El Muñidor » Fe

Archivos para el tag ‘Fe’

Más que un Belén

José Antonio Martín Pereira | 2 de diciembre de 2015 a las 10:59

El Puente de la Constitución, o de la Inmaculada, da pie entre otras cosas para que la Navidad de la que los comercios y la publicidad hacen gala en las últimas semanas se asiente definitivamente en lo cotidiano de los ciudadanos.

En Sevilla, pese a quien le pese, de las raíces emana un acervo de representaciones que dotan de singularidad a la celebración de la fiesta, son sus populares belenes. Los hay de toda índole, más o menos curiosos en su concepción, pero todos válidos en lo que al estímulo de la fe se refiere.

Uno de ellos precisamente es el conocido Belén de la Solidaridad, un original Nacimiento de estilo sevillano que instalan personas trasplantadas en el Convento de Santa Rosalía (calle Cardenal Spínola nº 8 ) bajo el lema “Un trasplante es otro nacimiento”, y que este año celebra su decimocuarta edición.

En ésta ocasión concretamente se recrea el Nacimiento alrededor de los tres edificios que fueron derribados en la Plaza del Duque, durante los años 60, para construir en su lugar un centro comercial. Los visitantes disfrutarán de este particular Belén que, además, pretende sensibilizar a los sevillanos sobre la conservación de su patrimonio histórico.

De este modo se han reproducido fielmente el Palacio del Marqués de Palomares, que tras su venta se convirtió en “Almacenes El Duque”, el espectacular Palacio de Sánchez-Dalp, construido a principios del Siglo XX, y el Colegio Alfonso X el Sabio.

Rafael Álvarez, trasplantado de hígado, es el Maestro Belenista que ha dirigido al equipo técnico de 30 personas trasplantadas que han construido, a escala y con todo lujo de detalles, las excepcionales maquetas.

Para este período de Navidad, la organización espera superar las 55.000 visitas de las ediciones anteriores. Asimismo informan que los niños recibirán caramelos y globos, mientras que los adultos podrán solicitar información o Tarjetas de Donantes a las personas trasplantadas, siempre presentes en el Belén.

Belén de la Solidaridad
Entrada gratuita.
Abierto desde el 8 de Diciembre al 5 de Enero.
Horarios de visita: de 11h a 14h y de 17h a 20.30h.
Cerrado el 25 de Diciembre y el 1 de Enero.
Más información en www.belendelasolidaridad.es

Tiempo de espera

José Antonio Martín Pereira | 29 de noviembre de 2015 a las 11:34

La preparación para la Navidad llega de la mano del primer período del año litúrgico, el Adviento (del latín: Adventus Redemptoris, “venida del Redentor”). Para los teólogos, el tiempo litúrgico del Adviento es, pues, aquel que conforma la espera de la acción divina, la espera del gesto de Dios que viene hacia nosotros y que reclama nuestra acogida con fe y amor. Por ello insisten en que el desarrollo de este tiempo no es sólo el aguarde de un acontecimiento, sino más bien la espera de una persona. Así, el acontecimiento aguardado es esa intervención de Dios en la historia que coincide con la venida del Hijo de Dios, de Cristo.

De este modo, desde ahora y hasta la Navidad la Iglesia nos invita a la preparación a través de la reflexión, sin embargo y a la vista del escenario que se nos presenta, el Adviento requiere de los católicos algo más que eso. Necesita que alcemos la voz como hijos de la Iglesia; que hablemos alto y claro de la necesidad de incluir a Cristo como eje fundamental de la Navidad que se aproxima; que hagamos de este tiempo una luz de esperanza para nuestros hogares; que utilicemos el poder infinito de la oración; y que, en la medida que cada uno pueda, no nos olvidemos del prójimo.

Vivamos pues con interés el gran Misterio que celebramos, contemplando al Dios que se hace uno de los nuestros, no en la opulencia sino en la pobreza y humildad.

AdvientoFoto: www.guadalupeparroquia.com

La Amargura

José Antonio Martín Pereira | 21 de noviembre de 2015 a las 8:51

La Amargura es ese bálsamo en el que refugiar la locura que cerca al mundo; el espejo en el que cualquier ser humano debería mirarse al menos una vez en su vida. No existe un rostro que exprese con mayor sensibilidad tan exquisito consuelo; tan verdadero sentido. Noviembre no alcanza su esplendor hasta que la Virgen no desciende de su camarín para complacer el tiento brindado por el viejo barrio. Soplan vientos que conducen el rumbo inevitablemente hacia el frescor del Adviento; entretanto en San Juan de la Palma el tarro de las esencias ha sido descubierto.

besamano_amargura

Foto: @Hdad_Amargura

París

José Antonio Martín Pereira | 15 de noviembre de 2015 a las 12:59

Consternados. Así estamos, y así seguimos toda vez se van conociendo más detalles de la barbarie del viernes noche en París. Y no porque esas victimas valgan más que las que mueren diariamente en Siria o en otros países árabes por la misma causa, sino porque esta vez parece que las consecuencias amenazan con alcanzar nuevas cotas. Es curioso, pero las religiones primitivas surgieron entre otras cosas para dar respuesta a la muerte, sin embargo hoy existe quien la utiliza a sangre fría para todo lo contrario. Ante esta circunstancia el panorama a nivel mundial se antoja complicado. A los cristianos católicos sólo nos queda orar y ser fieles a nuestra doctrina, siguiendo al Dios de Amor que acude a nosotros cada domingo en la Eucaristía.

Papa_Francisco
Foto: Aciprensa.com

“Panini Cofrade”

José Antonio Martín Pereira | 6 de noviembre de 2015 a las 12:01

Las redes sociales y gran parte de los portales digitales dedicados a la temática cofradiera local rebosan en estos primeros días del recién estrenado mes de noviembre de fotografías que recogen a las diferentes Dolorosas sevillanas ataviadas de luto, en consonancia al escenario espiritual que aguarda la llegada del Adviento, y más tarde de la Navidad.

Pero esta circunstancia, al contrario de lo que se pudiera pensar, no es sino parte del magma que impide alcanzar el núcleo, dentro de la desnaturalización que rodea a la fe del día a día, que solapa a la Semana Santa de todo el año moldeada para ocio y disfrute por la sociedad de la Sevilla de hoy. Cabe preguntarse si verdaderamente nos detenemos a interiorizar el por qué de la simbología que nos rodea durante este mes, o simplemente captamos instantáneas para añadir al álbum como si de una colección de Panini Cofrade se tratara. La sensación es que a menudo se obvia el paso por lugares de culto, eliminando al mismo tiempo lo que significa encontrarse ante imágenes sagradas, envueltos por la vorágine que ansía primicias que no conducen a nada. La tendencia mentada es fruto de un comportamiento cada vez más peligrosamente extendido.

El origen de la tradición

Una buena forma de conocer el origen de lo que hoy interpretamos como tradición es la que propone el investigador Eduardo Fernández Merino, en su libro La Virgen de Luto. La obra narra como en el año 1565 doña María de la Cueva, condesa viuda de Ureña y Camarera Mayor de Isabel de Valois, dona uno de sus propios trajes de luto para vestir la imagen de la Soledad que tallara el escultor Gaspar Becerra a instancias de la reina. Según dicho autor, «tal fue el impacto de esta nueva iconografía que pronto se extendió a las dolorosas de toda la península y los territorios conquistados por España, pudiéndose encontrar aún hoy una larga muestra de estas imágenes de la Virgen vestida como una viuda castellana noble de la corte de Felipe II, no sólo dentro de nuestras fronteras, sino en diversas capitales europeas y americanas que pertenecieron a la corona española, aunque en la actualidad prácticamente se ha olvidado el origen y significado de tales vestidos».

Fuente: Youtube; Usuario: La Virgen de luto

Religión al rincón

José Antonio Martín Pereira | 23 de octubre de 2015 a las 12:04

En pleno inicio de la carrera electoral, los diferentes partidos definen su estrategia de cara a las elecciones generales de finales de año; y poco a poco exponen públicamente sus argumentos, con mayor o menor acierto porque la política, al menos la que se revela en España, carece hoy en día del principio básico que no es otro que la confianza de un electorado al que visto lo visto le pueden el desgano y la apatía ante los escándalos que salpican a sus dirigentes(pero ése es otro tema).

A esta circunstancia se suma el todo vale con el que la política actual sienta sus bases en nuestro país, donde se huye de formalismos y de los viejos usos, en un cambio de modelo que busca atraer a esos ciudadanos no convencidos pero, sobretodo, a los medios de comunicación. De esta manera se logra captar a votantes ajenos a una determinada ideología pero a los que, de alguna manera, le llaman la atención las nuevas formas de utopía sembradas.

Y luego están los que pretenden coartar la libertad atacando siempre por la misma vía. En esta perspectiva encajaría el borrador del programa electoral del PSOE, titulado «Un proyecto de país: conocimiento, crecimiento y cohesión. El cambio que une», que contiene alrededor de 1.200 medidas recopiladas en 258 páginas y que está dando mucho que hablar no precisamente por sus pautas de progreso social, sino más bien por todo lo contrario.

En este sentido el documento plantea un amplio número de iniciativas donde destacan diversas propuestas orientadas a derogar medidas aprobadas por el Gobierno del PP en esta última legislatura, como la reforma laboral, la ley educativa o la de seguridad ciudadana, circunstancia lógica en un país de vaivenes como es éste; pero también pretende intervenir sobre el ámbito de la libertad privada en lo que a la religión se refiere.

De este modo, recoge el borrador de dicho programa para las generales intervenciones como las siguientes:

- Suprimir de la escuela pública la enseñanza de la asignatura de religión. Supresión de la religión del currículum y horario escolar. Los colegios concertados y privados que quieran dar religión tendrán que hacerlo, por tanto, en horario extraescolar.
– Revisar el Concordato con la Santa Sede y retirar los símbolos religiosos de los edificios de carácter público, salvo que sean elementos estéticos o artísticos o estén en espacios de culto.
– Reclamar la titularidad del dominio o de otros derechos sobre los bienes que desde 1998 han sido inmatriculados a favor de la Iglesia Católica si este proceso se produjo sin la existencia de un título material y previo que justificase su titularidad.
– Transformar los lugares de culto en los centros públicos de internamiento como prisiones y hospitales en lugares de oración multiconfesionales y garantizarles la asistencia religiosa que soliciten.

En resumidas cuentas, resulta significativo como el partido que se erige en el garante de las libertades, con el señor Sánchez a la cabeza, tal vez dentro de una estrategia para apartar un discurso o un ideario que no atraen, lo que pretenden es intervenir en un estado laico coartando la libertad privada, prohibiendo lo que no prohíbe la Constitución.

Es curioso pero sólo hace falta tomar como botón de muestra los menús de los comedores en los colegios públicos para conocer cuál es el procedimiento con los alumnos musulmanes. Es decir, el laicismo impuesto por unos y consentido por otros mira siempre al mismo lado, y mientras entre unos y otros siguen empujando a la religión al rincón la comunidad cristiana calla y otorga. Así nos va.

Que el trasfondo se imponga

José Antonio Martín Pereira | 15 de septiembre de 2015 a las 11:22

A estas alturas del mes de septiembre podríamos afirmar que el inicio del nuevo curso cofrade, tal como en otros ámbitos, es ya una realidad patente. Basta simplemente echar la vista a las redes sociales para comprobar que la actividad de las distintas corporaciones crece al ritmo que lo hace el propio transitar de los días, circunstancia que se refleja en los despachos y en el movimiento en las casas de hermandad.

En este sentido si algo marca precisamente la época del año en la que nos encontramos es la permanente búsqueda de propósitos. Y es precisamente en este punto donde se comprueba la realidad que envuelve a las cofradías, ya que una vez más los mensajes que se envían desde buena parte del conglomerado que conforman las distintas opiniones en la materia abarcan sólo los primeros estratos, y al fondo de la tierra, al contacto directo con las raíces muy pocos se atreven a llegar. El bucle se alimenta de argumentos banales, en el intento por dotar de sentido comercial al valor de vivir la fe día a día. Centrar las miras única y exclusivamente en sondear hipótesis sobre unos reajustes horarios que ya veremos si hallan consenso en los próximos meses significa desaprovechar gran parte del yugo, pero cierto es también que ése es el alimento que se demanda.

En el vértice opuesto, mucha materia para plantear el curso que nos queda por delante es la que recoge la Carta pastoral con la que monseñor Asenjo daba la bienvenida un par de semanas atrás. A destacar, las alusiones a la Carta encíclica Laudato si con la que el Papa Francisco invita a cristianos y no cristianos al compromiso con la sostenibilidad de nuestro mundo, tema candente que ha suscitado numerosas corrientes de pensamiento al respecto. De otro lado, nuestro arzobispo aclara las tres líneas de trabajo que deben orientar la acción pastoral durante los próximos meses: el Jubileo extraordinario de la Misericordia, la elaboración de un nuevo Plan Diocesano de Pastoral y el comienzo de la implantación del Directorio Diocesano de la Iniciación Cristiana.

Sin lugar a dudas los trazos están claros, pero a la vez existe mucha broza que apartar para que el camino aparezca despejado y limpio. Esperemos que las nuevas intenciones cundan, y que lo que a priori parte como trasfondo para la mayoría termine imponiéndose para cambiar percepciones.

¿Vacaciones con o sin Él?

José Antonio Martín Pereira | 2 de agosto de 2015 a las 12:42

En el intermedio veraniego que determina el cambio en la hoja del almanaque, inmersos en ese breve paréntesis en el que se cruzan los que van con quienes vuelven, y a tenor del panorama social que nos envuelve a todos, cabe preguntarnos cómo de grande es la distancia que guardamos con Dios en estas jornadas de tardes alargadas y calurosas noches.

De este modo y por mucho que, por causas naturales relacionadas con la crisis económica, el concepto vacacional haya variado para muchas personas y no puedan disfrutar de unas vacaciones como otras veces las habían tenido, lo cierto es que culturalmente asociamos el verano al tiempo de descanso, de tal manera que con viajes o sin viajes lo irrefutable es que caminamos sobre un tiempo de ocio que, sin embargo, no puede ser sinónimo de abandono de Dios.

Pero ese peligro existe, e inconscientemente podemos caer en vivir la longitud del verano en ausencia de Dios, aparcando la fe cristiana para los días ordinarios como si el desarrollo de la misma se tratara de algo más en medio de la vorágine de cosas que ocupan nuestra mente en otras etapas del año. Pensar en el verano como una especie de balsa a la que le cabe todo tipo de olvido es un lujo que como cristianos no podemos ni debemos permitirnos, máxime cuando un leve ejercicio de reflexión puede encontrarse a golpe de click, en una de las numerosas aplicaciones que nos permiten mantener el seguimiento de las lecturas diarias. Además, si en tiempo vacacional contamos con más tiempo libre no es poco cierto que, por eso mismo, deberíamos estar más dispuestos a acordarnos más de Dios mediante la oración, o visitándole en la piel de un enfermo, o simplemente acudiendo al Sagrario de la localidad de paso. En cada uno de nosotros queda…

evangelizo.com

Captura de pantalla de la App móvil Evangelizo

Adaptación a los medios

José Antonio Martín Pereira | 22 de mayo de 2015 a las 11:41

Como una más de las señas de adaptación con las que la Iglesia se acoge a la evolución de las sociedades y a los medios de comunicación e interacción, así podría definirse la campaña que comenzó el domingo 17 y que concluirá en apenas dos días desarrollada en recuerdo de los 200 millones de cristianos que son perseguidos por su fe en todo el mundo. A propuesta de la Conferencia Episcopal, la Iglesia en España está celebrando una semana de oración por ellos, y lo está haciendo fundamentalmente a través de la red social más popularizada a día de hoy, Twitter, mediante el lema #UnRTUnaOración con el que se pretende que cada reuit (se denomina retuitear a compartir el mensaje) vaya acompañado de una oración por dicha causa.

cristianos perseguidos

Vigilia de Pentecostés por los cristianos perseguidos

La Catedral de Sevilla abrirá sus puertas el próximo sábado, 23 de mayo, para la vigilia diocesana de Pentecostés, una cita a la que están invitados todos los fieles de Sevilla y que estará dedicada este año a los cristianos perseguidos en el mundo por razón de su fe. La vigilia comenzará a las ocho de la tarde y estará presidida por el arzobispo.

Primeras Comuniones: transmutación religiosa

José Antonio Martín Pereira | 5 de mayo de 2015 a las 12:25

Mayo es, entre otras cosas, el mes de las Comuniones. Sin embargo el hecho de celebrar la Primera Comunión hace tiempo que ya dejó de tener el significado con el que se implantó en la sociedad española. El concepto religioso ha quedado relegado definitivamente a un segundo o tercer plano en la mayoría de las celebraciones, en las que lo que más importa es el vestido, el banquete y, sobretodo, los regalos. Cabe puntualizar que en sus orígenes, allá por el siglo XIII, la Primera Comunión no poseía carácter de acto socialmente relevante, pero a partir del siglo XX y hasta la actualidad las circunstancias a la hora de llevar a cabo la celebración han cambiado sustancialmente, hasta tal punto de que limousines, coches de caballos o espectáculos de dj´s formen parte cada vez con más asiduidad de los excesos a la hora de conmemorar tal día.

Tanto es así que existen hasta comuniones por lo civil (así como bautizos de la misma índole), en lo que viene a concluir la transmutación de la ceremonia religiosa por una exhibición de poderío económico familiar que mueve cientos de miles de euros al año. De este modo la Primera Comunión, al igual que ha sucedido con otras celebraciones religiosas como las bodas, la Navidad o la propia Semana Santa, evidencia dos de los aspectos esenciales de la transformación de la sociedad española: el laicismo y el consumismo. Y dentro de esta nueva concepción, el momento central como no podía ser menos se ha desplazado de la iglesia al restaurante.

Lo que está claro es que la Eucaristía o la Sagrada Comunión, en la iglesia católica, significa recordar y volver a celebrar aquella última Cena de Cristo junto con sus apóstoles. La Eucaristía es en sí misma la fuente y culmen de la vida de todo cristiano. Es el sacramento del cuerpo y de la sangre de Jesucristo, con el pan y vino, y ello es algo que habría que recordar a muchos padres y madres. A la vista está, da pena comprobar en lo que nos estamos convirtiendo…