Archivos para el tag ‘Pilar Bardem’

Cofradías y política: una mala sintonía

José Antonio Martín Pereira | 3 de febrero de 2012 a las 12:46

La transición entre enero y febrero ha venido inmersa en polémica, y es que la experiencia habla por sí misma y ya se sabe, cuando la política interfiere en el apartado reservado a  las cofradías, o viceversa, el producto suele adquirir proporciones desagradables, principalmente si se tiene en cuenta a estas últimas.

En este sentido, a mediados de la presente semana se hacía pública la visita el pasado domingo 29 de enero, de Francisco Camps, ex-presidente del gobierno valenciano, recientemente exculpado del famoso proceso judicial por los trajes, a la Basílica de La Macarena. Camps, que es hermano de la cofradía, fue recibido por el hermano mayor de la corporación de la Madrugá sevillana, Manuel García, además de por el secretario general del PP andaluz, Javier Arenas, el Alcalde de Sevilla, Juan Ignacio Zoido, y otras personalidades del mismo grupo político.

De igual modo, el mundo de las cofradías de Sevilla, y la hermandad de Santa Genoveva en particular, se ha visto salpicado en los últimos días por la desapacible inclusión política relativa al cambio de rótulo que en breve se aplicará sobre la calle Pilar Bardem (otrora General Merry), la cual pasará a denominarse Nuestra Señora de las Mercedes. Así quedó aprobado por parte de la junta del Distrito Sur el pasado martes, con 13 votos favorables (del PP y de cinco entidades), tres contrarios (IU y dos entidades) y cuatro abstenciones (el PSOE y tres entidades), no sin antes haber generado una enorme controversia, cagada de desafortunados dimes y diretes que poco o nada han contribuido a mejorar la imagen que los cofrades tenemos para el resto de la ciudadanía.

Quizás en base a lo anterior, no estaría de más hacer entre todos un ejercicio de reflexión, precisamente porque las hermandades no son entes independientes a la sociedad, con lo cual conviene guardar posicionamientos de excesiva evidencia. Prueba de ello se halla en la desaprobación popular ha tenido lugar en las propias Redes Sociales, auténticos pulsómetros de la actualidad, en las que un simple vistazo utilizando el buscador sirve como botón de muestra.