Archivos para el tag ‘Juan Pablo II’

La imagen de 2012

José Antonio Martín Pereira | 31 de diciembre de 2012 a las 6:55

Como si de una postal se tratara. Sella 2012 su carta de despedida descifrado como imagen para la posteridad. En estos casos, la subjetividad destapa imprecisas elecciones, y las respuestas circundan entre una maraña de diminutos detalles. Mentando al esritor y filósofo estadounidense Ralph Waldo, «los años enseñan muchas cosas que los días jamás llegan a conocer».

Sevilla reducto y cauce de la fe, hilando redes entre pasado reciente y futuro próximo. Columna conformada por todos los que somos parte de la Iglesia, desde la indisolubilidad entre ésta y las cofradías. Del pensamiento del propio Beato Juan Pablo II, quedó plasmado que «la Iglesia necesita muchos y cualificados evangelizadores que, con nuevo ardor, renovado entusiasmo, fino espíritu eclesial, desbordantes de fe y esperanza, hablen cada vez más de Jesucristo».

Feliz y Venturoso 2013 para todos.

¿Es verdad que abrimos paso?

José Antonio Martín Pereira | 17 de marzo de 2012 a las 13:12

El tiempo litúrgico presente borda las postrimerías de su intervalo con distinto hilo según cada hogar, porque si para algunos éste se alza como un período de gozo, para otros sin embargo la condena diaria, expuesta en un sinfín de estados, no obra más que a mirar qué será de su existencia en apenas un rato.

Sevilla, es cierto, ha transformado su intensidad a la espera de consumar el eterno milagro de cada primavera, y son muchos los emplazamientos en los que la luz, el aroma y el color responden en las manos del Cristo o la Virgen a los que se tributa culto. No obstante, la amenaza de lo anodino también aguarda sobre cada templo, venablo bajo el brazo, para asestar un nuevo tajo sobre los movedizos sostenes que equilibran la Fe.

¿Es verdad abrimos paso a Cristo durante la Cuaresma, o por el contrario este Tiempo se agota sin que removamos la conciencia? Dejó escrito el añorado Pontífice Juan Pablo II, hoy reconocido Venerable por la Santa Iglesia Católica, en el que a la postre significaría el último de los mensajes de Cuaresma, que la palabra penitencia se repite en muchas páginas de la Sagrada Escritura, resuena en la boca de tantos profetas y, en fin, de modo particularmente elocuente, en la boca del mismo Jesucristo: «Arrepentios, porque el reino de los cielos está cerca» (Mt. 3,2). A partir de ahí, y ahora que solo dos domingos separan el final del trayecto, que cada cual resuelva sus propias conclusiones…