El Muñidor » Santa Cruz

Archivos para el tag ‘Santa Cruz’

Semana Santa de 1933, la última sin procesiones

José Antonio Martín Pereira | 1 de abril de 2020 a las 10:46

“Las elecciones celebradas el domingo me revelan claramente que no tengo hoy el amor de mi pueblo”. Con estas palabras se despedía de España el rey Alfonso XIII tras las elecciones celebradas el domingo 12 de abril de 1931, en las que salieron ganadoras en 41 capitales de provincia las fuerzas opositoras a la Corona.

El monarca dejaría el Gobierno dos días después, dando paso a la II República, un periodo que se extendió hasta 1936 y que supuso una clara recesión para las hermandades y cofradías de Sevilla. La nueva etapa política venía de la mano de un fuerte anticlericalismo, inspirado en argumentos como los que Manuel Azaña pronunció en aquellos días: “Todos los conventos e iglesias de Madrid no valen la vida de un republicano”.

En aquel contexto, la Semana Santa de 1931 comenzó el domingo 29 de marzo, coincidiendo con la campaña electoral de las elecciones municipales que se celebrarían dos domingos más tarde y que como hemos dicho pondrían fin a la monarquía de Alfonso XIII. Por aquel entonces todas las hermandades sevillanas procesionaron a pesar de la ola de agresivo laicismo de una parte de la sociedad y de los actos violencia que anarquistas y miembros de la izquierda cometían contra las cofradías.

Durante el período comprendido entre abril de 1931 y diciembre 1933 la violencia anticlerical fue en constante aumento ante la inactividad del Gobierno y de las Fuerzas del Orden decididas a no intervenir en este tipo de agresiones. Así el primer atentado de consideración lo sufrió la cofradía de la Hiniesta el día 8 de abril cuando una turba asaltó su templo y quemaron La Dolorosa de Martínez Montañés, junto a otras tallas como la de un Cristo del siglo XIV.

Ante los ataques y la incertidumbre generalizada, las cofradías empezaron desde que se iniciara este período a adoptar medidas de autoprotección, por ejemplo ocultando sus imágenes para evitar que fueran dañadas o destruidas.

En 1932, la histórica salida de la Estrella evitó que la primera Semana Santa de la Segunda República -su proclamación tuvo lugar tres días antes del comienzo de la Feria de abril de 1931- se saldara sin un paso en la calle. Y lo hizo desoyendo las consideraciones del Consejo de Cofradías, que se había reunido meses antes decidiendo que las hermandades no procesionaran ante las amenazas y los atentados sufridos en 1932.

En aquel tiempo además se había establecido como obligatorio el deber de las hermandades de comunicar al Gobierno Civil la convocatoria de cabildos, y también debían conocer las disposiciones y artículos de las reglas de las corporaciones.

De este modo, en la Semana Santa de 1933 se daría una circunstancia lo que no ocurría en Sevilla desde 1825, que ni un solo paso saliera a las calles de la ciudad. En un año además muy significativo para la cristiandad, pues se cumplían 19 siglos de la Pasión de Cristo. Para conmemorar dicha efeméride se celebró un triduo en la Catedral. De igual modo las cofradías también dieron mayor realce a sus cultos internos, exponiendo a sus imágenes en vistosos altares, o en sus pasos procesionales, aunque no pudieron disipar la tristeza y decepción de ver a la ciudad sin la Semana Santa como hasta entonces se conocía.

Entre los pasos que se podían contemplar en los templos estaban los de las Aguas, Santa Cruz, las Siete Palabras, la Exaltación, la Quinta Angustia y los Gitanos. Otras, como la Cena, la Amargura o la Esperanza de Triana montaron sólo el paso de palio.

Tras las elecciones de noviembre de 1933, que dieron una mayoría parlamentaria a los partidos de centro-derecha y de derechas, comenzando lo que se conoció como bienio radical-cedista o bienio negro entre 1933 y 1936, las procesiones se reactivan y en la Semana Santa de 1934 saldrían a la calle 14 cofradías. La normalidad no llegaría hasta finalizada la Guerra Civil, sin embargo muchas de las imágenes y del patrimonio de las hermandades no volverían nunca más a salir tras ser destruidos en el aciago año 1936.

Estrella_San_Jacinto_1932El paso de la Virgen de la Estrella saliendo de San Jacinto. Semana Santa de 1932.

Martes Santo 2017: memorias

José Antonio Martín Pereira | 12 de abril de 2017 a las 11:57

La mejor de las noticias es que todo transcurrió con normalidad. El Martes Santo, ya se sabe, viene siendo tradicionalmente uno de los días más conflictivos en cuanto a la configuración de horarios e itinerarios, sin embargo el de 2017 pasará a la historia como aquel que funcionó con precisión suiza. Es de alabar por tanto el esfuerzo de todas las cofradías de la jornada, cuya solidaridad hizo posible esto que es casi un logro. Por lo demás calor, mucho calor como nota predominante si bien su efecto no se notó en las calles, repletas de público incluso en las horas centrales. A destacar como siempre, el esfuerzo de todo un barrio, el del Cerro del Águila, para alcanzar con su cofradía el centro de Sevilla con la mayor de las dignidades posibles. ¡Qué bonita iba la Virgen de los Dolores! Y qué decir de los Estudiantes o Santa Cruz, cuyos cortejos deberían ser declarados patrimonio mundial; o el tramo de niños (y padres) que proseguía la cruz de guía de la Hermandad de San Benito; o el paso de palio de la Virgen de la Candelaria andando con gallardía siempre de frente, como deben andar los pasos; o la simbiosis entre el Misterio de San Esteban y la banda de la Redención, cada año mayor. El Martes Santo no fue un sueño…

virgen de la candelaria

Martes Santo 2016: memorias

José Antonio Martín Pereira | 23 de marzo de 2016 a las 11:55

La moneda al viento que el Domingo de Ramos fue cara, ayer salió cruz. Con un escenario meteorológico similar o muy parecido, el Martes Santo derivó en una jornada aciaga conforme se iban sucediendo acontecimientos. Las cofradías del Dulce Nombre y la Candelaria fueron las únicas que alcanzaron el dintel de la Puerta de los Palos.

El Cerro abrió la jornada a pleno sol, sin que nada hiciera presagiar el cambio de rumbo que tomaría la tarde. De este modo el cielo plomizo y algunas gotas obligaron a la cofradía a guarecerse en el interior del templo metropolitano, si bien el paso de palio hizo previamente escala en el Rectorado ante la probabilidad de que el chubasco fuese a más. Los pasos permanecen en el interior de la Catedral, ya que el regreso estimado por la cofradía fue frustrado por un fuerte aguacero. Aguacero, entorno a las seis de la tarde, que provocó que San Esteban se apresurara para entrar en la Anunciación (desde donde volverían poco después de las ocho de la tarde), mientras que San Benito (que no había puesto en la calle su paso de palio) y Los Javieres regresaban sobre sus pies bajo una importante manta de agua. Previamente la cofradía de Los Estudiantes había decidido suspender su estación de penitencia, tal y como haría la de Santa Cruz horas después. El Martes Santo se resolvió en la inmensa bulla que acompañó a las dos hermandades que discurrieron por el centro de la ciudad hasta bien entrada la madrugada.

Dolores Cerro

Martes Santo 2015: memorias

José Antonio Martín Pereira | 1 de abril de 2015 a las 11:29

La tarde del Martes Santo 2015 será recordada por el extremo calor, asfixiante durante las horas centrales del día. Enorme el esfuerzo de todas esas personas que componían los cortejos, especialmente los que venían del Cerro o Luis Montoto, derretidos bajo antifaces de terciopelo. Ejercicio de sentimiento es precisamente el que cada año demuestra el barrio anexo al Tamarguillo, que se echa a la calle en masa y multiplica por varias cifras el número de hermanos que pone en la calle la cofradía. A destacar además, el exquisito transitar de los cortejos en una jornada a la que, eso sí, le urge un replanteamiento serio y comprometido ante evidencias como los 50 minutos de retraso que acumuló el palio de la Hermandad de Santa Cruz a la salida de la Catedral. La Candelaria, por cierto, entro a las 4:30 horas de la madrugada.

Martes Santo 2015

Martes Santo 2014: memorias

José Antonio Martín Pereira | 16 de abril de 2014 a las 11:50

El Martes Santo rebrotó. Tres años, tres largos años después la ciudad escribió por sí misma la crónica anhelada. La nota climatológica, como en pretéritos días, la puso el intenso calor que soportaron las hermandades en las horas centrales del día, si bien ésto no fue suficiente para tumbar la ilusión que derrochaban los hermanos de las cofradías de esta jornada. Por cierto, la ratonera de horarios que condiciona y desestabiliza el Martes Santo dejó un retraso acumulado en Campana entorno a cuarenta minutos, recuperados eso sí por las cofradías en sus itinerarios de regreso.

La nota discordante, que ya cansa, volvió a relacionarse con la plaga de sillitas portátiles que invade la totalidad del perímetro por el que discurren todos y cada uno de los cortejos. Y esta es una circunstancia que seguiremos sufriendo, porque aquí parece que nadie se atreve a coger al toro por los cuernos. Sucederá después de alguna desgracia…

Martes Santo Sevilla 2014

Martes Santo 2013: memorias

José Antonio Martín Pereira | 27 de marzo de 2013 a las 10:29

Se rompió el día. Como ocurriera en los dos años anteriores, el Martes Santo volvió a verse afectado por el infortunio de la lluvia, y la ciudad quedó huérfana de cofradías. Desde primera hora de la mañana, en El Cerro del Águila, los malos augurios fueron tomando cuerpo, hasta ir, con el paso de las horas, confirmando el guión que los modelos meteorológicos habían anunciado. La decepción, una vez más, se hizo dueña de una jornada que cada vez nos invita a hurgar más en la memoria.

Razón de estos tiempos (II)

José Antonio Martín Pereira | 28 de noviembre de 2012 a las 13:18

Respondiendo a uno de los fines principales en cuanto al origen y posterior desarrollo de nuestras hermandades, y en estrecha vinculación a la liturgia que, llegado el domingo, se escribirá de nuevo en presente, está previsto se desarrollen en las semanas venideras diferentes actos relacionados con la Formación, en su vertiente más espiritual.

De este modo, desde las diferentes Diputaciones de Formación y Culto, se hace hincapié en la importancia que adquieren los Retiros propuestos en correspondencia al transcurso del Tiempo de Adviento. Para el día 1 de diciembre, cuánto menos tres a la vista: en la Capilla de la Fábrica de Tabacos (a las 11:00 horas), dirigido por el Director Espiritual de la Hermandad de Las Cigarreras, Rvdo. D. Manuel Velázquez Limón; en la Alquería de Santa Eufemia de Tomares (a las 10:30 horas), promovida por la Hermandad de Santa Cruz, y bajo la dirección espiritual de D. Pedro Ybarra; y en la Casa de oración Madre de Dios Hermanas Dominicas de la localidad sevillana de Carmona (a las 10:30 horas), organizado por la Parroquia de San Sebastián, a cargo de su Vicario Juan Luis García de la Mata. Estos encuentros, tal cual otros de la misma índole, concluirán con una convivencia entre los participantes.

Santa Cruz aspira a modificar el Martes Santo

José Antonio Martín Pereira | 21 de noviembre de 2011 a las 10:07

La última Cofradía del Martes Santo planteará una modificación de horarios e itinerarios para la jornada, a fin de evitar parones y rodeos innecesarios.

.

Ha sido prácticamente el primer repunte en relación a la configuración de horarios e itinerarios de la próxima Semana Santa, no obstante, dado el carácter de la propuesta, es posible que de aquí a la próxima primavera ésta se alce como uno de los temas candentes en relación al mundo de las cofradías sevillanas.

Que el Martes Santo necesita una reordenación es un secreto a voces, puesto de manifiesto año sí y año también llegada la jornada, claro que es necesario tener presente a los últimos experimentos, fallidos en buena parte o en su totalidad, para comprender la complejidad de la encomienda. Que la cofradía de Santa Cruz, decana del día, no puede dar un rodeo de más de cuatro horas para llegar a la plaza de la Campana es otra cuestión obvia, teniendo en cuenta la cercanía de su templo a la Catedral. Así las cosas, alguien estaba obligado a volver a poner las cartas sobre la mesa de cara a mitigar el desequilibrio de la jornada más enrevesada de la Semana Santa, y eso normalmente suele correr a cargo del más perjudicado por la película, como ha ocurrido.

De este modo, en Santa Cruz pretenden retomar un recorrido antiguo que le hacía llegar a la carrera oficial cruzando Virgen de los Reyes hacia el Salvador, al tiempo que Los Estudiantes están saliendo de la Catedral, o lo que es lo mismo, sus intenciones pasan por bordear dicha plaza, por la acera del Palacio Arzobispal, para enfilar la calle Placentines en su camino hacia la Campana a la par que por la Puerta de los Palos la cofradía de Los Estudiantes da sus primeros pasos de regreso al Paraninfo.

Por el momento solo se trata de una leve declaración de intenciones la cual, si llegara a completarse, tendría como uno de sus principales efectos que la propia cofradía de Mateos Gago, dirigida por Miguel Genebat, retrasaría su horario de salida en aproximadamente hora y cuarto.