El Muñidor » redes sociales

Archivos para el tag ‘redes sociales’

Twitter y cofradías: realidad evidente

José Antonio Martín Pereira | 25 de septiembre de 2012 a las 21:21

Twitter es una de las redes sociales más importantes y consolidadas del mundo con casi 500 millones de usuarios registrados. Desde su nacimiento en marzo de 2006, este espacio de relaciones basado en el envío de mensajes cortos de 140 caracteres, ha experimentado un crecimiento vertiginoso. Información en tiempo real, a la que avalan cifras de auténtico vértigo: 465 millones de usuarios registrados en febrero 2012; 100 millones de usuarios activos diarios; 1 millón de nuevos registros al día; 175 millones de tweets diarios; u 11 registros nuevos por segundo, son algunas de ellas.

En España, Twitter es la tercera red social con más usuarios, por detrás de Facebook y Tuenti. Pero para conocer más en detalle qué atrae y engancha tanto a los usuarios españoles, en el pasado mes de mayo, la Asociación Española de la Economía Digital hacía públicos los resultados del Estudio del Uso de Twitter en España, del que se extraían interesantes conclusiones. De este modo, es sabido por ejemplo que el acceso a esta red social desde dispositivos smartphones alcanza actualmente el 70%. Asimismo, los resultados interpretan una tendencia a la profesionalización de Twitter, la preferencia del uso de este medio para recomendar productos o servicios, o el manifiesto seguimiento a las empresas según los gustos particulares.

Y como tal las cofradías, desde cualquiera de sus perspectivas, no son ajenas a este fenómeno adscrito al uso de las nuevas tecnologías. Por consiguiente bandas de música, de cornetas, agrupaciones o tríos de capilla; grupos jóvenes, de costaleros o de acólitos entre otros; candidaturas electorales, hermanos mayores (en su uso particular), periodistas, e incluso entes de la propia Iglesia, caso de la Archidiócesis de Sevilla, a través de su Delegación de Medios (@Archisevilla1), participan activamente del día a día por medio de esta vía. Por supuesto las hermandades en gran medida adoptan nuevas pautas de comunicación mediante las posiblidades que ofrece este canal, y son muchas las que poseen cuentas oficiales, que enlazan a las publicaciones de sus respectivas Webs, a la vez que a otra serie de informaciones relevantes. Twitter es una realidad, y las hermandades como tal paulatinamente se adaptan a los nuevos tiempos.

En esto no faltan además, cientos de Webs o Blogs dedicados a la temática cofradiera, así como un buen número de personajes que disimulan carencias creando cuentas extraoficiales de variopintas tipologías. Al dato también, conocidos los casos de perfiles falsos, amparados en la protección del anonimato, cuando el morado electoral se pone calentito, por aquello de las malas prácticas que ni que decir tiene han deteriorado la credibilidad de algunos de los recientes procesos.

En definitiva, un medio de contacto que gana enteros, y que ya jugó un papel trascendental en la pasada Semana Santa. Con el pie puesto en el nuevo curso, habrá que seguir atentos a sus evoluciones porque a este paso el pajarito mascota de la citada red social se va a colar hasta en el Senatus de la Centuria Macarena.,

Perfiles falsos. Ni las cofradías se libran

José Antonio Martín Pereira | 29 de mayo de 2012 a las 11:40

Perfiles falsos, suplantaciones de identidad, las redes sociales se rodean bien de unos que buscan la mera parodia del perfil al que imitan, todo el mundo sabe que son falsos y gozan de cierta permisión por la justicia en tanto en cuanto no ofendan el honor del imitado; bien de otros, más perjudiciales, que lo que persiguen es la confusión del usuario, hacerle creer que están tratando con la persona o institución determinada a la que falsifican con el fin de obtener algo a cambio, ya sea información o simples argumentos para sus vidas.

A este respecto ni las cofradías se libran, siendo conocidos numerosos ejemplos de personas, personajes en su caso, que poco o ningún favor hacen a la corporación de la que consideran ser valedores, puesto que nadie les ha otorgado el beneplácito para desarrollarse como actores principales de la película. Ése nadie va por las juntas de gobierno y los propios hermanos, auténticos rectores del futuro de sus respectivas congregaciones. Basta un repaso rápido por los buscadores de Facebook o Twitter para comprobar que esta circunstancia realmente ocurre.

Por consiguiente, ante este tipo de fenómenos, extendidos a la par de la familiaridad solapada al crecimiento de dichas redes, lo más que podemos (en cierto modo debemos), es alertar del mal uso tanto a aquellas personas que consideran estar tratando con quien no lo es, como a los propios afectados, en este caso las hermandades, para que habiliten los correspondientes cauces legales.

El Twitter, la nueva Cofradía

José Antonio Martín Pereira | 8 de marzo de 2012 a las 10:32

Permanece en los anales de la informática, no sin cierta guasa visto con otros ojos, aquella indicación inserta en uno de los primeros manuales de mantenimiento, correspondiente a 1925, editados por la archiconocida firma IBM, en el que se podía leer lo siguiente: «Todas las piezas deben unirse sin ser forzadas. Debe recordar que los componentes que está reensamblando fueron desmontados por usted, por lo que si no puede unirlos debe existir una razón. Pero sobre todo, no use un martillo».

Desde entonces y hasta aquí ha llovido bastante, tanto que, ligando lo anterior a la complejidad del sistema de comunicaciones, a día de hoy el peso de la realidad ya no acusa recibo de sorpresa ni siquiera por las inmediaciones de la potente fortaleza que edificara el otrora dominante Facebook, vulgo ‘Feisbu’, hoy sumido en la progresiva regresión de sus términos. El presente ya es futuro, y la tecnología siembra raíces que crecen y multiplican sus frutos a la vertiginosa velocidad del segundero, tal y como expresan mil y un ejemplos.

Precisamente ello sirve como base para apuntar que ésta, la más que próxima Semana Santa, será entre otras cosas la primera a pleno rendimiento del Twitter, vulgo ‘Tuiter’, motivado por su enorme generalización en los últimos meses. En este sentido recientemente se han producido casos, uno en concreto muy conocido por la posterior repercusión generada, de cabildos que fueron expuestos a tiempo real en las entrañas de una Red que viera la luz como aquel que dice anteayer por la mañana, en 2006. Avivada la circunstancia conforme al definitivo despegue de los teléfonos móviles con conexión a Internet, que es posible terminen por inundar Sevilla de diputados y fiscales de paso, quizás generando situaciones paradójicas: «Ya vamos saliendo del templo»; «a punto de entrar en Reyes Católicos» (éste sube foto); «menudo parón, cómo me duelen los pies»; «oliendo a calentitos en el Postigo» (y sube foto del papelón); «entrando en la Catedral, voy al servicio»; «vaya como está la Cuesta del Bacalao»… Y es que sucede, cada vez con mayor frecuencia, que no hemos llegado a besar la mano del Titular expuesto al culto, y ya está la fotito colgada («en el besapié de Montesión»); o que pasamos por una calle y vemos dos capullos de azahar, y ya está la fotito colgada («en Molviedro ya huele»); o que vemos pasar un grupo de costaleros, y ya está la fotito colgada («ensayo pasando por la calle Dueñas»). Cosas del ser humano y las nuevas tecnologías.

En definitiva, la auténtica prueba de fuego estaría en una hipotética salida frustrada por caprichos de la meteorología que esperemos no llegue a producirse, no obstante, difícil se antoja aventurar hasta dónde dará de sí el uso de los famosos 140 caracteres.

Semana Santa 2011: relevo comunicativo

José Antonio Martín Pereira | 30 de abril de 2011 a las 13:21

Relevo comunicativo definitivamente instaurado. La que se marchó descansa ya en los anales por haberse convertido en la Semana Santa de las redes sociales. Inequívocamente éstas ya venían jugando, desde su eclosión hace cierto tiempo, papel elemental en el intercambio de instantes y pareceres, no obstante la de 2011 ha confirmado convertirse en la primera a pleno rendimiento de las denominadas nuevas tecnologías de la información y comunicación. Estampas y opiniones en tiempo real construyeron pues una inmensa enciclopedia al alcance desde cualquier lugar del globo. Por personalizar, destacar el papel de la virtual Tertulia Cofrade “Los Jartibles” de Facebook, auténtico libro abierto repleto de conocimientos y buenas intenciones.

Y fue la Semana Santa de los medios de comunicación. Excepcionales en sus tareas informativas, prensa, radio y televisión se consagran cada año como auténticos protagonistas en el discurrir de la celebración. Agentes escasamente semejantes a los conocidos si atendiéramos a echar la vista atrás poco más de una década. Magníficos despliegues en pos de ofrecer informaciones actualizadas prácticamente minuto a minuto, y cientos de profesionales alzados a primera línea de necesidades merced a los efectos de la lluvia. Sentidos, emociones y vivencias extapolados a quienes más lo ansiaban.

Por añadir un par de notas discordantes simplemente dos apuntes. El primero tiene que ver con las cámaras de televisión que, buscando los más inverosímiles planos, llegan casi a incrustarse sobre las imágenes cuando éstas discurren cercanas a los puestos donde se instalan. Cualquier día lamentaremos algún incidente, y será a partir de entonces cuando se opte por no traspasar las fronteras de lo comedido. Y el segundo, más cercano si lo prefieren a la opinión personal, el dirigido a las juntas de gobierno que no limitan el cometido de los medios de comunicación cuando se dan a conocer determinaciones que únicamente competen a los hermanos de la cofradía. Señores, son solo cinco los minutos de respeto hacia sus hermanos, y luego que se entere el resto de Sevilla de tal o cual decisión. Una cosa es facilitar la información, y otra completamente opuesta aquella que concierne a la propia intimidad de la cofradía.