Pressing Cash » Archivo » Más Europa: hacia una Unión Financiera

Más Europa: hacia una Unión Financiera

Carmen Pérez | 24 de junio de 2015 a las 18:22

EUEl 22 junio, en Bruselas, los cinco presidentes –el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, el presidente de la Cumbre del Euro, Donald Tusk, el presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem, el presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, y el presidente del Parlamento Europeo, Martin Schulz–hicieron público un ambicioso plan  (http://europa.eu/rapid/press-release_IP-15-5240_es.htm) para profundizar en la Unión Económica y Monetaria (UEM) a partir del 1 de julio de 2015 y completarlo en 2025 como muy tarde. Proponen trabajar en cinco frentes: mejorar la Unión Económica; completar la Unión Financiera; alcanzar una Unión Presupuestaria; reforzar la responsabilidad democrática, la legitimidad y las instituciones; y vigilar la dimensión social de la Unión.

 Centrándonos en la Unión Financiera, la propuesta es completar la Unión Bancaria ya iniciada, de manera que la confianza en los depósitos sea la misma con independencia del Estado miembro en el que un banco opere. El pilar primero de la Unión Bancaria, la supervisión bancaria única,  MUS, ya está funcionando; y está acordado, aunque no será operativo hasta 1/1/2016, el segundo pilar, el Mecanismo Único de Resolución, MUR, con un Fondo Único de Resolución.  Este plan contempla desarrollar el tercer pilar,  el Sistema Europeo de Garantía de Depósitos.

Difícil objetivo,  ya que con este tercer nivel de la Unión Bancaria se compromete dinero, no sólo voluntades. Es verdad que la intención es que este fondo sea un mecanismo de capitalización de último recurso, que proporcione seguridad pero que nunca tenga que ser utilizado – para ello, se supone que están los dos primeros pilares-, pero hablar de dinero es hablar de palabras mayores. Por aclarar las implicaciones: la ayuda europea a los bancos españoles, unos 60.000 millones de euros, ha sido recibida vía Estado español, es decir, todos los españoles respondemos de la devolución de la ayuda prestada a nuestros bancos. Y si actualmente algún banco español quiebra sería nuestro fondo el que respaldaría sus depósitos. Con este nuevo fondo europeo, que estaría en principio alimentado con aportaciones de los propios bancos, el entendimiento sería Banco-Europa, prescindiendo de las procedencias nacionales.

 

 


Comentar


Nombre (Obligatorio)

Correo electrónico (Obligatorio)

Página web (Opcional)

La autora, en este espacio, se limita a recoger la opinión y contenidos de los lectores, por lo que no se hace responsable de los mismos. Si encuentra algún texto ofensivo, erróneo o alguna opinión que no sea respetuosa, le rogamos que nos lo haga saber