Archivos para el tag ‘Santo Entierro’

Sábado Santo 2019: memorias

José Antonio Martín Pereira | 22 de abril de 2019 a las 17:56

El Sábado Santo es tradicionalmente un día de sensaciones encontradas. Los últimos ecos de la Semana Santa se funden entre la sobriedad de la cofradía del Sol; el sinfín de detalles que deja los Servitas a su paso; el imponente paso de palio de la Virgen de la Trinidad; el recogimiento del cortejo del Santo Entierro; o la ráfaga de luz que emana de la candelería de la Soledad de San Lorenzo, broche de oro directo a la melancolía.

Ocurre cuando la cascada de luz del palio de la Soledad Servita se apaga en el interior de San Marcos, el momento exacto en el que en Triana un grupo de fieles experimenta el sentido y la liturgia de una celebración que no acaba en dolor sino en alegría. Cristo vive, el Cachorro ha resucitado y está de nuevo entre nosotros. Comienza de nuevo el ciclo.

Canina_Sevilla

Cachorro_triana_besapie

Sábado Santo 2014: memorias

José Antonio Martín Pereira | 20 de abril de 2014 a las 18:44

El Sábado Santo consumó la Semana santa que a partir de ahora será desgranada. Tarde sosegada en la que los relojes pesaron menos que las piernas. Después de la bonanza meteorológica de las jornadas pretéritas, el día de ayer puso el broche cuyo círculo se cerró como es tradición en San Lorenzo, entre saetas a la Soledad. La solemnidad llegó de la mano de la Vigilia Pascual, repartida en los numerosos templos de nuestra ciudad. En estas, ya estamos en posesión de decir que resta menos de un año para que aquel joven nazareno del Amor solicite de nuevo la venia. El Domingo de Ramos de 2015 aún no habrá entrado el mes de abril, será el 29 de marzo.

Sabado Santo Sevilla 2014

Sábado Santo 2013: memorias

José Antonio Martín Pereira | 31 de marzo de 2013 a las 23:46

El día de las bullas. Como quien no quiere que le arrebaten lo que no disfrutó, la ciudad y sus visitantes se echaron a la calle en masa al encuentro de una jornada ajena a las inclemencias meteorológicas. Sin rastro de aquella mañana de Domingo en la que Jesús fue recibido al abrigo de palmas, el transitar de la Soledad de San Lorenzo y la Vigilia Pascual pusieron broche al ciclo que no acaba, sino comienza…