Archivos para el tag ‘túnicas’

En el recuerdo

José Antonio Martín Pereira | 5 de marzo de 2015 a las 11:35

El Miércoles de Ceniza queda ya lejos. La vida es un tránsito constante sin vuelta atrás alimentado de retentiva y esperanzas que pesan sobre una balanza de fino vértice cuya tendencia a uno u otro lado bascula en consonancia a los estados de ánimo, los miedos, las inquietudes, satisfacciones o placeres.

Conviene siempre, pero más si cabe ahora acordarse del que sufre, y especialmente de los enfermos. Si el destino le ha llevado a acompañar a un familiar en el hospital, o a verse postrado en una cama en una fecha señalada del almanaque sabrá entender el por qué. Allí lo más parecido a la Cuaresma que podrá encontrar son los improvisados retablos levantados a base de estampas, y el color albo de los uniformes del personal sanitario que tanto recuerda a las túnicas de una hermandad del Domingo de Ramos. En esos lugares la mocita de San Gil, la que sonríe de vuelta por Parras y Escoberos, se aparece en cada gesto de consuelo de las personas que hacen que la infausta estancia se haga más llevadera.

Podemos hablar hasta la desidia de cambios de horarios e itinerarios, de la magnificencia de los últimos altares en el anuncio de la realidad próxima, o de los vaivenes de la atmósfera que tanta incertidumbre generan; pero no apartemos el recuerdo por aquellos que desde una habitación de hospital también aspiran a contemplar una Semana Santa plena. Da la sensación de que en ocasiones nos perdemos entre futilidades.

La evolución comercial

José Antonio Martín Pereira | 12 de marzo de 2013 a las 13:09

Hurgan en el interior ciertas inquietudes. La Semana Santa, en toda la concepción que le rodea, no es más que una superposición de estratos con distintas fuentes. A la vista de la propia evolución comercial, tal vez no tengamos que esperar mucho para tener que acercarnos a un local de diversos productos regentados por un asiático con medio acento andalú, y así adquirir túnica y complementos como las de la Puerta Carmona. En estas, es posible que algún día los aromas que a diario desfilan por la calle Córdoba o por el Paseo de los Azahares no sean más que recuerdos en los que cobijar la memoria.

Puede, sin embargo, que esto nunca llegue a ocurrir, y así es deseo. Entretanto, testigos de una Macarena rodeada de gusiluz, balones de fútbol, mochilas y princesas de carcasa rosada, los síntomas de estas nuevas tendencias asoman con descaro al encuentro de cualquier tarde de Cuaresma…