Archivos para el tag ‘medios de comunicación’

Semana Santa 2014: a destacar

José Antonio Martín Pereira | 22 de abril de 2014 a las 11:28

La meteorología

Fue sin duda la mejor de las noticias. Tres años llevaban todas las cofradías del Martes Santo y dos del Viernes Santo, El Cachorro y La Carretería, sin que sus hermanos pudieran ver un cielo luminoso. El sol trajo calor, y éste se dejó notar especialmente en las jornadas del Domingo de Ramos y Jueves Santo. Vimos cirios arqueados y los establecimientos no dieron abasto en la venta de refrigerios.

Las cifras

De las que han presumido en el Consistorio. Según Juan Ignacio Zoido, alcalde de la ciudad, en base al último estudio encargado por el Ayuntamiento a la Universidad sobre el impacto económico de la Semana Santa, la de 2014 deja un balance positivo de 240 millones de euros. En este sentido, Tussam ha registrado un 10% más de viajeros; Lipasam ha recogido un 19,2% más de residuos y los hoteles de la ciudad registraron una ocupación de prácticamente el 100% a partir del Jueves Santo.

Las bandas

Uno de los capítulos más castigados en los últimos años, dada la permisividad de gran parte de las juntas de gobierno. Faltan calificativos de admiración para reconocer el extraordinario nivel de la Oliva y el Carmen de Salteras, la Banda del Maestro Tejera, Redención en lo que a las agrupaciones musicales respecta, o las formaciones de cornetas y tambores de Las Tres Caídas (que pasó ocho veces por Carrera Oficial) y Las Cigarreras.

Las cofradías de negro

Que siguen ganando adeptos. Cada vez más imprescindibles para el público en general cofradías como Las Penas de San Vicente, La Vera Cruz o Santa Marta, dignificando el carácter serio de la celebración religiosa en la calle. Valga el dato de que Los Servitas pone en la calle a más de cien monaguillos en la tarde del Sábado Santo.

El trabajo del personal de servicio

Especialmente el de los servicios de limpieza, por el lamentable estado que presentaban las calles tras el paso de las distintas cofradías. Del mismo modo las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, Policía Local, Protección Civil o el personal sanitario.

Los Medios de Comunicación

Siempre al pie para ofrecer cobertura directa. Las Redes Sociales facilitaron el trabajo de los profesionales de esta parcela, así como contribuyeron en la difusión de momentos y escenarios en tiempo real.

Semana Santa Sevilla 2014

Monseñor Asenjo y las nuevas comunicaciones sociales

José Antonio Martín Pereira | 17 de mayo de 2013 a las 11:16

Poco ha trascendido, pero el pasado domingo día 12 la Iglesia celebró su 47 Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales, efeméride que desde 1967 tiene lugar en torno a la Solemnidad de la Ascensión. Cuánto hemos cambiado desde entonces, si atendemos a las consideraciones para aquella primera edición, propuesta por el Concilio Ecuménico Vaticano II, por las que el papa Pablo VI defendía el papel de la Iglesia de cara a «llamar la atención de sus hijos y de todos los hombres de buena voluntad sobre el vasto y complejo fenómeno de los modernos instrumentos de comunicación social, tales como la prensa, el cine, la radio y la televisión», entendidas las notas más características de la civilización de aquel momento.

Una semana antes, el arzobispo de Sevilla, monseñor Asenjo, se dirigía por medio de su carta pastoral a los fieles centrando su discurso «en el mundo de la comunicación y en las relaciones humanas, especialmente entre los jóvenes, están produciendo las nuevas tecnologías». Para el prelado sevillano, «vivimos en la era digital, en la que cabe admirar el potencial extraordinario que albergan estos nuevos medios, cuando se usan para favorecer la comprensión y la solidaridad humana. Son entonces un verdadero don para la humanidad».

Según las consideraciones de monseñor Asenjo, «el medio digital no es un mundo paralelo o puramente virtual, sino que forma parte de la realidad cotidiana de muchos, y en este mundo hay que anunciar también a Jesucristo como camino, verdad y vida del mundo, fuente de sentido y de esperanza para todos, pero muy especialmente para los jóvenes. Nuevas tecnologías de la comunicación y redes sociales no son realidades ajenas a la Nueva Evangelización, sino complementarias, pues la Iglesia tiene que ofrecer al mundo el mejor tesoro que posee por todos los medios a su alcance».

Con estas premisas, nuestro arzobispo expone claramente su apoyo y compromiso con respecto a las nuevas vías de comunicación social, al tiempo que aprovechó para saludar y reconocer la labor de los profesionales de los Medios, a los que agradece el servicio que prestan a la Iglesia. Sin dudas un nuevo impulso, alejado, eso sí, del innumerable catálogo de personajes los cuales, ajenos por completo a la profunda labor que realiza la Iglesia en nuestros días por la sociedad en general, no cubren ningún bien disociando y distorsionando aquello que respecta a la relación cofradías-Iglesia.

Fuente imagen: Archidiócesis de Sevilla

Semana Santa 2013: entre lo bueno

José Antonio Martín Pereira | 3 de abril de 2013 a las 11:58

El cortejo de La Lanzada

Sin lugar a dudas, la actitud ejemplar de los hermanos de La Lanzada, de serenidad en medio de la incredulidad ante el extraño comportamiento de la cofradía de Los Panaderos mientras éstos tomaban la intersección de las calles Martín Villa y Cuna, cortándoles el paso, refrenda el hecho de que las hermandades en la calle deben ser más que cortejos perfectamente uniformes. Quizás, en esta Sevilla cofrade que alardea de golpes de pecho en su encuentro anual con la Campana, actitudes de cordura como las de los hermanos de San Martín se interpreten con valor doble.

Las Penas de San Vicente

Pese a que el nuevo itinerario de regreso dejara a la cofradía un tanto desangelada en su paso por la plaza de la Campana, la simetría del cortejo que componían los hermanos de San Vicente puso en relieve el buen hacer de la Hermandad en los últimos años. Gana enteros y se posiciona esta cofradía como imprescindible en la noche del Lunes Santo sevillano.

La coherencia

Todas las juntas de gobierno que actuaron con coherencia frente a las inclemencias meteorológicas acertaron. Especialmente significativo fue el discurso de José Marín Lobo, hermano mayor de San Bernardo, haciendo un llamamiento para que sus hermanos mostraran un comportamiento ejemplar toda vez la decisión les había sido comunicada.

Los hermanos de La Paz

Inmensos aguantando el aguacero mientras su junta de gobierno decidía el rumbo que tomaría la cofradía ante el panorama con el que se presentó la tarde del Domingo de Ramos. En Plaza Nueva, incluso los más pequeños se resistían a abandonar su fila.

Los medios de comunicación

A menudo los balances se centran en esa Semana Santa de calle, ésa que no fructifica sin no se ve más allá. Los medios de comunicación, con su inestimable despliegue, han vuelto a escenificar que lo principal es acercar las vivencias de lo que se quiere a los que, por una u otra razón, no pudieron ser partícipes en primera persona.

Los Servitas

La cofradía de los detalles, refrendados incluso en aquello que a la vista pasa más desapercibido. Las escaleras que acompañan a ambos pasos, forradas en terciopelo, dejaban buena muestra del carácter serio y austero de esta Hermandad con sede en la plaza de San Marcos.

Foto: P. J. Chacón

Semana Santa 2012: fueron protagonista (I)

José Antonio Martín Pereira | 12 de abril de 2012 a las 11:35

El Twitter

Como se esperaba, la que tal vez sea (junto a Facebook) la Red Social más populosa de cuantas existen en Internet fue protagonista de principio a fin durante la pasada Semana Santa. Elevado a tal en parte por las ya archiconocidas inclemencias meteorológicas, y no menos por el ferviente interés que suscita la Semana Grande de Sevilla, avivado desde los lugares más insospechados del globo, Twitter se alzó como ingrediente esencial en todos y cada uno de los asuntos y debates que fueron surgiendo. Algunas de nuestras cofradías coparon incluso los primeros puestos como temas del momento (tendring topic) a nivel mundial, sirviendo el hashtag #SSanta12 (del inglés hash, almohadilla y tag, etiqueta) para aglutinar comentarios, respondiendo así a las intenciones de las diferentes aplicaciones creadas para el uso en dispositivos móviles.

 

Los medios de comunicación

En parte en estrecha vinculación con lo anterior. Información en tiempo real, desde infinidad de puntos y mediante el uso de despliegues técnicos y humanos nunca vistos. Es de recibo felicitar el trabajo de aquellos profesionales que dedicaron innumerable número de horas durante estos días. No obstante, la lluvia sacó a relucir los defectos propios del sobreexceso de información, y así por ejemplo el Martes Santo a media tarde (sin que hubiese caído aún ni una sola gota) se pudieron oir ciertos comentarios tachando de ilógica la postura de los hermanos mayores que habían decidido dejar sus cofradías en el templo, a los que poco después las nubes otorgarían la razón.

 

El público

La siempre difícil tarea de cuantificar las fluctuaciones de público. Según el número de viajeros en el Metro de Sevilla, éstos aumentaron con respecto al año pasado. Para Lipasam, la jornada en la que se recogió mayor volumen de residuos fue el Viernes Santo. Los hosteleros sin embargo dicen que la ocupación no estuvo al nivel deseado, Y sobre las calles, la percepción de un Domingo de Ramos deslucido al paso de la lluvia, una Madrugá muy escasa en aglomeraciones y un Sábado Santo en el que costaba bastante andar. Dicen que éste último se consagró como el día de las bullas.

 

La plaza Cristo de Burgos

El enclave de la Semana Santa. Una cofradía agotando los últimos compases de su regreso al templo confluye con la multitud que aguarda en silencio. Luces apagadas, cielo azafranado y varias saetas que rompen al viento. La cofradía pasa llevándose consigo buena parte de la Semana Santa añorada. Tras ella se recibe al Jueves Santo…

Foto: Juanma García

Semana Santa 2012: balance general

José Antonio Martín Pereira | 10 de abril de 2012 a las 11:45

Quién lo diría a la vista del sol y el ascenso de temperaturas con el que el primer capítulo de la Pascua ha tomado cuerpo sobre la ciudad de Sevilla. Suena incluso irreverente hacer mención a la lluvia a estas alturas, conocido que ésta, como ya ocurriera el año pasado, ha copado gran parte del apartado dedicado al protagonismo en pretéritos días. Semana Santa (vulgo #SSanta en Twitter) pues diagnosticada por la presencia del líquido elemento, que hizo acto de presencia en mayor o menor medida a lo largo y ancho de la práctica totalidad de las jornadas, a excepción eso sí del Miércoles y el Sábado Santo. Por consiguiente, únicamente 31 de las 60 cofradías lograron realizar sus estaciones de penitencia (San Gonzalo y La Redención a medias), cifra ligeramente superior a la de 2011, donde fueron solo 27, y que ha hecho de la pasada una de las más atípicas a las que la memoria alcanza. En este sentido, la principal diferencia entre ambas estuvo en la presencia en las calles de la Macarena y el Gran Poder, devociones siempre referentes.

Vinculada a esta circunstancia la eficiencia de los cuerpos y fuerzas de seguridad, en cualquiera de sus acepciones, así como el papel de los expertos en Meteorología, cuyos pronósticos fueron trascendentales. Mismamente, gran labor la de parte de los medios de comunicación, con despliegues informativos nunca vistos e incluso ofreciendo a sus usuarios el acceso a determinadas aplicaciones para teléfonos móviles de apreciada utilidad.

Desde tal perspectiva, cabe mencionar lo relativo a los vaivenes de público en las calles. Salvo el Sábado Santo, y sin datos fehacientes hasta el momento (salvo los aportados por Lipasam), tal vez hayamos asistido a la Semana Santa menos concurrida de los últimos años.

En definitiva, habiéndose cebado (en exceso) la lluvia sobre la ilusión de los cofrades de Sevilla, cualquier análisis de la Semana Santa que se precie convergerá en terminos similares a los citados. Bastaría hacer un recuento exhaustivo acerca de la repercusión que la misma ha dictaminado en la ciudad desde la óptica humana, cultural, religiosa y por supuesto económica, para acercar el envite real del infausto capricho de la naturaleza, poco o nada benevolente con las aspiraciones de la ciudad.

Semana Santa 2011: relevo comunicativo

José Antonio Martín Pereira | 30 de abril de 2011 a las 13:21

Relevo comunicativo definitivamente instaurado. La que se marchó descansa ya en los anales por haberse convertido en la Semana Santa de las redes sociales. Inequívocamente éstas ya venían jugando, desde su eclosión hace cierto tiempo, papel elemental en el intercambio de instantes y pareceres, no obstante la de 2011 ha confirmado convertirse en la primera a pleno rendimiento de las denominadas nuevas tecnologías de la información y comunicación. Estampas y opiniones en tiempo real construyeron pues una inmensa enciclopedia al alcance desde cualquier lugar del globo. Por personalizar, destacar el papel de la virtual Tertulia Cofrade “Los Jartibles” de Facebook, auténtico libro abierto repleto de conocimientos y buenas intenciones.

Y fue la Semana Santa de los medios de comunicación. Excepcionales en sus tareas informativas, prensa, radio y televisión se consagran cada año como auténticos protagonistas en el discurrir de la celebración. Agentes escasamente semejantes a los conocidos si atendiéramos a echar la vista atrás poco más de una década. Magníficos despliegues en pos de ofrecer informaciones actualizadas prácticamente minuto a minuto, y cientos de profesionales alzados a primera línea de necesidades merced a los efectos de la lluvia. Sentidos, emociones y vivencias extapolados a quienes más lo ansiaban.

Por añadir un par de notas discordantes simplemente dos apuntes. El primero tiene que ver con las cámaras de televisión que, buscando los más inverosímiles planos, llegan casi a incrustarse sobre las imágenes cuando éstas discurren cercanas a los puestos donde se instalan. Cualquier día lamentaremos algún incidente, y será a partir de entonces cuando se opte por no traspasar las fronteras de lo comedido. Y el segundo, más cercano si lo prefieren a la opinión personal, el dirigido a las juntas de gobierno que no limitan el cometido de los medios de comunicación cuando se dan a conocer determinaciones que únicamente competen a los hermanos de la cofradía. Señores, son solo cinco los minutos de respeto hacia sus hermanos, y luego que se entere el resto de Sevilla de tal o cual decisión. Una cosa es facilitar la información, y otra completamente opuesta aquella que concierne a la propia intimidad de la cofradía.