Archivos para el tag ‘PSOE’

Manifestación en favor de la libertad religiosa

José Antonio Martín Pereira | 26 de febrero de 2016 a las 12:44

A las doce de la mañana de este viernes, 26 de febrero de 2016, cientos de personas se han manifestado a las puertas del consistorio en favor de la libertad religiosa. La convocatoria espontánea surgió en la jornada de ayer a través fundamentalmente de las redes sociales, como respuesta a las amenazas de la extrema izquierda con representación política en el Ayuntamiento de Sevilla (Participa Sevilla, marca blanca de Podemos, e Izquierda Unida), tras conocerse que llevarían al pleno de hoy ocho medidas para una supuesta laicidad que curiosamente sólo afectan a las tradiciones católicas que perduran en la ciudad desde hace siglos. Se han vivido momentos emotivos en el rezo masivo de oraciones, así como se han lanzado consignas en contra de la persecución religiosa y el totalitarismo radical.

Se da la circunstancia de que ambas formaciones, que suman 5 de los 31 ediles que conforman el pleno en el Ayuntamiento hispalense, dieron su apoyo al PSOE para la investidura como alcalde a Juan Espadas tras los resultados de las pasadas elecciones municipales de mayo de 2015.

manifestacon_sevilla

manifestacon_sevilla2

Las medidas radicales

«Que el Ayuntamiento no mantenga más su presencia, ni como institución ni como representantes públicos, en cualquier acontecimiento y/o manifestación religiosa, lo que implica el cese de las invitaciones que se hacen desde Alcaldía a estos actos y la reserva de espacios para los grupos municipales en misas, procesiones u otros eventos de cualquier confesión».

«Que todos los actos organizados por el Ayuntamiento sean “exclusivamente civiles y sin connotaciones ni simbologías religiosas”. Y, del mismo modo, propone que el Consistorio hispalense no invite a éstos a los representantes eclesiásticos ni los considere autoridad pública».

«Se insta al Gobierno central a derogar los acuerdos con la Santa Sede para garantizar la separación total de la Iglesia católica y el Estado y acabar con la situación privilegiada de la que la institución eclesial viene disfrutando desde hace tiempo en numerosos aspectos sociales, educativos, culturales y económicos».

– Se apoyará la procesión denominada «Coño Insumiso». Participa Sevilla exige que se retire la denuncia contra la procesión del «Coño Insumiso», por la que hay cinco personas procesadas.

– Eliminar del nomenclátor a religiosos e imágenes devocionales. La moción de IU insta a «promover un callejero laico y aconfesional».

Religión al rincón

José Antonio Martín Pereira | 23 de octubre de 2015 a las 12:04

En pleno inicio de la carrera electoral, los diferentes partidos definen su estrategia de cara a las elecciones generales de finales de año; y poco a poco exponen públicamente sus argumentos, con mayor o menor acierto porque la política, al menos la que se revela en España, carece hoy en día del principio básico que no es otro que la confianza de un electorado al que visto lo visto le pueden el desgano y la apatía ante los escándalos que salpican a sus dirigentes(pero ése es otro tema).

A esta circunstancia se suma el todo vale con el que la política actual sienta sus bases en nuestro país, donde se huye de formalismos y de los viejos usos, en un cambio de modelo que busca atraer a esos ciudadanos no convencidos pero, sobretodo, a los medios de comunicación. De esta manera se logra captar a votantes ajenos a una determinada ideología pero a los que, de alguna manera, le llaman la atención las nuevas formas de utopía sembradas.

Y luego están los que pretenden coartar la libertad atacando siempre por la misma vía. En esta perspectiva encajaría el borrador del programa electoral del PSOE, titulado «Un proyecto de país: conocimiento, crecimiento y cohesión. El cambio que une», que contiene alrededor de 1.200 medidas recopiladas en 258 páginas y que está dando mucho que hablar no precisamente por sus pautas de progreso social, sino más bien por todo lo contrario.

En este sentido el documento plantea un amplio número de iniciativas donde destacan diversas propuestas orientadas a derogar medidas aprobadas por el Gobierno del PP en esta última legislatura, como la reforma laboral, la ley educativa o la de seguridad ciudadana, circunstancia lógica en un país de vaivenes como es éste; pero también pretende intervenir sobre el ámbito de la libertad privada en lo que a la religión se refiere.

De este modo, recoge el borrador de dicho programa para las generales intervenciones como las siguientes:

- Suprimir de la escuela pública la enseñanza de la asignatura de religión. Supresión de la religión del currículum y horario escolar. Los colegios concertados y privados que quieran dar religión tendrán que hacerlo, por tanto, en horario extraescolar.
– Revisar el Concordato con la Santa Sede y retirar los símbolos religiosos de los edificios de carácter público, salvo que sean elementos estéticos o artísticos o estén en espacios de culto.
– Reclamar la titularidad del dominio o de otros derechos sobre los bienes que desde 1998 han sido inmatriculados a favor de la Iglesia Católica si este proceso se produjo sin la existencia de un título material y previo que justificase su titularidad.
– Transformar los lugares de culto en los centros públicos de internamiento como prisiones y hospitales en lugares de oración multiconfesionales y garantizarles la asistencia religiosa que soliciten.

En resumidas cuentas, resulta significativo como el partido que se erige en el garante de las libertades, con el señor Sánchez a la cabeza, tal vez dentro de una estrategia para apartar un discurso o un ideario que no atraen, lo que pretenden es intervenir en un estado laico coartando la libertad privada, prohibiendo lo que no prohíbe la Constitución.

Es curioso pero sólo hace falta tomar como botón de muestra los menús de los comedores en los colegios públicos para conocer cuál es el procedimiento con los alumnos musulmanes. Es decir, el laicismo impuesto por unos y consentido por otros mira siempre al mismo lado, y mientras entre unos y otros siguen empujando a la religión al rincón la comunidad cristiana calla y otorga. Así nos va.

Paradoja de aquellos que reclaman el IBI

José Antonio Martín Pereira | 28 de mayo de 2012 a las 9:17

El secretario de Organización del PSOE, Óscar López, avanzaba ayer en León que el PSOE pedirá en todos los ayuntamientos de España que se cobre el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) a la Iglesia, ya que en la situación actual «todo el mundo» debe contribuir. Secreto a voces confirmado, durante su intervención en la apertura del XII Congreso del PSOE de León, López aseguraba además que con esta medida «no se trata de ir contra nadie», subrayando que «la Iglesia también tiene que hacer esfuerzos».

López hacía pública esta (ridícula) propuesta después de que PP y CiU impidieran el pasado día 24 en el Congreso que saliera adelante una iniciativa promovida por la Izquierda Plural (cuyo portavoz parlamentario es Cayo Lara) para obligar a la Iglesia Católica a pagar el IBI, del que la institución está exenta en lugares de culto y en espacios destinados a ofrecer servicios sociales, haciendo lo propio que miles de instituciones no lucrativas de nuestro país, así como otras tantas, como por ejemplo los partidos políticos, los sindicados, las fundaciones, los consulados, las federaciones deportivas, las embajadas, y otras muchas instituciones en virtud de lo dispuesto en la Ley 49/2002, denominada “Ley de Mecenazgo”. Ley que por cierto se aplica sobre los inmuebles destinados a usos religiosos de las comunidades hebrea, musulmana, judía, evangélica y demás de cuantas conviven bajo el territorio español, a las que curiosamente nadie reclama a pagar nada, tal vez porque es así como lo dicta el patrón “progre”.

Manipulación de la opinión pública y fomento del descrédito general de la Iglesia, dos armas de las que el brazo político de la izquierda lleva sirviéndose desde tiempos inmemoriales, utilizados ahora como instrumento para hacer creer a la gente que la Iglesia católica es la única que no paga el IBI y que además no abona ninguna clase de impuestos, cuando lo que realmente persigue la Ley es estimular (fiscalmente) el trabajo de aquellos que contribuyen con su labor a la configuración de una sociedad, aunque en la práctica existan casos, como los de los sindicatos, que vulneren la confianza de la ciudadanía y repercutan sobre el resto. Paradójicamente, lo que no explican los instigadores de esta corriente es cómo se haría frente, en caso de que la Iglesia se viera obligada a responder a sus exigencias, a los aproximadamente 20.000 millones de euros (cifra muy respetable) que dicha institución ahorra anualmente y mediante sus labores de acción social al Estado.

Asimismo, conviene dejar claro que la Iglesia en España responde sobre el IVA completo, amén de las respectivas tasas municipales (basuras, coches, aparcamientos, etc.), y por supuesto del IBI correspondiente a aquellos bienes no exentos, demostrando que toda esta película que se ha montado en los últimos días deriva de afirmaciones que no se sostienen jurídicamente y que son falsas y tendenciosas.

Tan cierto es que antes de la mal-llamada Crisis ya estaba la Iglesia, como que ahora y en un futuro lo seguirá estando, abierta a todas aquella persona de buena voluntad y firme ante difamaciones e injurias ya que éstas, tarde o temprano, terminan poniendo a cada cual en su sitio, y sino que pregunten en tantos ayuntamientos andaluces cuántos miles de euros deja a deber la Junta de Andalucía (otrora gobernada por el PSOE, y ahora por la coalición PSOE-IU) a razón precisamente del IBI.

El pleno del Ayuntamiento de Sevilla rechaza la moción de IU destinada a que la Iglesia pague el IBI

José Antonio Martín Pereira | 26 de mayo de 2012 a las 12:17

Según confirmaban desde Europa Press en la tarde de ayer, el pleno del Ayuntamiento de Sevilla, gracias a la mayoría absoluta de la que goza el PP, rechazaba la moción promovida por IU-CA para instar al Gobierno central a modificar la Ley de Haciendas Locales con la supresión de la exención de la que disfruta la Iglesia católica y sus organismos satélite en cuanto al impuesto sobre bienes inmuebles (IBI).

La moción, recogida por esta misma fuente, proponía instar al Gobierno y a las Cortes Generales para que sea suprimida de la Ley de Haciendas Locales la exención del IBI de la que goza la Iglesia católica. La iniciativa, en ese sentido, extendía esta medida a “otras confesiones religiosas” las “organizaciones y centros de enseñanza” de todas ellas. Asimismo, instaba a la derogación de los acuerdos firmados entre España y la Santa Sede al objeto de que la Iglesia católica se “autofinancie”, reclamando así la eliminación de la asignación de esta institución en relación impuesto sobre el rendimiento de las personas físicas (IRPF).

Como no podía ser menos, en el pleno hispalense el movimiento contó con el ferviente apoyo de Antonio Rodrigo Torrijos, portavoz municipal de IU-CA, así como con el respaldo de los concejales socialistas, “amigos” todos de la inestimable labor social que a diario, y sin distinción, realiza la Iglesia Católica. Conste en acta.