El Muñidor » Universidad de Sevilla

Archivos para el tag ‘Universidad de Sevilla’

Cuando el crucificado de la Buena Muerte estuvo en una caseta de Feria

José Antonio Martín Pereira | 25 de abril de 2020 a las 20:12

Las cofradías de Sevilla atesoran historias cargadas de curiosidades. Una de tantas quedó en los anales gracias al presente documento gráfico, que recoge al Cristo de la Buena Muerte de los Estudiantes bajo las lonas de una caseta de Feria.

La citada estampa tuvo lugar en el año 1965, coincidiendo con las Santas Misiones en las que dicha corporación participaría junto al resto de hermandades y asociaciones de fieles de la Archidiócesis. En aquel entonces, la hermandad de los Estudiantes residía en la Anunciación, mientras en la antigua Fábrica de Tabacos lo hacía las Cigarreras.

No obstante algo más de una década antes, en 1950, la Universidad de Sevilla decidió trasladarse desde la calle Laraña a la Fábrica de Tabacos y, con ello, la hermandad acordó también trasladarse con ella el 7 de febrero de aquel año, llevando al Señor en hombros al año siguiente para presidir la inauguración del Rectorado.

Sin embargo el traslado definitivo de la hermandad a su nueva sede no se produjo hasta 1966, concretamente el 26 de noviembre de dicho año, ya que estaba condicionado a la marcha de las Cigarreras de allí y a que debían hacerse obras de ampliación de la capilla del Rectorado. La cofradía de las Cigarreras había permanecido en esta sede desde 1904.

Por ello, como experiencia previa al traslado definitivo, el Cristo de la Buena Muerte participó en las Misiones Generales de 1965, trasladándose a la caseta permanente que el Real Círculo de Labradores tenía montada durante todo el año en la Feria, que por entonces estaba en el Prado de San Sebastián.

Aprovechando la cercanía del mencionado centro misional con la sede de la nueva Universidad, se celebraron actos dentro de la Antigua Fábrica de Tabacos con los estudiantes, presididos por el crucificado de la Buena Muerte, los cuales sirvieron de anticipo al traslado definitivo a la calle San Fernando que se llevaría unos meses más tarde.

Misiones-1965_HDADFoto: hermandad de los Estudiantes

Cáritas Universitaria: balance positivo

José Antonio Martín Pereira | 5 de agosto de 2013 a las 12:40

Con motivo de la finalización del curso académico, Cáritas Universitaria presentaba a últimos de la semana pasada su Memoria de actividades, primera de funcionamiento en la circunscripción universitaria. En este sentido, cabe recordar que Cáritas Universitaria fue constituida como tal por decreto del Arzobispo de Sevilla, monseñor Juan José Asenjo Pelegrina, en octubre de 2011, en una iniciativa pionera en el ámbito de la pastoral de la caridad. Con su creación, la Iglesia de Sevilla quiso fortalecer, dotándola de un marco jurídico e institucional, la importante labor caritativa y social que, impulsada por el SARUS (Servicio de Asistencia Religiosa de la Universidad de Sevilla) y la delegación de pastoral universitaria, venía desarrollándose en el seno de la comunidad universitaria.

Por consiguiente, y según lo refrendado desde la Archidiócesis, la comunidad cristiana universitaria ha querido atender «el mayor número de casos posibles entre el alto de número de estudiantes que, como consecuencia de la situación económica, agotan todas las vías de ayuda que ofrecen las administraciones públicas».

Entre las actividades realizadas, la Memoria destaca el programa de ayudas a estudiantes universitarios, desarrollado en colaboración con la Hermandad de los Estudiantes. Para su desarrollo, que contemplaba una dotación de 26 bolsas de ayuda a estudiantes en dificultad, Cáritas Universitaria ha destinado 4.000 euros, que se suman a los más de 15.500 invertidos por la Corporación del Martes Santo, con el que se ha alcanzado la atención a 36 personas.

Amén del programa de ayudas, Cáritas Universitaria atendió también durante el pasado curso diversas solicitudes derivadas desde las Cáritas parroquiales y el SACU (Servicio de Asistencia a la Comunidad Universitaria), así como otros recibidas directamente por el SARUS, hasta alcanzar 22 intervenciones personales de ayuda en el pago de matrículas, alojamiento, tasas y material de estudio, con una inversión superior a los 7.000 euros.

La Memoria destaca asimismo la ayuda de 8.000 euros con los que la Hermandad de los Estudiantes ha contribuido a la labor del colegio San Javier, en la misión de Zaroli, en la India.

 

Recursos de Cáritas Universitaria

Los recursos económicos de Cáritas Universitaria con los que ha financiado sus actividades provienen de la aportación de los fieles que participan en las misas celebradas en la Capilla Universitaria, por 7.810 euros. A ellos se suman los donativos provenientes de la celebración de sacramentos, que han ascendido a 2.804 euros, así como la devolución de ayudas del cursos anterior, por 900 euros, y el resultado de diversas campañas realizadas en centros universitarios, cuyos resultados han superado los 6.000 euros.

Profanaciones, derroches de valentía

José Antonio Martín Pereira | 31 de mayo de 2012 a las 10:51

Incidentes como los de ayer demuestran con qué clase de personas tratamos, y cuáles son los ideales que se esconden detrás. Amanecía Sevilla en jornada festiva, en conmemoración de honores a su Patrón San Fernando, entre los lapidarios argumentos de un grupo de integrantes del encierro en la universidad, los del movimimiento caciquil ‘Sevilla para’, que creen representar al resto del colectivo y tan poco bien les hacen.

En este sentido la última de sus brillantes ideas de protesta, bajo la denominación de ‘Estatuas enfurecidas’, fue llevada a cabo como decimos en la madrugada del pasado miércoles contra numerosas estatuas de la ciudad, sellándoles la boca, empapelándolas y colgándoles una antorcha de cartón, símbolo de los estudiantes ‘enfurecidos’. Entre la larga lista de monumentos afectados se encuentran los que rinden homenaje a Pepe Luis Vázquez, Curro Romero, Manolo Vázquez, Diego de Velázquez, la Duquesa de Alba, Miguel del Cervantes, Bartolomé Esteban Murillo y Santa Ángela de la Cruz (junto a la parroquia de San Pedro).

Lo curioso es que este grupo que enarbola la bandera de la Educación pretenda hacer valer sus derechos de manera tan inculta y ruin, poniendo de manifiesto que solo conocen la tolerancia hacia ellos mismos y no hacia los demás, y dejando más que claro el desconocimiento hacia esa mujer que dedicó su vida a ayudar a los pobres y a los enfermos, con el legado que sus acciones aún determina sobre la sociedad sevillana, Santa Ángela de la Cruz.