El Muñidor » salida extraordinaria

Archivos para el tag ‘salida extraordinaria’

9 de mayo. El día que la Virgen de la Concepción del Silencio procesionó con música

José Antonio Martín Pereira | 9 de mayo de 2020 a las 14:00

El 9 de mayo de 2004 tuvo lugar la procesión extraordinaria de la Virgen de la Concepción de la Hermandad de El Silencio, con motivo del 150 aniversario del Dogma Concepcionista que se celebró con un solemne pontifical en la catedral, presidido por el entonces Arzobispo Carlos Amigo Vallejo.

Abrió el cortejo la Cruz de Guía y participaron las insiginias de carácter inmaculista de la cofradía así como el estandarte de la corporación.

Para tal acontecimiento se procedió al dorado de los remates del palio, que como novedad estuvo acompañado por la Banda de Tejera. La Giralda se engalanó con luminarias azules.

Itinerario

La salida de la procesión tuvo lugar a las 11,30 de la mañana siguiendo el itinerario: El Silencio, Alfonso XII, Plaza del Duque, Campana, O´Donnell, Velázquez, Tetuán, Plaza Nueva, Avenida de la Constitución y Puerta de San Miguel.

El regreso se realizó una vez concluido el solemne pontifical que presidirá en la catedral el cardenal arzobispo de Sevilla. El cortejo abandonó la catedral por Puerta de los Palos, para discurrir por la Plaza Virgen de los Reyes, Plaza del Triunfo (accederá a la zona del monumento), Fray Ceferino González, avenida de la Constitución, Plaza Nueva (por el andán del Ayuntamiento), Tetuán, Velázquez, O´Donnell, Campana, Alfonso XII y El Silencio.

concepcion_silencio_2004

7 de mayo de 1939. El día en el que el Gran Poder salió por el fin de la Guerra Civil

José Antonio Martín Pereira | 7 de mayo de 2020 a las 19:11

«En el día de hoy, cautivo y desarmado el Ejército rojo, han alcanzado las tropas Nacionales sus últimos objetivos militares. La guerra ha terminado». Con este escueto texto el cuartel general de Franco anunciaba el final de la Guerra Civil Española.

El conflicto entre republicanos y el bando sublevado se había iniciado tres años antes, el 18 de julio de 1936. Ese año en Sevilla la Semana Santa se había celebrado con todo su esplendor ya que hacía tiempo que a la ciudad había llegado la calma y era considerada como retaguardia.

Se da la circunstancia que en octubre del 37 toma posesión como Arzobispo de Sevilla el Cardenal Pedro Segura (tras el fallecimiento del cardenal Ilundain meses antes), un hombre de recio carácter y temperamento. Rápidamente afirmó sus criterios en lo litúrgico y en lo profano.

El Gobierno de Franco halló en él un aliado perfecto para que a través de la piedad popular reconvirtiera la Sevilla marxista de 1936 en la Sevilla cristiana de la Postguerra. El objetivo en 1939 era recristianizar aquella ciudad de entonces: profusión de cultos, creación de nuevas hermandades y un estricto control de la moral.

Durante el mes de abril, el Jefe del Estado Francisco Franco visitaba Sevilla siendo aclamado por la multitud. Se organiza por entonces la histórica procesión de la Virgen de los Reyes, el 16 de Abril de 1939 con motivo de celebrarse en Sevilla el final de la Guerra Civil.

Poco después, el día 3 de mayo, el Gran Poder haría lo propio y el Señor saldría en procesión extraordinaria por la finalización de la dicha contienda. Se celebró un Triduo Sacro en la Catedral, donde permanecería la imagen del Señor hasta el domingo día 7 de mayo. Lució para la ocasión la túnica de estilo neomudéjar, conocida popularmente como persa, bordada por Rodríguez Ojeda.

El regreso a San Lorenzo dejaría estampas insólitas, de la que existen muy pocos testimonios narrativos pero cuyos retratos, los pocos también que se conservan, evidencian con claridad las intenciones del nuevo poder civil en aquel tiempo.

Salió a plena luz del día por la Puerta de San Miguel, recibido de forma unánime por el pueblo con la variante del saludo romano que adoptarían los regímenes fascistas de la época. Abriendo paso el escuadrón y banda de cornetas de caballería del Cuerpo de la Guardia Civil, precediendo al simpecado de la hermandad y tras él, la Banda del Ayuntamiento de Sevilla. La comitiva se cerraba con una Compañía del Regimiento de Infantería de Granada Nº 6 (posterior Soria 9) que reunía escuadra, banda de cornetas y tambores y la banda militar.

La procesión fue presidida por el general jefe del Ejercito Sur, Gonzalo Queipo de Llano; el general Ignacio de las Llanderas; el coronel del Cuerpo Jurídico y hermano mayor de la Macarena, Francisco Bohórquez; el coronel jefe del Estado Mayor, José Cuesta Monedero y por el propio hermano mayor del Gran Poder, José Mejías y Asensio.

A modo de curiosidad, sería esta la única vez que el Gran Poder había procesionado con música hasta su salida extraordinaria de 2016, con motivo del cierre del Año Jubilar de la Misericordia.

granpoder_catedral_37

granpoder_queipo

La Hiniesta: más que 450 años

José Antonio Martín Pereira | 19 de octubre de 2015 a las 12:42

La Virgen ya está en su paso. Así comienzan la semana, su semana, los hermanos de La Hiniesta ante inminente la cita del próximo sábado. De este modo, y siempre que la meteorología lo permita, la Dolorosa que se venera hoy en San Julián honrará el 450 aniversario fundacional de una Hermandad salpicada por numerosos avatares a lo largo y ancho de su dilatada Historia.

Corren días en los que se recurre al blanco y al negro, se recuperan testimonios y se hace hincapié en el origen y el desarrollo de una corporación que goza en la actualidad, sin lugar a dudas, de una magnífica salud patrimonial y humana. Y en esa exposición de halagos y virtudes, a menudo existe un profundo olvido social acerca del buen trabajo que se ejerce sobre la materia esencial.

A través de la Diputación de Caridad, durante el reparto de papeletas de sitio de cara a la salida extraordinaria, se han venido recogiendo mantas para las Hijas de la Caridad; así mismo, el pasado viernes a través de la misma vía se hizo entrega de la cantidad de 300 litros de leche a Cáritas Parroquial de San Julián. Son sólo ejemplos de una incesante labor que, sin renombre ni publicidad, alarga y mantiene en esplendor uno de los motivos por los que la Hermandad de nuestros días vio la luz hace ya cuatro siglos y medio. La Hiniesta significa mucho más que una efeméride pasajera.

hiniesta_extraordinaria

Foto: @HdadHiniesta