Archivos para el tag ‘mayo’

Primeras Comuniones: transmutación religiosa

José Antonio Martín Pereira | 5 de mayo de 2015 a las 12:25

Mayo es, entre otras cosas, el mes de las Comuniones. Sin embargo el hecho de celebrar la Primera Comunión hace tiempo que ya dejó de tener el significado con el que se implantó en la sociedad española. El concepto religioso ha quedado relegado definitivamente a un segundo o tercer plano en la mayoría de las celebraciones, en las que lo que más importa es el vestido, el banquete y, sobretodo, los regalos. Cabe puntualizar que en sus orígenes, allá por el siglo XIII, la Primera Comunión no poseía carácter de acto socialmente relevante, pero a partir del siglo XX y hasta la actualidad las circunstancias a la hora de llevar a cabo la celebración han cambiado sustancialmente, hasta tal punto de que limousines, coches de caballos o espectáculos de dj´s formen parte cada vez con más asiduidad de los excesos a la hora de conmemorar tal día.

Tanto es así que existen hasta comuniones por lo civil (así como bautizos de la misma índole), en lo que viene a concluir la transmutación de la ceremonia religiosa por una exhibición de poderío económico familiar que mueve cientos de miles de euros al año. De este modo la Primera Comunión, al igual que ha sucedido con otras celebraciones religiosas como las bodas, la Navidad o la propia Semana Santa, evidencia dos de los aspectos esenciales de la transformación de la sociedad española: el laicismo y el consumismo. Y dentro de esta nueva concepción, el momento central como no podía ser menos se ha desplazado de la iglesia al restaurante.

Lo que está claro es que la Eucaristía o la Sagrada Comunión, en la iglesia católica, significa recordar y volver a celebrar aquella última Cena de Cristo junto con sus apóstoles. La Eucaristía es en sí misma la fuente y culmen de la vida de todo cristiano. Es el sacramento del cuerpo y de la sangre de Jesucristo, con el pan y vino, y ello es algo que habría que recordar a muchos padres y madres. A la vista está, da pena comprobar en lo que nos estamos convirtiendo…

Epílogo de mayo

José Antonio Martín Pereira | 27 de mayo de 2013 a las 12:18

El epílogo de mayo se tradujo en un mar de cruces las cuales, repartidas por la ciudad, evocaron el carácter con el que la ciudad ata sus propios lazos. Cruces que, con sus dos maderos, nos enseñan quiénes somos y cuál es nuestra dignidad y que, además, en estos primeros días del tiempo ordinario, quedan refortalecidas en forma de acción social y convivencia entre hermanos. Gran ambiente el que se respiró en diferentes puntos de la geografía local durante todo el pasado fin de semana.

Y a todo esto, la Fiesta del Corpus asoma. Este año cuenta con la novedad de que las portadas de la Plaza de San Francisco serán distintas. Una estará dedicada a la capilla de la Hermandad del Rocío de Triana, que conmemora su segundo centenario fundacional, y la otra a la capilla de la Universidad, que cumple 250 años desde que fuera finalizada.

Mayo

José Antonio Martín Pereira | 5 de mayo de 2013 a las 19:36

Mayo es arrojo de intensidad. El mes de María renace entre la frondosidad de la primavera, devolviendo a Sevilla fulgores por los que otrora suspiró. Como contraste, la quietud de los muros en los que resguarda la Historia, bienhechores de la melancolía con la que caminan los días al encuentro de nuevas inquietudes. Resplandor con el que mismo cielo sacude a la zozobra, en el veleidoso transitar de mullidas nubes.

El arte de mayo

José Antonio Martín Pereira | 13 de mayo de 2012 a las 23:44

Por suerte, la siempre heterogénea ciudad de Sevilla conserva intacto el cajón que contiene la inocencia propia de mayo. Y en este mes, que es de María, cientos de monaguillos como los de Los Estudiantes, pero sin túnicas ni cestitas de caramelos, toman las calles anunciando que el futuro lleva escrito el nombre de cada uno de ellos. Lo poco y lo mucho cuentan en el jardin que ve crecer ilusiones, haciéndonos recordar que en el pasado algunos de nosotros dimos vida al mismo sueño. Por ello, que no se pierda nunca la espontaneidad del modo de vivir la fe que tienen nuestros pequeños, porque desde luego viene cargada de derroches de puro arte.

Futuro

José Antonio Martín Pereira | 9 de mayo de 2011 a las 11:25

La cuestión es que Semana Santa y Feria son ya historia. La ciudad irreversiblemente despertaba hoy acondicionando el molde de la rutina, quién sabe de qué forma y hasta cuándo. Existe un proverbio ruso el cual manifiesta abiertamente que «añorar el pasado es correr tras el viento», y no le falta razón. Por ello, deberíamos arropar la vuelta a la normalidad manteniendo alzada la Cruz de Guía de la Fe como impulso de comunión entre presente y futuro, dejando claro que ser cofrade no es parecerlo una semana, refrendándolo en el día a día cobijando las directrices bajo el estandarte de la Palabra.

Quizás la liturgia de Pascua esté brindando el sosiego del que la Cuaresma suele privar. Si se han fijado, la actualidad relacionada con el mundo de las cofradías de Sevilla brilla por su ausencia, desenmascarando la concepción a menudo esquivada que ratifica el sobrado gusto de los cofrades por complicar las cosas. Los amaneceres de mayo ralentizan tal aserto, revelando que es posible sellar hojas de calendario sin hacer tanto ruido, trabajando igualmente por las hermandades y sus diferentes acciones de caridad y apostolado, e intentando no descuidar un porvenir que instala constantemente nuevos basamentos.

Mayo es el mes de María, e igualmente pudiera ser el de la reflexión. Hacia dónde dirigimos la órbita semanasantera, y hacia dónde queremos hacerlo. Parte del futuro está en nuestras manos…