Un mundo financiero al revés

Carmen Pérez | 9 de abril de 2015 a las 8:13

Conviene echar un vistazo a lo que pasa en otros países europeos porque es bastante posible que pronto esas mismas circunstancias las veamos por aquí. El Financial Times publica hoy un artículo sobre Dinamarca (Denmark highlights naked truth about negative lending, by Richard Milne). Resulta que una terapeuta sexual danesa ha saltado a la fama no por su oficio sino por endeudarse a tipos negativos: recibe dinero y encima cobra por ello un ´-0,0172 % anual.

Es sólo un ejemplo  de que lo que estamos viviendo: un mundo financiero al revés. Allí de forma más extrema a consecuencia de las medidas no convencionales tan radicales que ha tomado, al igual que ha sucedido en Suecia, el banco central danés, el primero en fijar la tasa repo en negativo y situar la facilidad permanente de depósito para sus bancos en un -0,75% (en el BCE, -0,20%).

No hay precedentes en la historia, los bancos centrales están realizando un experimento del que desconocemos sus consecuencias. Como declara un banquero danés para el artículo, para ellos es como aprender a conducir un coche hacia atrás. Así, muchos bancos daneses han comenzado a cobrar a sus mayores clientes corporativos e institucionales por depositar dinero en efectivo, y, si los propios bancos se ven obligados a pagar 0.75% en el caso de Dinamarca por el dinero líquido, entonces tiene sentido que quieran prestar a tasas negativas para compartir parte de esa carga con los clientes.

Es verdad que la mayoría de los bancos daneses han tenido cuidado y evitan penalizar al público en general en las cuentas corrientes, pero hay una excepción, el Erhvervsbank, un pequeño prestamista danés, que en febrero manifestó que cobraría un 0,5% en los depósitos.  Tampoco lo de obtener préstamos cobrando intereses está extendido. De momento, lo que sí se están planteando con urgencia son los problemas que pudieran surgir en los sistemas informáticos si tienen que tratar con estas tasas inusuales negativas para depósitos y préstamos de forma generalizada.

En estos países existe gran preocupación por lo que sucederá si persisten estas tasas negativas durante mucho tiempo. Todo es completamente nuevo y no es meramente coyuntural. Si impulsarán burbujas inmobiliarias, cuando en Dinamarca los precios ya se sitúan por encima de su máximo previo a la crisis. En Suecia, el Riksbank sigue profundamente preocupado porque se disparen los altos niveles en la deuda de los hogares.

A España todavía estas anomalías en préstamos y depósitos no han llegado, aunque existen ya casos, como los de algunos trabajadores de la banca, con condiciones preferentes, que ya están cobrando por sus préstamos. Pero ya sabemos lo que dice nuestro refranero: cuando las barbas de tu vecino veas pelar, pon las tuyas a remojar, así que podemos ir todos rellenando los formularios para  solicitar nuestros préstamos.


Comentar


Nombre (Obligatorio)

Correo electrónico (Obligatorio)

Página web (Opcional)

La autora, en este espacio, se limita a recoger la opinión y contenidos de los lectores, por lo que no se hace responsable de los mismos. Si encuentra algún texto ofensivo, erróneo o alguna opinión que no sea respetuosa, le rogamos que nos lo haga saber