Archivos para el tag ‘regulación’

Entra en vigor el decreto para regular las salidas extraordinarias

José Antonio Martín Pereira | 5 de febrero de 2015 a las 12:51

En la jornada de hoy, jueves 5 de febrero de 2015, entra en vigor el decreto en el que se detallan los criterios por los que se regularán en adelante las salidas procesionales extraordinarias en la Archidiócesis de Sevilla. La noticia la conocimos ayer a través de la Web de la Archidiócesis.

Dicho decreto, rubricado por el arzobispo de Sevilla, monseñor Juan José Asenjo, recoge que sólo se dará curso a las solicitudes de salidas procesionales extraordinarias «con ocasión de la coronación canónica de la imagen titular de la hermandad, así como en el XXV aniversario (y los múltiplos de veinticinco) de la coronación de dicha imagen o de la erección canónica de la hermandad». Además, «cuando, previa valoración positiva del Consejo Episcopal, se celebren actos singulares de especial relevancia eclesial y de gran interés pastoral».

Según se deduce, este decreto surge ante la necesidad de fijar «sin más demora unos criterios claros sobre dichas salidas extraordinarias». Unas salidas que se han multiplicado en los últimos años y que «no están expresamente establecidas en las Reglas correspondientes».

En el decreto se detalla además el proceso a seguir para solicitar la salida extraordinaria, siempre que case con los supuestos mencionados y se cumplan los trámites que determinen «las Reglas y el derecho particular diocesano». De tal manera que será necesario presentar «la solicitud ante el delegado diocesano de Hermandades y Cofradías, quien indicará los requisitos canónicos y pastorales, así como el programa de acción caritativa y social a seguir. Una vez completado el expediente al efecto, le dará traslado al delegado episcopal para los Asuntos Jurídicos de las Hermandades y Cofradías, que concederá la preceptiva autorización, si nada obsta en contrario».

Antes de promulgarse el decreto, según recoge la información vertida, el prelado ha realizado consultas al Consejo Episcopal, el delegado diocesano de Hermandades y Cofradías y el delegado episcopal para Asuntos Jurídicos de las Hermandades y Cofradías.

archidiocesisSevilla

Las nuevas normas refuerzan el control del Consejo

José Antonio Martín Pereira | 25 de febrero de 2014 a las 12:13

Toda vez ratificadas por la Vicaría General del Arzobispado de Sevilla, el Consejo de Cofradías ya cuenta con el visto bueno de la Archidiócesis para el uso y aplicación de las normas de obligado cumplimiento para la Semana Santa de este año, las cuales a priori fortalecen su control sobre muchos de los aspectos referidos al comportamiento y las circunstancias que rodean una salida procesional. De este modo, lo que se pretende es regularizar y ampliar esta normativa con idea de adecuarla a casos concretos que se han venido produciendo a lo largo de los últimos años y han cargado de controversia posteriores análisis.

Por consiguiente, cuando una cofradía se refugie por cualquier inclemencia en un templo, estará obligada a comunicar la suspensión total de dicha procesión o la interrupción de la misma. La decisión de la junta de gobierno deberá ser notificada al delegado de cada jornada y no podrá modificarse. La nota principal es que, en caso que la procesión sea interrumpida, será propio delegado de día quien coordinará y dará preferencia de paso y horarios para impedir la posible interferencia con otra hermandad. Del mismo modo, las normas de 2014 inciden en el incumplimiento de horarios y la tardanza en el discurrir de los pasos tanto por la carrera oficial como por cualquier lugar que pudiera retrasar o interferir el paso de otra cofradía.

Por estos y otros motivos, se incluye la elaboración de un informe, al término de la Semana Santa, en el que se recogerá el desarrollo de las estaciones de penitencia. En cuanto a los incumplimientos de estos requerimientos, serán considerados infracciones e incluso podrían desembocar en apertura de expedientes. De tal modo, la puesta en circulación de estos usos deja en evidencia el fortalecimiento y respaldo del poder de la junta superior y de los delegados de día, con sus correspondientes riesgos.

Quinta Angustia