Archivos para el tag ‘luto’

“Panini Cofrade”

José Antonio Martín Pereira | 6 de noviembre de 2015 a las 12:01

Las redes sociales y gran parte de los portales digitales dedicados a la temática cofradiera local rebosan en estos primeros días del recién estrenado mes de noviembre de fotografías que recogen a las diferentes Dolorosas sevillanas ataviadas de luto, en consonancia al escenario espiritual que aguarda la llegada del Adviento, y más tarde de la Navidad.

Pero esta circunstancia, al contrario de lo que se pudiera pensar, no es sino parte del magma que impide alcanzar el núcleo, dentro de la desnaturalización que rodea a la fe del día a día, que solapa a la Semana Santa de todo el año moldeada para ocio y disfrute por la sociedad de la Sevilla de hoy. Cabe preguntarse si verdaderamente nos detenemos a interiorizar el por qué de la simbología que nos rodea durante este mes, o simplemente captamos instantáneas para añadir al álbum como si de una colección de Panini Cofrade se tratara. La sensación es que a menudo se obvia el paso por lugares de culto, eliminando al mismo tiempo lo que significa encontrarse ante imágenes sagradas, envueltos por la vorágine que ansía primicias que no conducen a nada. La tendencia mentada es fruto de un comportamiento cada vez más peligrosamente extendido.

El origen de la tradición

Una buena forma de conocer el origen de lo que hoy interpretamos como tradición es la que propone el investigador Eduardo Fernández Merino, en su libro La Virgen de Luto. La obra narra como en el año 1565 doña María de la Cueva, condesa viuda de Ureña y Camarera Mayor de Isabel de Valois, dona uno de sus propios trajes de luto para vestir la imagen de la Soledad que tallara el escultor Gaspar Becerra a instancias de la reina. Según dicho autor, «tal fue el impacto de esta nueva iconografía que pronto se extendió a las dolorosas de toda la península y los territorios conquistados por España, pudiéndose encontrar aún hoy una larga muestra de estas imágenes de la Virgen vestida como una viuda castellana noble de la corte de Felipe II, no sólo dentro de nuestras fronteras, sino en diversas capitales europeas y americanas que pertenecieron a la corona española, aunque en la actualidad prácticamente se ha olvidado el origen y significado de tales vestidos».

Fuente: Youtube; Usuario: La Virgen de luto

Noviembre

José Antonio Martín Pereira | 3 de noviembre de 2012 a las 11:40

Noviembre reviste con su llegada las marcas del dolor. Son los primeros días en la espera de la Esperanza, que llegará toda vez se cuenten por cuatro veces diez los amaneceres junto a la muralla. Grisaceo color ambiente que se diluye en el interior de los templos, porque allí María, incluso atraviada de oscuro, reparte bondades con su mirada y es referente de plenitud cristiana. Costumbre honrosa previa al Adviento, que toma excelsa forma, entre otros tantos lugares, en el escenario que conforma el retablo del Alma Mía, dedicado a la Inmaculada y presidido por la Virgen de la Concepción, en el seno de San Antonio Abad. María es, en estas tardes de otoño, esquema de luz en sí misma.

 

Propio de noviembre

José Antonio Martín Pereira | 10 de noviembre de 2011 a las 12:22

Noviembre, el mes. María, la protagonista. El negro, el color que envuelve al morado de la liturgia, simbolizando un escenario espiritual que aguarda la llegada del Adviento, y más tarde de la Navidad. Sevilla lo acepta, ahorma y refortalece como lo que viene siendo, costumbre honrosa hacia la que es Madre de Dios en el Cielo y en la Tierra. Los días, de mañanas gélidas y tardes más cortas, cercan la estrechez entre la intimidad y el consuelo. Que no se extienda un manto de desesperanza, el Adviento se acerca, y con su llegada retornará el color al atuendo de María.

Y en el anexo de la antigua Capilla del Patrocinio reposa un dolor irreal y pasajero, revestido luto, y encarnado en la sencillez letífica de una advocación que interrelaciona amparo, protección y auxilio. El rostro de la Virgen del Patrocinio, “Señorita” de Triana, evidencia el reflejo de un dolor suave y preciso, que no desvirtúa las facciones, y que, sea en un día de noviembre o en cualquiera de los que conforman la Cuaresma, invita al sosiego, a la quietud, al reposo. Una buena oportunidad para acercarse y contemplarla pasa por este próximo fin de semana, coincidiendo con el Solemne Tríduo que se celebrará en honor a la Santísima Virgen en tan gloriosa advocación.

Virgen del Patrocinio, intercede por nosotros.

Foto: María Fernández

Etiquetas: , , ,