Archivos para el tag ‘otoño’

Alegato de reflejos

José Antonio Martín Pereira | 31 de octubre de 2016 a las 12:23

Alegato de reflejos acompasados. La tarde expone sus últimos intervalos entre el atronador equilibrio que le prestan las dos orillas cuando el otoño, singular en sus dominios, ha llegado para vestir a la ciudad con nuevas telas. Es como si el tiempo quisiera detenerse ahí, en la sencillez del momento, para arrebatar la perspectiva y conservarla para siempre.

Sevilla_Triana

Estímulo

José Antonio Martín Pereira | 9 de octubre de 2015 a las 11:52

El otoño que desnuda los árboles alimenta el frescor que invade las noches, paradigma de una estación cuyas intenciones asientan y calan lentamente, en finas dosis. Entretanto, un puente moldeado de siluetas insta a dejar volar la imaginación, como confundida por una realidad tan ansiada como inexistente. Atardecer sonrojado, amalgama de matices, estímulo que invita a la contemplación de un escenario al que le caben multitud de sueños y recuerdos. Regalo idealizado para los sentidos…

puente triana

Autumnus

José Antonio Martín Pereira | 23 de septiembre de 2013 a las 14:28

Cuestión azulea, envoltura de mañana tibia en aromas y ausente en ardentías que es antagonía en las tardes. Las primeras hojas bordean las distinguidas fronteras de las plazas, se eclipsa el verde. Combinación suspirada. Sinfonía postrera de lo que pareciera haberse despedido pero aún perdura, y esbozo de lo que lentamente se aproxima. A partir de ahora, el molde se irá conformando en virtud de las múltiples representaciones sagradas encaminadas a expresar la inmutabilidad de lo eterno. Tal vez no estemos tan lejos de aquello que añoramos…

1241608_731110386904167_641957468_nFoto: Ana S.

Otoño…

José Antonio Martín Pereira | 23 de septiembre de 2012 a las 20:37

El aire verdea las nubes, permitiendo las primeras gotas sobre el apagado aparente del campo. Ramilletes de hojarasca zizaguean en busca de las innumerables grietas que arterian el asfalto. Sombras que ganan horas de reloj. Mañanas frescas ven pasar regueros de infancia y mochila al hombro. Éxtasis caótico de mediodía. La ciudad degusta el primer respiro que la recién estrenada estación brinda, y lo mezcla con la inconfundible esencia, más próxima a otro tiempo, que volvió a renacer en la capilla del Dulce Nombre de Jesús y en el corazón de Alfonso XIII, en el que ha sido el primero del conjunto de domingos que una vez disueltos terminarán por frentear al frío. Nuevo golpe a la manivela del deseo, alimentando renovadas inquietudes sobre el espesor del heterogéneo calendario particular. Otoño…

Primera manifestación del otoño

José Antonio Martín Pereira | 24 de octubre de 2011 a las 11:33

El otoño (por fin) se ha manifestado, regalando a los escépticos de su presencia una mañana de lluvia digna de latitudes septentrionales. Hasta el presente, la impronta del propio sol había saturado la percepción de amaneceres llegando un minuto más tarde y atardeceres abandonando las sombras con dos minutos de antelación sobre el día anterior. En la memoria de todos, una sensación veraniega exprimida hasta la extenuación que ha sido capaz de alterar el pulso vital del transitar diario, inclusive el ligado a las cofradías.

Ahora es el turno de que la ciudad, toda vez que los elementos están puestos, actúe de molde en la disposición de un escenario que acogerá multitud de representaciones sagradas encaminadas a expresar la inmutabilidad de lo eterno. Perfectas escenificaciones de la emoción regaladas por Dios y ejecutadas mediante impulsos humanos conservando la maestría renacentista que no ha olvidado la simplicidad del gótico y el flanqueo de la inquietud barroca. El Tiempo Ordinario puede estar lleno de placeres…

El otoño sobre Sevilla

José Antonio Martín Pereira | 23 de septiembre de 2011 a las 16:37

El otoño alcanza Sevilla de la misma forma que los nazarenos de la franciscana Cofradía del Buen Fin invierten el sentido de la calle Conde de Barajas cuando la tarde del Miércoles Santo se halla plena de luces y gentío. Entretanto, la ciudad que resguarda la Fe en Dios allá donde termina la calle Castilla gravita aún bajo los influjos que marca Azores, aguardando con cierta impaciencia mañanas en las que las tonalidades azafranadas de la fachada del museo reflejen sobre aseados adoquines.

Y la historia volverá a repetir el guión preestablecido. Parsimoniosamente, como el caminar de cruces de la Hermandad de Los Estudiantes, un rimero de hojas secas se apoderará de los bordes que levantan la Plaza Cristo de Burgos, pardos atardeceres de contraluces combinarán con el río, y el cuaderno que cerrará sus pastas cuando la primavera alcance su punto álgido irá colmando de letras. Llegan domingos de agenda en mano, momentos de economato, centro social, parroquia o casa de hermandad. Es otoño, y Sevilla así lo muestra.

Etiquetas: , ,

Septiembre improvisa el otoño

José Antonio Martín Pereira | 1 de septiembre de 2011 a las 18:01

Llegó septiembre, y con él lluvia sobre Sevilla aderezada con un notable descenso de las temperaturas. Combinación suspirada. Sinfonía postrera de lo que pareciera haberse despedido y perdura, el verano, y esbozo de la estación que se aproxima. A días de este calado le faltan cartelerías de cultos impregnando fachadas de templos, efluvios de incienso colándose a través de las rendijas que permiten las bisagras de portentosos portalones, mezclas de oscuridades y cera ardiente…

La ciudad que cincelara Becquer lentamente rebrota en trasiego. A partir de ahora, el recorte de las tardes actuará como temporizador en la cuenta que finalizará con la venida del otoño. Con él, las hermandades volverán a rezumar agendas, condicionando el tránsito de los relojes, enfundando albores en nostalgia de recuerdos. Ciriales arriba, los nazarenos caminan, el capataz pide paso, la cofradía retoma el compás…

Mirando al cielo

José Antonio Martín Pereira | 11 de marzo de 2011 a las 12:29

No hace falta levantar la vista, el cielo vuelve a presentarse color plomizo. Estábamos advertidos, ya se sabe, las predicciones a estas alturas del almanaque rondan la más absoluta certeza. Así que no se extrañen, el sol tiene por delante una intrincada tarea en sus aspiraciones por reconquistar el firmamento. Siempre lo dije, si realmente añoran el celeste búsquenlo en las pupilas de la Virgen de Consolación.

Sevilla se encuentra desde hoy viernes en alerta amarilla ante la posibilidad de precipitaciones puntualmente intensas, pudiendo venir acompañadas de aparato eléctrico. Para la jornada mañana también se esperan precipitaciones en forma de chubascos ocasionales y dispersos en la primera mitad del día, disminuyendo progresivamente (manteniéndose el nivel de alerta hasta las 0,00 horas), mientras que para el domingo las previsiones determinan aguaceros más frecuentes, principalmente durante las horas centrales del día, con viento moderado del suroeste. Los pronósticos vaticinan chubascos de mayor intensidad en la jornada del lunes, menguando la inestabilidad a partir del próximo martes.

Un panorama poco halagüeño que deja tres citas en el aire: el Vía Crucis del Señor de la Sentencia, previsto para las ocho y media de esta noche; el del Cristo de la Salvación de la Hermandad de San Buenaventura, que tendría lugar en la tarde de mañana; y de las Hermandades y Cofradías, presidido en esta ocasión por la Hermandad de San Gonzalo y dispuesto para la tarde del lunes. ¡Suerte!

lluvia