Días intensos de balonmano

Nacho Sánchez | 21 de enero de 2009 a las 13:04

Tras la jornada libre que ayer tenían los participantes en el Mundial de Croacia, hoy vuelve la competición. Y lo hace de una forma contundente para nuestra selección. Jugamos contra los anfitriones, los máximos favoritos para proclamarse campeones y de una forma desesperada, porque una derrota nos puede dejar técnicamente fuera de las semifinales. Aún así, habrá que dar a la selección de Valero Rivera un comodín. Está claro que esta selección está llena de jóvenes y parece que se trata de un equipo que dará mucho más en el futuro que ahora, pero su desparpajo, su calidad y sus ganas pueden dar también mucho de sí. Habrá que esperar a las 16.30. Confiemos en Virán Morros, Cañellas, Juan Andreu, Ugalde y, por su puesto, Iker Romero, el jefe.

También es verdad que la sensaciones que dejaron en el partido ante Suecia fueron regulares, por no decir malas. El atasco en ataque fue monumental y, cuando se superaba, ahí estaba el portero sueco haciendo el mejor partido se vida. Recuerdo que nuestro entrenador cuando éramos pequeños decía que hacíamos al portero internacional cuando le tirábamos mal y lo paraba todo. Contra Suecia fue el mejor ejemplo de ello. El poco trabajo en ataques posicionales ante Cuba y Kuwait nos pasó factura: tanto correr ¿para qué? Está claro que tener un gran contraataque es básico en el balonmano, pero quizás era también momento de practicar jugadas cara a los partidos importantes. Esperaba Suecia, y ahora lo hacen Croacia y Corea del Sur.

Mientras, hoy hay partido del Balonmano Antequera. Juega en Pozoblanco ante el equipo de esta localidad, uno de los fijos en la parte alta de la División de Honor B. Siguen las mismas bajas: Chelu Cid, Prodanovic y Kogosvek, aunque Pérez-Canca también está con problemas.. Se vuelve a recuperar a Nacho Soto del malagueta para tener 14 jugadores y Ortega seguro que le dará muchos minutos tanto a él como a Luisfe. Esperemos que den mejores sensaciones que las del otro día ante Alcobendas…

Los comentarios están cerrados.