Archivos para el tag ‘Madre María de la Purísima’

2015: de la visita del Rey, al acuerdo in extremis

José Antonio Martín Pereira | 28 de diciembre de 2015 a las 12:42

A poco de que 2015 quede relegado a los libros de Historia, desde los diferentes ámbitos de la sociedad surgen numerosos análisis y balances. En lo que a las cofradías en Sevilla respecta, como en cualquier otro escenario, sintetizar lo más destacado no es tarea sencilla. He aquí una muestra de algunos de los temas que más dieron que hablar.

La Semana Santa de 2015

La de 2015, amén de por la visita de S. M. el Rey Felipe VI, quedará en los anales por haber sido la tercera Semana Santa en lo que va de siglo en la que la lluvia no hizo acto de presencia, tal como sucediera en las de 2001 y 2009. Dominaron las altas temperaturas, y las calles fueron tomadas una gran marea de público, y de sillitas portátiles (pese a las “recomendaciones” para limitarlas en ciertos emplazamientos). Fue también una Semana Santa de retrasos en la que el caos acontecido en la Madrugá, avivado por la extrema sensación de inseguridad ciudadana, significó la punta de un iceberg a la deriva.

La visita de S. M. el Rey Felipe VI

No obstante la Semana Santa de 2015 será especialmente recordada por la visita de Su Majestad Felipe VI, el cual aprovechó su estancia en la ciudad durante la jornada del pasado Lunes Santo con motivo del 75 aniversario de la empresa Persán para contemplar el discurrir de algunas cofradías que hacían estación de penitencia en la citada jornada.

Acompañado por la presidenta de la Junta de Andalucía (en funciones por aquel entonces), Susana Díaz y el otrora alcalde de Sevilla, Juan Ignacio Zoido, Don Felipe contempló el paso de la Hermandad de Santa Genoveva desde el balcón de la sede que la Delegación de Gobierno de la Comunidad de Andalucía que tiene en la Plaza de España, e incluso realizó una llamada al paso de palio de la Virgen de las Mercedes. Posteriormente se trasladó a la plaza de la Campana para observar el discurrir de la primera mitad de un Lunes Santo marcado para el recuerdo.

La Canonización de Madre María de la Purísima

Ocurrió el pasado 18 de octubre. La que fuera durante 22 años superiora general de la Compañía de las Hermanas de la Cruz alcanzaba la santidad sólo 11 años después de comenzar la causa para proceder a su elevación a los altares y 17 después de su muerte, en lo que los expertos determinaron como un proceso más ágil del que suele requerir la Iglesia católica. El papa Francisco presidió la ceremonia en la Plaza de San Pedro del Vaticano ante una nutrida presencia de españoles, entre ellos unos aproximadamente 1.200 sevillanos.

Ya en Sevilla, los días 28, 29 y 30 de octubre tuvo lugar en la Catedral el triduo en honor de Santa María de la Purísima, y el día 31 la misa solemne de acción de gracias presidida por el arzobispo hispalense.

La Hiniesta, 450 aniversario

La Virgen de la Hiniesta se reencontró con las calles de Sevilla en la tarde del sábado 23 de octubre en procesión extraordinaria bajo palio, como culmen a la celebración de los 450 años de la fundación de la hermandad de penitencia. Previamente, a las 10.00 horas, el arzobispo de Sevilla Juan José Asenjo había presidido en la sede canónica de San Julián la misa estacional conmemorativa de este aniversario.

El acuerdo entre las hermandades de la Madrugá

Prácticamente sobre la bocina (el plazo dado por el Consejo de Cofradías para poner en marcha su Plan Nieto se cumplía el próximo día 31), los hermanos mayores de las seis hermandades que componen la nómina de la Madrugá certificaban un acuerdo en el que finalmente no habrá cambios ni permutas entre las distintas cofradías. La propuesta, que se dará a conocer este miércoles al Consejo, será sólo por un año, y contiene como elemento esencial la vía libre a la Esperanza de Triana para que pueda llegar a la Carrera Oficial sin tener delante al Calvario y evitar así el cruce conflictivo con el Gran Poder en la confluencia de la calle Zaragoza con San Pablo.

IMG_20150403_060555-540x303

A la espera de la canonización

José Antonio Martín Pereira | 7 de mayo de 2015 a las 12:41

Si bien la noticia allá por el extrarradio de las cofradías no ha sido acogida con la repercusión que el hecho merece, bien podemos congratularnos tras conocer que, con fecha 5 de mayo de 2015, el Santo Padre autorizaba a la Congregación de la Causa de los Santos la promulgación del decreto relativo al milagro atribuido a la intercesión de la beata Madre María de la Purísima, quien fuera superiora general de la Compañía de la Cruz, institución fundada por Santa Ángela de la Cruz. Dicho alegato se publicaba en el Boletín de la Sala de Prensa de la Santa Sede de tal día, y se corresponde con el paso previo a la fijación de la fecha de la canonización de la nueva santa.

Madre María de la PurísimaFoto: Archidiócesis de Sevilla

Se cumple un año

José Antonio Martín Pereira | 18 de septiembre de 2011 a las 13:09

Por entonces mañana de sábado, 18 de septiembre de 2010, de hace justamente un año, la ciudad que consagrara la indescriptible y abrumadora labor que iniciara Santa Ángela de la Cruz, despertaba, con la Esperanza Macarena como testigo, después de una madrugada intensa, con la intención de condecorar, mediante imaginario broche de oro, el regazo de buen hacer que aún a día de hoy pervive. De aquella profunda y memorable jornada de júbilo católico, mucho se escribió y aún podría decirse. Difícil, muy difícil resultaría sintetizar todo lo que aconteciera en un día en el que Sevilla retratara el escudo de su Fe en función de la alegría que desprendiera el propio acontecimiento.

En primer lugar recordar la extraordinaria organización del acto de beatificación de Madre María de la Purísima, prepararada por el Arzobispado de Sevilla. Sencilla y en su justa medida, pese a la voces de quienes hablaron de la estructura simple del altar. ¿Para qué más? Según cifras del CECOP, el estadio de La Cartuja registró una asistencia aproximada de 45.000 personas, si bien la retransmisión pudo seguirse desde cualquier rincón del mundo gracias a la señal emitida por Giralda Tv, hecho digno de elogio.

Importantes fueron además las declaraciones nuestro Pastor, Monseñor Juan José Asenjo, refiriéndose a las Hermanas de la Cruz como aquellas que «con su pobre y tosco sayal, son la admiración de Sevilla y de todas las poblaciones de Andalucía, España, Italia y Argentina donde tienen sus casas porque viven el Evangelio químicamente puro, con toda su belleza y radicalidad». Y nadie se olvida de los dos largos aplausos espontáneos dedicados al Cardenal Amigo, prueba evidente de la huella plasmada por el Arzobispo emérito. Al acto asistieron igualmente los cardenales, Rouco Varela y García Gasco; el prefecto de la Congregación de Santos, Ángelo Amato; el nuncio en España, Renzo Fratini; una treintena de prelados, entre ellos, el nuncio en Rumanía, Javier Lozano, o el obispo de la Diócesis Argentina de Añatuya, Adolfo Armando Uriona, así como entorno a seiscientos sacerdotes.

En cuanto a la nueva beata, para aquellos a los que todavía les resulte ajena, María Isabel Salvat Romero, (Madrid, 1926), significar que dejó a los 18 años su adinerada familia para ingresar en las Hermanas de la Cruz, de las que fue Madre General tres veces a partir de 1977 y hasta su fallecimiento, en 1998. El 5 de noviembre de 1982 fue uno de los días más destacados de su vida pues Juan Pablo II presidió en Sevilla la beatificación de sor Ángela de la Cruz, la fundadora de esta compañía de monjas humildes que hoy suma 53 casas repartidas por España, Italia y Argentina.

La rápida beatificación de Madre María de la Purísima fue posible tras serle atribuida la milagrosa curación de la niñaAna María Rodríguez, natural de La Palma del Condado (Huelva), que nació sin la vena cava inferior y con una cardiopatía congénita en 2001 y quien justamente hace un año recibía su primera comunión en el estadio de La Cartuja entre los aplausos de las decenas de miles de asistentes.