Archivos para el tag ‘Panaderos’

Miércoles Santo 2019: memorias

José Antonio Martín Pereira | 18 de abril de 2019 a las 9:41

Se rompió el día. La primavera, ya sabemos, está sujeta a esta variabilidad climatológica. Así pasamos de rozar e incluso superar momentáneamente la treintena de grados en las jornadas de domingo y lunes, a la inestabilidad atmosférica generalizada en prácticamente toda la península apenas 48 horas después. Un giro que desplumó de emociones buena parte del Miércoles Santo en Sevilla.

En situaciones como la vivida, difícil siempre es decidir a pesar de que las herramientas con las que hoy contamos facilitan en gran medida la toma de resoluciones. Así se fue configurando el día, con todas las cofradías en la calle hasta que, primero la del Cristo de Burgos, y posteriormente la hermandad de los Panaderos, decidieron realizar sus respectivas estaciones de penitencia en el interior de sus templos. El resto es de sobra conocido. Las Siete Palabras regresó sobre sus pasos; el Buen Fin se refugió en la Anunciación; el Carmen y el Baratillo permanecieron en la Catedral; y la Lanzada se refugió entre el Salvador y la Catedral.

No obstante, la lluvia dejó también estampas dignas de alabanza, fundamentalmente en el regreso de las cofradías de la Sed y San Bernardo, prácticamente a la par discurriendo por calles paralelas. En circunstancias de este tipo, las hermandades de Sevilla conservan una madurez que exponen con la máxima naturalidad y decoro. Pasos andando por derecho, cortejos con mínimas descomposiciones, y un público alentador y a su vez colaborativo. La labor del CECOP, en cuanto a la reorganización de la jornada una vez quedó ésta trastocada por el agua, también fue digna de alabanza. Quedémonos con lo positivo.

Baratillo_lluvia

Semana Santa 2013: de la lluvia a la polémica

José Antonio Martín Pereira | 1 de abril de 2013 a las 14:23

El lunes de Pascua es, además de un día señalado en el calendario litúrgico (celebramos la Resurrección del Señor, y no su Pasión y Muerte), momento idóneo para alternar las primeras valoraciones en cuanto a lo que dio de sí la celebración popular por antonomasia de cuantas acontecen en la ciudad de Sevilla.

Por tercer año consecutivo, la lluvia se encarnó protagonista, limitando a solo 32 (de las 60) las cofradías que pudieron alcanzar la Catedral y completar sus estaciones de penitencia. Por consiguiente, 28 cofradías se quedaron en sus templos, una menos que en 2012 (fueron 29), y cinco menos que en 2011, donde se totalizaron 33. Lunes, Jueves y Sábado Santo resultaron las únicas jornadas completas. Para el resto, damnificación gradual en función del día. Marcados, una vez más, el Martes y el Viernes Santo, por tercer año consecutivo. Lluvia, infausta, que siempre deja estampas para el recuerdo, como la entrada de la Macarena en la Colegial del Divino Salvador, y su posterior regreso apresurado, o los pasos de las Hermandades de La Esperanza de Triana y Los Gitanos camino de sus templos en la mañana del Sábado Santo. Del Domingo de Ramos, la soberbia mojada de los más pequeños en las cinco cofradías que fueron sorprendidas por el fuerte aguacero de media tarde.

A destacar el episodio acaecido el pasado Miércoles Santo, a tenor de las cuatro gotas que hicieron acto de presencia pasadas las diez de la noche, y del riesgo existente de lluvia a partir de la una de la madrugada. La Hermandad de Los Panaderos, mal regentada, decidía suspender su estación de penitencia, emprendiendo regreso a su templo y cortando el paso a la Cofradía de La Lanzada, que en ese momento quedó bloqueada en la calle Cuna. Cuarenta minutos de paso por Campana ante la incredulidad de propios y extraños, haciendo patente la insolidaridad a base de marchas, sincronías y dedicatorias en las levantás. Grave circunstancia, por la cual a día de hoy públicamente ninguno de los actores responsables ha respondido.

De otro lado, la que se acaba de marchar ha sido la Semana Santa del público. Frecuentes tapones, y calles convertidas en ríos de basura al paso de las cofradías. Sevilla debería mirarse en el espejo de culpas para apreciar que no es oro todo lo que reluce, y que esta Semana del año tan mitificada, más que por renovar su patrimonio, lo que verdaderamente necesita es que se haga notar un fuerte empuje por afianzar actitudes y valores de respeto y civismo. Tiempo tendremos, a lo largo de los próximos días, para profundizar en detalles.

Semana Santa 2012: los debates

José Antonio Martín Pereira | 11 de abril de 2012 a las 11:22

Los Panaderos, y el exceso

Una cortejo desmembrado desde la Plaza del Salvador hasta la calle Orfila, objetivando el regusto de aquel sector que poco o nada tiene que ver con las cofradías, pero que aprovecha la más mínima para exhibir el lastimoso comportamiento del que habitualmente hace gala. El efecto atracción de una puesta en escena cuestionable, unido a la ruptura total de horarios (el palio de la Virgen de Regla entró por encima de las 4 de la madrugada), volvió a poner de manifiesto la cara más amarga que ostenta el capricho por estar más horas en la calle. Lo ideal sería hallar el protagonismo por medio de la caridad, aunque ello no suene tan rimbombante. Y a todo esto disponiendo de los cuerpos y fuerzas de seguridad como si la ciudad fuera nuestra.

 

Vera-Cruz y la reliquia del Lignum Crucis

Empezando porque la mayoría se enteraba el pasado Lunes Santo de qué era eso de un Lignum Crucis, y por qué la Hermandad de la Vera-Cruz le tributa honores como Titular de su cofradía. Hasta la fecha sin duda la cuestión más llamativa de cuantas se sucedieron en la Semana Santa de 2012. Dos corrientes, una a favor, que estima como válida la salida de una cofradía sin pasos para celebrar manifestación pública de fe sin necesidad de poner en riesgo el patrimonio material; y otra en contra, considerando que la estación de penitencia solo debe realizarse con la presencia de todos los titulares. Lo cierto es que aprovechando las inclemencias meteorológicas, no ha estado de más volver a los orígenes para poner sobre la mesa el verdadero sentido de aquello que celebramos.

 

Tiempos de espera

Hasta dónde es lícito alargar el tiempo de espera utilizado por las juntas de gobierno para decidir si ponen o no sus cofradías en la calle. Esta Semana Santa hemos sido testigos de prórrogas interminables solapadas a la emisión de partes meteorológicos. Pérdidas de mesura obviando el cansancio de los hermanos que agotan inquietudes en los templos, así como la propia dinámica de la ciudad, que no puede ni debe estar sujeta a determinadas acciones de las cofradías.

 

Las sillitas

No es nuevo, pero están ahí. Interminable hilera, o más bien muralla, en el tramo final de la calle Trajano esquina Plaza del Duque, paradigma de otras tantas zonas del centro de la ciudad. Ocupar un sitio y hacerse dueño de la calle imponiendo peaje a base de malas actitudes. Al final, y ya se ha comentado en ocasiones anteriores, es una cuestión que atañe solamente a la educación. No obstante existen alternativas que podrían regular el embrollo, por ejemplo, sancionar a los vendedores ambulantes.

Subsanado el problema económico, la Virgen de Regla estará en Madrid

José Antonio Martín Pereira | 1 de julio de 2011 a las 11:03

La información que encendía las alarmas en la calle Orfila veía la luz el pasado viernes, 24 de junio, a razón de los 15.000 euros que faltaban para alcanzar unos gastos estimados entorno a 60.000 euros, que son los que se prevé deriven de la participación de la Hermandad de Los Panaderos en la Jornadas Mundiales de la Juventud que tendrán lugar en la capital de España el próximo mes de agosto.

Sin embargo, la jornada de ayer servía para disipar toda serie de dudas planteadas entorno a tal financiación, mermada hasta entonces por motivo de la retirada de varios de los patrocinadores que habían comprometido dinero para la causa. Desde la corporación del Miércoles Santo apuntan a que finalmente han sido uno o varios donantes anónimos quienes contribuirán con el montante que hará posible ver en Madrid a la Virgen de Regla. De este modo la Conferencia Episcopal Española cumple sus deseos y Sevilla contará con representación en un Vía Crucis en pleno agosto que bien podría realizarse con más sencillez, primando el protagonismo de Su Santidad y la juventud participante. Igualmente contrastan las cantidades anteriormente referidas con el género de vida más austero implorado a los fieles.

Recordemos que está previsto la Hermandad celebre Solemne y Extraordinario Triduo en honor a la Santísima Virgen de Regla, en la Iglesia Parroquial de Ntra. Sra. del Carmen y San Luis Obispo de Madrid a las 21,00 horas, durante los días 15, 16 y 17 de Agosto. Desde allí saldrá en procesión para presidir el Altar central del Vía Crucis que contará con la presencia del Papa, coincidiendo con el viernes 19 de agosto.

Etiquetas: , , , ,

Dificultades económicas siembran dudas en Los Panaderos

José Antonio Martín Pereira | 24 de junio de 2011 a las 15:58

La noticia, extendida a esta hora como reguero de pólvora, es que peligra la participación de la Hermandad de Los Panaderos en la Jornadas Mundiales de la Juventud que tendrán lugar el próximo mes de agosto. Al parecer, la razón se halla en los 15.000 euros que faltan para alcanzar unos gastos estimados entorno a 60.000 euros.

Información aún por confirmar por parte de fuentes oficiales, que toma interés atendiendo al cabildo extraordinario, de conformidad con la regla 48 de la Corporación de la calle Orfila, celebrado el pasado 28 de julio de 2010, en el que se aprobaba el traslado de la Dolorosa a Madrid respondiendo a la propuesta del Arzobispado, siempre y cuando la cofradía no se viera afectada en su tesorería. Precisamente a tenor de ésa circunstancia, la junta de gobierno diseñaba las pautas de un plan de colaboraciones externas a fin de que el viaje y estancia del paso, costaleros, músicos y personal de la cofradía no afectara a las arcas de la hermandad.

Recordemos que está previsto que la Virgen de Regla reciba culto en la Parroquia del Carmen, desde donde saldrá en procesión para presidir el Altar central del Vía Crucis que presidirá el Papa coincidiendo con el viernes 19 de agosto. Se da la paradoja además que hace unos días la Hermandad inauguraba una exposición en los salones del Círculo Mercantil de la calle Sierpes con motivo del citado viaje. Asimismo, la contradicción entre la homilía de la solemnidad del Corpus Christi practicada ayer por el arzobispo, monseñor Juan José Asenjo, donde imploraba un género de vida más austero, contrasta con las cantidades anteriormente referidas.