hasta dónde llega el freno, o si es verdad que siempre pagan los mismos.

El freno sigue vigente

José Antonio Martín Pereira | 30 de enero de 2012 a las 15:20

A poco de que sea retirada la primera hoja del calendario en este nuevo año, desde la Plaza Virgen de los Reyes el freno sigue vigente en lo referente a la aprobación de cultos externos de carácter extraordinaro. En este sentido, hace poco más de un mes se hacían públicas las intenciones de la hermandad de Vísperas de Padre Pío por incluir entre los actos y cultos correspondientes a las bodas de plata de la hechura de su dolorosa, entre los que se incluiría una salida procesional bajo palio de la imagen por las calles de su feligresía, hecho que como era de preveer ha sido denegado.

A este respecto, desde la corporación del Viernes de Dolores aún no existen manifestaciones en su Blog Oficial, no obstante, la duda aquí es la que sigue sobrevolado sobre la autoridad eclesiástica y su nueva política relativa a la concesión de autorizaciones para salidas extraordinarias, la cual comprobaremos se mantiene cuando llegado el caso (que vendrá) alguna de las hermandades de peso en la ciudad decidan hacer uso de ello.

Agravios comparativos: ¿25 años sí y 500 no?

José Antonio Martín Pereira | 16 de diciembre de 2011 a las 10:18

Desde la negativa a Las Siete Palabras ratificada por Palacio a mediados del pasado mes de octubre y hasta el día presente, cuando 2011 agota atardeceres, aún persiste cierto aire de decepción en la corporación que preside Antonio Sánchez Padilla, quien precisamente hoy opta a la reelección del cargo. En este sentido, la refutación acudía a poner fin a las intenciones de la cofradía con sede en San Vicente a tenor de las intenciones de ésta por conmemorar los cinco siglos de existencia de la primitiva sacramental poniendo en la calle en procesión extraordinaria su paso de Misterio.

Precisamente en esos mismos términos, a través del presente Blog se hacía cuenta de varios de los ejemplos que escenificaban la postura más condescendiente de la Mitra sevillana, fundamentada en la provincia, donde multitud de acontecimientos extraordinarios, vulgo salidas sin sentido, poblaron un calendario paralelo durante dicho mes. De este modo, la Archidiócesis de Sevilla, con monseñor Juan José Asenjo a la cabeza, otorgó vía libre a este tipo de actos en Salteras, Mairena del Alcor, La Rinconada, Benacazón, Castilleja, Herrera y Alcalá del Río, con la paradoja de que en este último caso lo que se honraba era el 25 aniversario de la cuadrilla de costaleros de una determinada hermandad. Inclúyase aquí la reciente aprobación de coronaciones canónicas en municipios como Castilleja de la Cuesta o Camas.

A este respecto, y a tenor de la información publicada en la jornada de ayer por el reconocido cofrade Esteban Romera, ahora es la junta de gobierno de la Hermandad de Vísperas de Padre Pío la que está ideando una serie de actos y cultos de carácter extraordinario para conmemorar en el año 2012 las bodas de plata de la hechura de su dolorosa, entre los que se incluiría la salida procesional bajo palio de la imagen por las calles de su feligresía.

De confirmarse y ser aprobado lo anterior por parte de la cúpula erigida en la Plaza Virgen de los Reyes, una vez más se abriría de par en par la puerta a innecesarios acontecimientos de culto externo, escindiendo con ello el mensaje que lanzara, allá por el mes de febrero, el Delegado Episcopal Teodoro León, en el que aseguraba que uno de sus objetivos en el cargo sería el de regular los motivos y las razones por las que las hermandades pudieran efectuar salidas extraordinarias, cosa que hasta ahora solo sienta precedente en la humilde Hermandad de San Vicente.

Las distintas apreciaciones de Palacio

José Antonio Martín Pereira | 11 de octubre de 2011 a las 11:46

Después de varios giros sobre el tema, la rotundidad acerca del mismo a la que en el día de ayer hacía referencia sirve de motivación de cara a regresar nuevamente, intentando descifrar la respuesta al por qué desde Palacio permiten el continuo crecimiento de la maleza, con los correspondientes enredos entre la opinión pública. Flaco favor a sus propios intereses, precisamente en una época en la que lo necesario pasa por permanecer en unión.

Y todo esto viene en relación a la contundente negativa con la que desde el Arzobispado han frenado cualquier atisbo de esperanza en la Hermandad de Las Siete Palabras encaminada, si usted recuerda o está al tanto, a poner en la calle su paso de Misterio en alguna jornada de este mes, y así conmemorar la efeméride de los cinco siglos que cumple la Corporación del Miércoles Santo. Negación justificada con el argumento, ya referido en este espacio, concerniente a que quién cumplía años era la hermandad del Santísimo Sacramento que fundara Teresa Enríquez y que el paso de Misterio de las Siete Palabras poco o nada tiene que ver con eso. Hasta ahí bien, puesto que pondrían de manifiesto las intenciones del Delegado Episcopal, Teodoro León, en las que aseguraba, antes de la pasada Cuaresma, que uno de sus objetivos en el cargo pasaba por regular los motivos y las razones por las que las hermandades puedan efectuar salidas extraordinarias. Un alivio dicho sea de paso para aquellos, entre los que un servidor se incluye, que hemos dejado de creer en todo evento extraordinario que signifique atravesar dinteles.

Lo sorprendente sin embargo es que en la Plaza Virgen de los Reyes estén utilizando la otra cara de la pirámide a la hora de manifestar las intenciones reduccionistas, en tanto en cuanto dicha mengua no solo está dejando de aplicarse sobre la provincia, sino incluso alza el efecto contrario, con multitud de salidas extraordinarias las cuales pueblan un calendario paralelo permanente. De este modo, durante la presente estación hubo y habrá procesiones extraordinarias dentro de la Archidiócesis de Sevilla en Salteras, Mairena del Alcor, La Rinconada, Benacazón, Castilleja, Herrera y Alcalá del Río, entre otros. El último caso, tan paradigmático como increíble, puesto que lo que se conmemora es el 25 aniversario de la cuadrilla de hermanos costaleros, motivo casi irrisorio. Algo existe y no se está contando.

Yendo más lejos, desde que se anunciara la citada política austera destinada a corregir la preocupante moda surgida en el seno de las hermandades, el Arzobispo Monseñor Asenjo ha aprobado la coronación canónica de la Virgen de los Dolores, de la localidad vecina de Camas, y para colmo no en su pueblo sino con más parafernalia que ninguna otra, puesto que el evento se celebrará en la Seo metropolitana llegado 2012, con lo que ello implica. Pero es que recientemente se daba vía libre a la coronación canónica de la Inmaculada Concepción del municipio de Castilleja de la Cuesta, localidad en la que además el propio Arzobispo tentaba a los hermanos de la otra devoción, la Soledad, a iniciar similares trámites. ¿Cuál es entonces la vara de medir?

Más valdría que algún responsable de la institución diera parte de la postura de la Mitra en este tipo de asuntos, bien Teodoro León, bien Manuel Soria, o bien el propio Juan José Asenjo… antes de que la situación desembocara por otros derroteros.

Semana agitada

José Antonio Martín Pereira | 10 de octubre de 2011 a las 12:26

Quién lo diría, con el primer tercio de octubre consumido, y despegando aún en un impropio otoño dominado por las altas temperaturas, copiosos e interesantes asuntos vinculados a las cofradías se suceden alterando cualquier indicio de pausa o letargo. Semana agitada, contrapunto y signo evidente del ritmo tomado por la actualidad.

De este modo, y siendo fieles a la manida (y lo que queda) alusión a los nuevos Estatutos del Consejo, hacerles saber que desde mediados de la pasada semana todas y cada una de las hermandades disponen del borrador al respecto. Como se preveía, uno de los principales debates seguirá centrado en el punto del multivoto o voto doble o triple de determinadas corporaciones en función a si pertenecen a más de una sección. Según las estimaciones, la aceptación del mismo permitiría a las penitencias ejercer el control absoluto de la institución, con lo cual parece que las propuestas irán encaminadas a la enmienda del sistema de mayorías, algo ciertamente difícil de prosperar.

De otro lado, el secreto a voces que colea por San Vicente, las Siete Palabras no pondrá en la calle este mes de octubre su paso de Misterio para conmemorar cinco siglos de existencia de la primitiva sacramental. Nada nuevo, ya que en Palacio se reafirman argumentando que quién cumplía años era la hermandad del Santísimo Sacramento que fundara Teresa Enríquez y que el paso de Misterio de las Siete Palabras poco o nada tiene que ver con eso. La frustración viene del lado de la permisividad del Arzobispado en la provincia.

Y por último, una noticia hecha pública en la jornada de ayer, a primeros de año o incluso antes podría llegar a San José Obrero el decreto arzobispal aprobando las reglas que la reconocerían como nueva hermandad de penitencia. De hacerse efectivo, estaríamos ante la número setenta de la sección y la décima de las de vísperas. La duda ahora será conocer cuántos años pasarán para que desde la misma soliciten los trámites de inclusión en la nómina de las que realizan estación de penitencia a La Campana (o a la Magdalena si las obras del metro por Plaza Nueva comenzarán en un futuro cercano), porque lo innegable aquí es que cualquier hermandad que ingresa en la sección de penitencia busca tal fin. Al menos, queda la particularidad de ahí  no tienen como titular a un Cautivo.

Retomando intenciones por las extraordinarias

José Antonio Martín Pereira | 31 de julio de 2011 a las 9:37

Año inusual éste, a tenor de la drástica (e imperiosa) reducción de paseítos extraordinarios, vulgo salidas evangelizadoras, producto de la conjunción imaginativa innecesaria de los capillitas del siglo XXI, claramente distante a los motivos que las generaban antaño. A bote pronto, y fijando el límite en el mes que toca fin (julio), a la memoria un único precedente, el que protagonizara la Hermandad de San Buenaventura allá por la pasada Cuaresma (concretamente el 12 de marzo). Fíjese, la excusa por entonces utilizada para poner un paso en la calle se vinculó al 75 aniversario de la hechura del Cristo de la Salvación, Titular de la corporación sita en la calle Carlos Cañal. Estando previsto el cortejo alcanzara las naves del templo catedralicio, la lluvia (premonitora de Viernes Santo) truncaría las citadas intenciones. Ahora bien, y por propia regla de tres, utilizando solamente tal argumento (insustancial), el Cristo de la Conversión debería haber salido cinco veces (es obra documentada de Juan de Mesa, y data 1620), el Cristo de la Fundación (Andrés de Ocampo, 1622) otras tantas, o el Señor de la Oración en el Huerto cuatro veces (Jerónimo Hernández, 1675). Ejemplos sobrarían a la hora de desmoronar un pretexto tan singular.

Dicho lo anterior, la paralela realidad cofrade diseñada y sostenida por aquellos quienes vistiendo traje tratan de idealizar todo lo vinculado a los golpes de vara sobre el asfalto, muy respetable aunque nada compartida por un servidor, vuelve a denotar recientes amagos de protagonismo. Y no lo decía precisamente en referencia a la participación de la Virgen de Regla en Madrid, dentro de aproximadamente quince días, en relación a intereses ondeados a unos cientos de kilómetros de la ciudad del Guadalquivir y con la justificación de las Jornadas Mundiales de la Juventud (como si la propia presencia del acto no dictaminara suficiente grandeza), sino más bien a razón de la incorporación de hermandades/juntas de gobierno a tan insípida manía, hecho cada vez menos sorprendente.

Particularizando primeramente en la Hermandad de La Sed, su junta de gobierno, reunida en cabildo de oficiales presidido por su Hermano Mayor, Francisco Javier Escudero, el pasado 15 de julio, decidía (dando cuenta a las propias Reglas de la Corporación) que el próximo mes de septiembre (concretamente el día 18) la Virgen de Consolación Madre de la Iglesia visite en Rosario de la Aurora los barrios de Los Pajaritos, Madre de Dios y Las Candelarias. Es decir, vendrá a tratarse de un paseo hasta una zona extrapolada a la feligresía donde se erige la cofradía, en la que además existen otras hermandades y donde, por muchos hermanos que residan no se determina necesario llegar bajo el pretexto de un Consuelo que tal vez sea más imperioso dentro del propio barrio. Y el año que viene qué, ¿Pino Montano? ¿El Polígono San Pablo? Ni que estuviésemos en el año de las Misiones…

Pero para extrañeza, la que pretenden protagonizar los miembros de la junta de gobierno de la Hermandad de San Roque, los cuales han convocado a sus hermanos a celebrar un cabildo general de carácter extraordinario con intención de trasladar la imagen del Santo Crucifijo de San Agustín al templo de Santa Clara, regentado por la congregación de los Padres Agustinos. La cita tendrá lugar el próximo 8 de septiembre, y con su aprobación persiguen participar de las bodas de plata de la susodicha parroquia. Cien son los años que llevan conmemorándose en la Parroquia de la O (1911-2011), con un calendario de actos excepcional, buen espejo en el que reflejarse.

Así las cosas, en la ciudad de las Coronaciones sin devoción resurgen banales deseos, retoman intenciones por las extraordinarias.

En ausencia de extraordinarias

José Antonio Martín Pereira | 13 de junio de 2011 a las 11:56

Por supuesto que más de uno y más de dos están que no viven, allá los que ven el trasiego de pasitos como prioridad y casi exclusividad en la catequesis del siglo XXI. En la jornada de ayer, domingo 12 de junio, se cumplía exactamente un año desde la conmemoración por parte de la Hermandad de la Estrella del 450 Aniversario Fundacional, con la correspondiente visita de su paso de palio a las calles de Triana, acción extendida en pretéritas celebraciones de similar calado y descendencia del legado cultivado por el otrora Pastor de la Archidiócesis sevillana, Fray Carlos Amigo Vallejo. Ahora se llevan las manos a la cabeza los que esperaban que el paso de Misterio de la Hermandad de La Cena “robara” (entiéndase el término) el protagonismo a la mañana del Corpus que está por venir. Afortunadamente (dije bien) el Cabildo Catedral ha hecho caso omiso a los cantos de sirena que así entendían debía proclamarse el V Centenario de la fundación de Hermandades Sacramentales en Sevilla. El Misterio estará, pero presidiendo el Altar del Palacio Arzobispal y no participando de la procesión eucarística, hecho completamente lógico.

Y sí, usted podrá argumentar tirando de archivo que las procesiones extraordinarias han existido desde los orígenes de las cofradías, que en el resto de provincias andaluzas la tendencia sigue siendo excedente, o sin ir más lejos lo extraño del distinto uso de la vara de medir entre la provincia y la capital, en este caso siendo Sevilla la que nos ocupa. A tal circunstancia habrá quien añada incluso lo relativo a los inminentes aniversarios de Coronaciones en La Macarena y Los Gitanos, y ahí seguro la presión popular a la Mitra no tendrá parecidos con la concebida hace unos meses en relación a la Hermandad de Las Siete Palabras y su 500 Aniversario de reagrupación con la Sacramental como eje protagonista. Claro que póngase a pensar el sentido tiene en una conmemoración sacramental sacar un Crucificado. No obstante ya le digo que en la tierra de las Coronaciones sin devoción hubiera podido encajar un acontecimiento tan singular, ejemplos se han conocido.

Así las cosas, en ausencia de extraordinarias (al menos confirmadas) y aprovechando el retorno del Tiempo Ordinario, se antoja momento idóneo para recapacitar sobre el valor de una espera que, capricho añadido de la meteorología, adquiere ahora un interés desprestigiado recientemente. Al encuentro de Dios en el Sagrario…

La Virgen de la Estrella en procesión extraordinaria