Archivos para el tag ‘Siete Palabras’

Miércoles Santo 2019: memorias

José Antonio Martín Pereira | 18 de abril de 2019 a las 9:41

Se rompió el día. La primavera, ya sabemos, está sujeta a esta variabilidad climatológica. Así pasamos de rozar e incluso superar momentáneamente la treintena de grados en las jornadas de domingo y lunes, a la inestabilidad atmosférica generalizada en prácticamente toda la península apenas 48 horas después. Un giro que desplumó de emociones buena parte del Miércoles Santo en Sevilla.

En situaciones como la vivida, difícil siempre es decidir a pesar de que las herramientas con las que hoy contamos facilitan en gran medida la toma de resoluciones. Así se fue configurando el día, con todas las cofradías en la calle hasta que, primero la del Cristo de Burgos, y posteriormente la hermandad de los Panaderos, decidieron realizar sus respectivas estaciones de penitencia en el interior de sus templos. El resto es de sobra conocido. Las Siete Palabras regresó sobre sus pasos; el Buen Fin se refugió en la Anunciación; el Carmen y el Baratillo permanecieron en la Catedral; y la Lanzada se refugió entre el Salvador y la Catedral.

No obstante, la lluvia dejó también estampas dignas de alabanza, fundamentalmente en el regreso de las cofradías de la Sed y San Bernardo, prácticamente a la par discurriendo por calles paralelas. En circunstancias de este tipo, las hermandades de Sevilla conservan una madurez que exponen con la máxima naturalidad y decoro. Pasos andando por derecho, cortejos con mínimas descomposiciones, y un público alentador y a su vez colaborativo. La labor del CECOP, en cuanto a la reorganización de la jornada una vez quedó ésta trastocada por el agua, también fue digna de alabanza. Quedémonos con lo positivo.

Baratillo_lluvia

2012: de la lluvia al relevo en el Consejo

José Antonio Martín Pereira | 26 de diciembre de 2012 a las 18:13

La hora de los balances. El desenlace de diciembre edita infinidad páginas a modo de registro de lo que ha sido, no cabe duda, un año que quedará marcado por la delicada situación económica que asola a la inmensa mayoría del globo. En ésa misma línea, las cofradías de penitencia de la ciudad de Sevilla, articulan las vertientes de la subjetividad dentro en un esquema general del que sobresalen, por razones obvias, la lluvia, el ineperado relevo en la presidencia del Consejo de Hermandades y los primeros compases del denominado y conocido a estas alturas Año de la Fe.

Efemérides

Atendiendo a este capítulo, dos fueron las hermandades protagonistas. De un lado la Corporación de San Julián, que en este 2012 cumplía 600 años de existencia, desde que en 1412 se fundara la Hermandad de luz de Nuestra Señora de la Hiniesta. De otro, la Hermandad del Calvario, la cual iniciara en noviembre de 2011 un extenso programa de actos para conmemorar los cuatro siglos de la hechura del Cristo del Calvario por Francisco de Ocampo (1612). Precisamente por ello, desde el pasado domingo 8 de enero, la corporación que radica en la parroquia de la Magdalena ha venido celebrando el Año Jubilar que concediera el Santo Padre a través de la Penitenciaría Apostólica de la Santa Sede.

El robo en Las Siete Palabras

La Cuaresma vino precedida del importante desvalijo que sufriera la Hermandad de Las Siete Palabras, concretamente el día 19 de enero. Fueron sustraídas las bambalinas del antiguo paso de palio de la Virgen de la Cabeza y otros enseres del paso del nazareno de la Divina Misericordia, como dos de las águilas bicéfalas de las esquinas del canasto y el óvalo de una de las cartelas. El saqueo tuvo lugar alrededor de las dos de la madrugada en el almacén que la cofradía del Miércoles Santo tenía alquilado en la calle Medalla Milagrosa, en la zona de la Cruz Roja. Las piezas sustraídas no estaban aseguradas, y de ellas a día de hoy no ha trascendido ninguna noticia pública al respecto.

Cartel, Vía Crucis y pregón

El triunvirato pórtico y anuncio a la Semana Mayor, como es costumbre, añadió nombres propios a los anales de Sevilla según sus cofradías. De este modo, el segundo sábado de febrero fue testigo de excepción en la presentación de un cartel que será recordado por sus brillantes trazos, pero no por su capacidad de innovación. Dubé de Luque, reconocido cofrade y figura insigne para la cofradía de Los Servitas, no obtuvo el agrado generalizado de la crítica, tal vez porque los sevillanos esperaban más de sus pinceles.

Cosa distinta sería lo que ocurriera con el Vía Crucis del Consejo, que presidiera en esta ocasión el Nazareno de la Salud de La Candelaria. Excelente temperatura, más propia de la primavera, y ausencia de celaje, acompañaron una jornada víspera de festivo en Andalucía convirtiendo las calles del centro en un hervidero de gente.

La nota en lo referente al pregón la pondría la excepcional coincidencia con las elecciones autonómicas andaluzas. Por lo demás, Ignacio Pérez Franco, ex hermano mayor del Baratillo, expuso una pieza de oratoria inacabable. Pocos cambios en el ejercicio retórico, evidente compromiso en lo que a la ciudad y la Iglesia respecta, y pare de contar.

La Semana Santa

La de 2012, en consonancia a las últimas a la que la memoria alcanza, volvió a ser una Semana Santa marcada por la inestabilidad meteorológica. A modo general, solo treinta y una de las sesenta cofradías pudieron realizar sus estaciones de penitencia, si bien las de San Gonzalo y La Redención, ambas del Lunes Santo, no solo no completaron sus recorridos sino que además ofrecieron imágenes de ingrato recuerdo. La diferencia con la de 2011 (donde fueron veintisiete), estuvo en la Macarena y el Señor del Gran Poder, devociones siempre referentes, así como en la singular y ejemplarizante estación de penitencia que brindara la señera Cofradía de la Vera-Cruz, que decidió, respondiendo a la lluvia, salir a la calle con su Lignum Crucis dejando los pasos en su templo.

El Año de la Fe

El pasado 11 de octubre daba comienzo, siguiendo la Carta apostólica Porta fidei del 11 de octubre de 2011, el Año de la Fe, que concluirá el próximo 24 de noviembre de 2013. Distinguido por el propio Benedicto XVI como «impulso a la misión de toda la Iglesia, para conducir a los hombres lejos del desierto en el cual muy a menudo se encuentran en sus vidas a la amistad con Cristo que nos da su vida plenamente». Año de la Fe que llega como balón de oxígeno al Concilio Vaticano II (coincidiendo con su cincuenta aniversario), que fuera promulgado por el beato Juan Pablo II «con la intención de ilustrar a todos los fieles la fuerza y la belleza de la fe».

Sevilla no podía faltar, y es por ello que desde la Archidiócesis se está desarrollando un extenso programa de actividades, algunas de las cuales especialmente significativas, por su contenido y por los lugares en los que han sido desarrolladas hasta el momento. En este sentido, caben destacarse tres acontecidas recientemente, entre los días 17 y 18 del pasado mes de noviembre: la Muesta La Fe es Vida, celebrada en la Plaza de San Francisco; la exposición dedicada al Santoral sevillano, en el Salón del Apeadero del Ayuntamiento; y la exposición Biblia y Cultura, que hizo lo propio en el cercano patio de la Fundación Cajasol.

Con respecto al Año de la Fe, en lo que a las cofradías propiamente concierne, el próximo día 17 de febrero, a primera a primera hora de la tarde, está prevista la celebración de un Vía Crucis en la Avenida de la Constitución, preparado con la colaboración del Consejo General de Hermandades y Cofradías de Sevilla. Las Hermandades que participarán de dicho acto piadoso, elegidas por el órgano de gestión cofradiero, serán las siguientes: Montesión, Beso de Judas, San Gonzalo, Carmen Doloroso, Torreblanca, San Esteban, Los Gitanos, Pasión, Gran Poder, La Estrella, Montserrat, Las Siete Palabras, El Cachorro y el Santo Entierro. A ellas se añaden otras dos, El Silencio, que abrirá el cortejo con su cruz de Guía, y la Vera Cruz, justo después portando su Lignum Crucis.

La dimisión de Adolfo Arenas

Al mediodía del pasado 30 de octubre saltó la noticia: Adolfo Arenas, presidente del Consejo de Cofradías, presentaba su dimisión irrevocable en el arzobispado,después de que varios consejeros airearan públicamente los pormenores acerca del desarrollo de la votación celebrada el sábado anterior para designar al pregonero de la próxima Semana Santa, así como de los detalles (que aún eran pocos) entorno al mencionado Vía Crucis del primer domingo de cuaresma de 2013. Un día más tarde, Palacio hacía oficial la designación de Carlos Bourrellier como presidente en funciones del Consejo General, hecho consumado el pasado 15 de diciembre tras el pleno extraordinario de hermanos mayores. Fruto de esta remodelación, el entonces Secretario, Manuel Nieto Pérez, ha pasado a Vicepresidente, y el Delegado de la Madrugada, Carlos López Bravo, a Secretario.

Los nuevos estatutos

El mismo sábado 15 de diciembre, los hermanos mayores reunidos en Asamblea General Extraordinaria, aprobaban la puesta en práctica de los nuevos estatutos del Consejo General de Hermandades y Cofradías de Sevilla, toda vez la Autoridad Eclasiástica había ratificado la validez del texto. El resultado final de la votación fue de 82 votos a favor, 24 en contra, 5 abstenciones y 1 nulo.

Llueve sobre mojado

José Antonio Martín Pereira | 24 de febrero de 2012 a las 11:05

Apenas un mes después la desgracia se ha vuelto a cebar con los hermanos de Las Siete Palabras, y de los cofrades de Sevilla en general. Lo cierto es que, prácticamente coincidiendo con el salto a la luz del desgraciado robo que sufría por aquel entonces la corporación en las dependencias de la calle Medalla Milagrosa, en el seno de la hermandad de San Vicente barruntaban lo que este pasado miércoles su hermano mayor, Antonio Sánchez Padilla, confirmaba de manera oficial, que no ha sido otra cosa que la falta de ciertos enseres del ajuar de la Dolorosa. Según el propio Sánchez Padilla, la elaboración de un inventario fue la causa que llevó a conocer la desaparición de las piezas, hecho que a primera hora de  anoche la junta de gobierno de la Archicofradía recalcaba a través de un comunicado oficial remitido a los diferentes medios.

La cuestión es que, pese a que la lectura del comienzo de los cuarenta días previos a la Semana de Pasión con su apabullante actualidad ha sepultado en gran parte la infausta noticia, a nadie se le escapa que las hermandades han topado con una tesitura que obliga a tomar acciones de respuesta inmediatas. No se trata pues de realizar juicios paralelos al respecto de Las Siete Palabras en particular (para eso están los cuerpos policiales), ni siquiera de plantear hipótesis que deshagan argumentos por sí mismos, en esta ocasión la razón pasa por los propios hermanos, y principalmente por las juntas de gobierno, gestores todos del patrimonio recibido.

Conviene recordar que este tipo de infortunados incidentes no suceden por casualidad, la sociedad aunque en ocasiones no lo parezca atraviesa por un momento delicado, y tal vez esto no signifique más que la exteriorización o el reflejo de parte de lo que puede deparar el futuro. Toca moverse, y además con celeridad.

Relativo a la seguridad

José Antonio Martín Pereira | 21 de enero de 2012 a las 12:10

Lo sucedido hace un par de días en Las Siete Palabras ha vuelto a poner de manifiesto el valor de lo sentimental, por encima de lo patrimonial. Pierde Sevilla, perdemos todos. El recuerdo de los que ya velan desde el más glorioso de los atriles, de la mano del derecho que poseen aquellos que vendrán cuando los que ahora damos cabida al presente dejemos sitio. Hoy sin embargo no es el mejor momento para progapar alarmas, por lo tanto lo mejor será guardar la calma e idear la forma idónea de solucionar amenazas que ya forman parte del propio devenir de los días.

Sucede, y a todos alguna que otra vez nos ha pasado, el hecho de observar, en la soledad de algunos templos, como enseres de incalculable cuantía se encuentran mínimamente vigilados y al alcance de quien tenga intención de tomarlos. Cierto es que ni las hermandades ni la propia Iglesia podrían asumir los costes, e incluso ni aún con la colaboración de las administraciones, dada la precaria situación de éstas, es por ello que quizás la pelota se aloje en el tejado de la jurisprudencia, en el hecho de reclamar un endurecimiento de las penas. Si no está a nuestro alcance la posibilidad de conseguir limitar el campo, sí que podríamos al menos vallarlo, ya que desgraciadamente la situación económica y de valores actual, unido al incierto futuro, no cabe duda generarán desagradables acontecimientos en los próximos años. Ca siendo hora de tomar la palabra…

La Hermandad de Las Siete Palabras sufre un robo la pasada madrugada

José Antonio Martín Pereira | 19 de enero de 2012 a las 12:13

Los malos presagios se confirman, y la noticia ya corre como la pólvora, la Hermandad de Las Siete Palabras ha sufrido un importante robo, la pasada madrugada, en sus dependencias de la calle Medalla Milagrosa. Según las diferentes fuentes consultadas, los hechos tuvieron lugar entorno a las dos y media de la madrugada.

A la espera de que representantes de la corporación establecida en la parroquia de San Vicente den oficialidad a los datos, todo indica a que los bienes sustraídos han sido elconjunto completo de las antiguas bambalinas de plata, realizadas por los talleres de Villarreal en 1968 y que procesionaron hasta 1997, dos águilas de las esquinas del paso del Cristo de la Divina Misericordia y el marco de plata de una cartela policromada del mismo, obra de Rafael Barbero Medina (1981).

Agravios comparativos: ¿25 años sí y 500 no?

José Antonio Martín Pereira | 16 de diciembre de 2011 a las 10:18

Desde la negativa a Las Siete Palabras ratificada por Palacio a mediados del pasado mes de octubre y hasta el día presente, cuando 2011 agota atardeceres, aún persiste cierto aire de decepción en la corporación que preside Antonio Sánchez Padilla, quien precisamente hoy opta a la reelección del cargo. En este sentido, la refutación acudía a poner fin a las intenciones de la cofradía con sede en San Vicente a tenor de las intenciones de ésta por conmemorar los cinco siglos de existencia de la primitiva sacramental poniendo en la calle en procesión extraordinaria su paso de Misterio.

Precisamente en esos mismos términos, a través del presente Blog se hacía cuenta de varios de los ejemplos que escenificaban la postura más condescendiente de la Mitra sevillana, fundamentada en la provincia, donde multitud de acontecimientos extraordinarios, vulgo salidas sin sentido, poblaron un calendario paralelo durante dicho mes. De este modo, la Archidiócesis de Sevilla, con monseñor Juan José Asenjo a la cabeza, otorgó vía libre a este tipo de actos en Salteras, Mairena del Alcor, La Rinconada, Benacazón, Castilleja, Herrera y Alcalá del Río, con la paradoja de que en este último caso lo que se honraba era el 25 aniversario de la cuadrilla de costaleros de una determinada hermandad. Inclúyase aquí la reciente aprobación de coronaciones canónicas en municipios como Castilleja de la Cuesta o Camas.

A este respecto, y a tenor de la información publicada en la jornada de ayer por el reconocido cofrade Esteban Romera, ahora es la junta de gobierno de la Hermandad de Vísperas de Padre Pío la que está ideando una serie de actos y cultos de carácter extraordinario para conmemorar en el año 2012 las bodas de plata de la hechura de su dolorosa, entre los que se incluiría la salida procesional bajo palio de la imagen por las calles de su feligresía.

De confirmarse y ser aprobado lo anterior por parte de la cúpula erigida en la Plaza Virgen de los Reyes, una vez más se abriría de par en par la puerta a innecesarios acontecimientos de culto externo, escindiendo con ello el mensaje que lanzara, allá por el mes de febrero, el Delegado Episcopal Teodoro León, en el que aseguraba que uno de sus objetivos en el cargo sería el de regular los motivos y las razones por las que las hermandades pudieran efectuar salidas extraordinarias, cosa que hasta ahora solo sienta precedente en la humilde Hermandad de San Vicente.

¿Cuál será?

José Antonio Martín Pereira | 6 de noviembre de 2011 a las 11:22

Falta por entregar el último de los alardes anuales de poder referente a una institución, el Consejo de Cofradías, que en los últimos tiempos lleva concitando continuas divisiones de opiniones desde uno y otro lado. Mañana, primer lunes del mes de noviembre, será el día en el que se complete el póker con vistas a la Semana Santa de 2012. Elegidos ya el cartelista, Antonio Dubé de Luque, e igualmente el pregonero, en la figura de Ignacio Pérez Franco, falta conocer cuál será la Imagen, y por ende la hermandad, que representará al resto de las corporaciones penitenciales en el Vía Crucis que desde el año 1976 viene organizando el Consejo de Hermandades y Cofradías de Sevilla.

Y como es habitual, rondan la fecha del dilema una baraja de nombres más o menos considerable según corresponda. Para esta ocasión, el Martes Santo (que representó por última vez en 2003) parece partir en todas las quinielas como la jornada preferencial para ser elegida, por aquello de la norma no escrita que invita a la rotación de las hermandades según su pertenencia a uno u otro día de la Semana Santa. Dentro del Martes, el Cristo de la Salud de La Candelaria copa la unanimidad entre las tertulias y reuniones cofradieras, todo ello sin desmerecer los aires que llegan a San Gregorio desde El Cerro. Cualquier decisión alejada o contraria al tal día apuntaría a sorpresa, cosa que no se produjo con ninguna de las elecciones anteriormente referidas. No obstante, en el Miércoles existen movimientos por curar los sinsabores de la Hermandad de Las Siete Palabras. Poco falta para que lo sepamos…

Las distintas apreciaciones de Palacio

José Antonio Martín Pereira | 11 de octubre de 2011 a las 11:46

Después de varios giros sobre el tema, la rotundidad acerca del mismo a la que en el día de ayer hacía referencia sirve de motivación de cara a regresar nuevamente, intentando descifrar la respuesta al por qué desde Palacio permiten el continuo crecimiento de la maleza, con los correspondientes enredos entre la opinión pública. Flaco favor a sus propios intereses, precisamente en una época en la que lo necesario pasa por permanecer en unión.

Y todo esto viene en relación a la contundente negativa con la que desde el Arzobispado han frenado cualquier atisbo de esperanza en la Hermandad de Las Siete Palabras encaminada, si usted recuerda o está al tanto, a poner en la calle su paso de Misterio en alguna jornada de este mes, y así conmemorar la efeméride de los cinco siglos que cumple la Corporación del Miércoles Santo. Negación justificada con el argumento, ya referido en este espacio, concerniente a que quién cumplía años era la hermandad del Santísimo Sacramento que fundara Teresa Enríquez y que el paso de Misterio de las Siete Palabras poco o nada tiene que ver con eso. Hasta ahí bien, puesto que pondrían de manifiesto las intenciones del Delegado Episcopal, Teodoro León, en las que aseguraba, antes de la pasada Cuaresma, que uno de sus objetivos en el cargo pasaba por regular los motivos y las razones por las que las hermandades puedan efectuar salidas extraordinarias. Un alivio dicho sea de paso para aquellos, entre los que un servidor se incluye, que hemos dejado de creer en todo evento extraordinario que signifique atravesar dinteles.

Lo sorprendente sin embargo es que en la Plaza Virgen de los Reyes estén utilizando la otra cara de la pirámide a la hora de manifestar las intenciones reduccionistas, en tanto en cuanto dicha mengua no solo está dejando de aplicarse sobre la provincia, sino incluso alza el efecto contrario, con multitud de salidas extraordinarias las cuales pueblan un calendario paralelo permanente. De este modo, durante la presente estación hubo y habrá procesiones extraordinarias dentro de la Archidiócesis de Sevilla en Salteras, Mairena del Alcor, La Rinconada, Benacazón, Castilleja, Herrera y Alcalá del Río, entre otros. El último caso, tan paradigmático como increíble, puesto que lo que se conmemora es el 25 aniversario de la cuadrilla de hermanos costaleros, motivo casi irrisorio. Algo existe y no se está contando.

Yendo más lejos, desde que se anunciara la citada política austera destinada a corregir la preocupante moda surgida en el seno de las hermandades, el Arzobispo Monseñor Asenjo ha aprobado la coronación canónica de la Virgen de los Dolores, de la localidad vecina de Camas, y para colmo no en su pueblo sino con más parafernalia que ninguna otra, puesto que el evento se celebrará en la Seo metropolitana llegado 2012, con lo que ello implica. Pero es que recientemente se daba vía libre a la coronación canónica de la Inmaculada Concepción del municipio de Castilleja de la Cuesta, localidad en la que además el propio Arzobispo tentaba a los hermanos de la otra devoción, la Soledad, a iniciar similares trámites. ¿Cuál es entonces la vara de medir?

Más valdría que algún responsable de la institución diera parte de la postura de la Mitra en este tipo de asuntos, bien Teodoro León, bien Manuel Soria, o bien el propio Juan José Asenjo… antes de que la situación desembocara por otros derroteros.

Semana agitada

José Antonio Martín Pereira | 10 de octubre de 2011 a las 12:26

Quién lo diría, con el primer tercio de octubre consumido, y despegando aún en un impropio otoño dominado por las altas temperaturas, copiosos e interesantes asuntos vinculados a las cofradías se suceden alterando cualquier indicio de pausa o letargo. Semana agitada, contrapunto y signo evidente del ritmo tomado por la actualidad.

De este modo, y siendo fieles a la manida (y lo que queda) alusión a los nuevos Estatutos del Consejo, hacerles saber que desde mediados de la pasada semana todas y cada una de las hermandades disponen del borrador al respecto. Como se preveía, uno de los principales debates seguirá centrado en el punto del multivoto o voto doble o triple de determinadas corporaciones en función a si pertenecen a más de una sección. Según las estimaciones, la aceptación del mismo permitiría a las penitencias ejercer el control absoluto de la institución, con lo cual parece que las propuestas irán encaminadas a la enmienda del sistema de mayorías, algo ciertamente difícil de prosperar.

De otro lado, el secreto a voces que colea por San Vicente, las Siete Palabras no pondrá en la calle este mes de octubre su paso de Misterio para conmemorar cinco siglos de existencia de la primitiva sacramental. Nada nuevo, ya que en Palacio se reafirman argumentando que quién cumplía años era la hermandad del Santísimo Sacramento que fundara Teresa Enríquez y que el paso de Misterio de las Siete Palabras poco o nada tiene que ver con eso. La frustración viene del lado de la permisividad del Arzobispado en la provincia.

Y por último, una noticia hecha pública en la jornada de ayer, a primeros de año o incluso antes podría llegar a San José Obrero el decreto arzobispal aprobando las reglas que la reconocerían como nueva hermandad de penitencia. De hacerse efectivo, estaríamos ante la número setenta de la sección y la décima de las de vísperas. La duda ahora será conocer cuántos años pasarán para que desde la misma soliciten los trámites de inclusión en la nómina de las que realizan estación de penitencia a La Campana (o a la Magdalena si las obras del metro por Plaza Nueva comenzarán en un futuro cercano), porque lo innegable aquí es que cualquier hermandad que ingresa en la sección de penitencia busca tal fin. Al menos, queda la particularidad de ahí  no tienen como titular a un Cautivo.

¿Lo merecen 500 años?

José Antonio Martín Pereira | 19 de septiembre de 2011 a las 17:43

Lo que sí parece, antes de hacer alusión al apartado en cuestión, es que el nuevo curso cofrade ha arrancado rebosante de incertidumbres, buena prueba de la complejidad anclada al particular firmamento sobre el que transitan las cofradías de Sevilla. De este modo a diario pruebas palpables, fundamentalmente en lo relativo al procedimiento de elaboración y aprobación de los nuevos Estatutos del Consejo, cuyo anteproyecto reposa actualmente en manos de la Junta Superior, a la espera de ser entregado a las hermandades, envuelto en una controversia que se prevé agite la actualidad durante meses.

Introducidos brevemente, llama poderosamente la atención otro tema, el que tiene que ver con el empeño que desde San Vicente, con la Hermandad de las Siete Palabras como protagonista, siguen mostrando por sacar su paso de Misterio el próximo mes de octubre, y así conmemorar la efeméride de los cinco siglos que cumple la Corporación del Miércoles Santo. Eso al menos es lo que reafirmaba días atrás su hermano mayor, Antonio Sánchez Padilla, utilizando el argumento de la voluntad de los hermanos.

Al hilo de ello, en la memoria aquellas declaraciones del Delegado Episcopal, Teodoro León, allá por el mes de febrero, en las que aseguraba que uno de sus objetivos en el cargo era el de regular los motivos y las razones por las que las hermandades puedan efectuar salidas extraordinarias. Claro que, casualidad o no, ha resultado ser una Hermandad modesta (entiéndase el término) la perjudicada por los excesos. Después de haber conocido Coronaciones sin devoción o celebraciones de escuetos aniversarios, algunos muy recientes, en la Hermandad de las Siete Palabras probablemente difieran de la puesta en marcha de dicha «sugerencia», refrendada además en las sucesivas negativas con las que Manuel Soria, Delegado Diocesano de hermandades, ha recibido los propósitos descritos.

Se da la circunstancia, apelando al estricto sentido, de la extrañeza que significaría que una conmemoración sacramental fuera presidida por la imagen de un crucificado, máxime cuando además la actual Hermandad de las Siete Palabras no cumple 500 años, más bien 45, ya que la última fusión, con la Sacramental de San Vicente, se produjo en 1966, integrando de este modo las seis corporaciones diferentes que identifican la historia de la citada Corporación. Lo justo sería afirmar que en 2011 se cumplen cinco siglos del primitivo origen de la misma, de ahí que el argumento de poner en la calle el paso de Misterio apenas se sostenga con solvencia.

Dicho lo anterior, cuesta igualmente comprender la postura de la Mitra a este respecto, teniendo en cuenta los numerosos esfuerzos, precisamente con la figura de Manuel Soria a la cabeza (¿por qué será?), enfocados para que la Virgen de Regla representara a Sevilla en el Vía Crucis de la Jornada Mundial de la Juventud, celebrada como recordarán en Madrid hace escasamente un mes. Asimismo, la contradicción de consentir la Coronación de la Virgen de los Dolores, de la localidad vecina de Camas, en la Catedral de Sevilla, dentro de aproximadamente dos años. ¿Distinta vara de medir? Ya veremos que ocurre cuando La Macarena y Los Gitanos cumplan sendos aniversarios de Coronaciones, hechos que tendrán lugar curiosamente también en 2013.