Archivos para el tag ‘Miércoles Santo 2013’

El Consejo desestima la sanción a Los Panaderos

José Antonio Martín Pereira | 13 de junio de 2013 a las 13:46

Sin saber muy bien si el lío comienza o acaba, tres meses después del último Miércoles Santo, el Consejo de Cofradías, reunido anoche en Junta Superior, decidía cerrar la polémica en relación a los hechos producidos cuando la Corporación de Los Panaderos dificultó el regreso de La Lanzada, en mitad de la lluvia.

De este modo, desde San Gregorio han remitido una carta a la Hermandad de Los Panaderos en la que se expresa claramente que los hechos acaecidos el pasado Miércoles Santo no contribuyen al normal funcionamiento de la Semana Santa de Sevilla, y que su comportamiento es motivo de un serio apercibimiento y no puede volver a repetirse.

La clave, sin embargo, parece alojarse en que los nuevos estatutos (en vigor desde el pasado 28 de mayo) que rigen la actividad del Consejo General de Hermandades y Cofradías, cuyo Régimen sancionador exime de competencias sobre este caso, no existiendo además retroactividad en la norma, que ya es de obligado cumplimiento por las cofradías de la ciudad, toda vez quedó refrendada por la autoridad eclesiástica competente.

De todo ello se deduce, además, que será la propia Corporación de la calle Orfila quien decida depurar o no sus propias responsabilidades, circunstancia que a tres meses vista del conflicto, y teniendo en cuenta las primeras valoraciones emitidas por su hermano mayor, Ildefonso Martínez, a través del comunicado hecho público el jueves 4 de abril, mediante el cual se responsabilizaba de los hechos acaecidos a los medios de comunicación, el Cecop y otras circunstancias ajenas a su voluntad, se antoja ciertamente utópico.

Fuente: Youtube; Usuario: MarioQuijano

Miércoles Santo 2013: memorias

José Antonio Martín Pereira | 28 de marzo de 2013 a las 3:43

Al Miércoles Santo le faltaron tres de las perlas de su rosario particular: las de La Sed, San Bernardo y El Buen Fin; y le sobraron las cuatro gotas que sembraron el desconcierto y el esperpento. Turbación, unida a una cierta temeridad cargada de lógica, que hizo que el resto de las cofradías, todas en la calle a eso de las diez y media de la noche, hora en la que la lluvia se dejó notar tibiamente, optaran por acelerar su marcha, acortando en algunos casos sus itinerarios de regreso.

La nota (discordante) la puso, una vez más, la Hermandad de Los Panaderos, cuya cruz de guía se encontraba a esa altura de la jornada en el inicio de la Carrera Oficial. En un arranque de descontrol y egoísmo, los responsables de la cofradía de San Andrés tomaban la decisión de regresar a su templo, cortando el paso a la Hermandad de La Lanzada, que en ese momento enfilaba el final de la calle Cuna, y debería haber tenido preferencia al discurrir por su itinerario preestablecido. La chulería de un paso andando a golpe de costeros, mientras los hermanos de La Lanzada permanecían comprimidos en Cuna, calza solo con la falta de educación de parte del público, que recriminó esta actitud silbando justo cuando pasaba la Virgen de Regla. Bochornoso espectáculo que debería hacer plantearnos el verdadero estado de la Semana Santa sevillana, en clara decadencia de valores, y por ende de actitudes.

Por cierto, parte de ese público fiel a la cofradía de la calle Orfila, es el que a la postre se congregaría en la Plaza Cristo de Burgos, desvirtuando en cierta medida uno de los momentos de mayor nivel sensorial de cuantos brinda nuestra Semana Santa. La Cofradía de San Pedro, por sí sola, sería capaz de escribir gran parte del libro de las emociones que se conjuga en estos días.