Pressing Cash » Archivo » Gowex, un año después

Gowex, un año después

Carmen Pérez | 16 de septiembre de 2015 a las 4:49

Todos nos preguntábamos hace un año cómo fue posible que Jenaro García, presidente y consejero delegado de Gowex,  consiguiera, gracias a la connivencia con la auditora de la compañía,  engañar durante tantos años a la auditora Ernst&Young, su tutora en bolsa –o asesor registrado-, a la rectora del Mercado Alternativo Bursátil, MAB, y a la CNMV. Y no de forma puntual sino durante años, hasta que en julio de 2014 la empresa Gotham City Research publicó un informe denunciando las trampas que se utilizaban en su contabilidad. “Más del 90% de los ingresos publicados no existen”, era una de las afirmaciones contenidas en el documento, en el que también se estimaba que la valoración de las acciones debería situarse en prácticamente  0 euros.

Pues ahora, un año después, todavía este tema se vuelve más sorprendente. Según se recoge en El Confidencial, al parecer, en 2010,  el Servicio Ejecutivo de la Comisión de Prevención de Blanqueos de Capitales (SEPBLAC) sí se percató de las posibles e importantes irregularidades que se estaban cometiendo y se lo advirtió a la CNMV: podían estar realizándose operaciones falsas para inflar la cifra de negocio. Dio en el clavo, pero la advertencia pasó de unos a otros: de la CNMV al MAB, del MAB a Ernst&Young. Que investiga tú que eres el competente, se fueron diciendo; y luego se recorrió el camino contrario, presentando documentación pero sin observar nada raro.

Si alguien hubiera mirado la realidad y tan sólo se hubiera planteado una serie de cuestiones básicas como ¿cuál es la fuente de ingresos de esta empresa?, ¿a quién y cuánto le factura?, ¿cómo puede ser rentable ofrecer wifi gratis?…, hubiera descubierto el engaño que se escondía tras esos datos procedentes de un jaleo de filiales. ¿Nadie lo hizo, ninguna de estas entidades financieras, públicas y privadas, donde trabajan gente tan competente?  Increíble.

Más creíble resulta la hipótesis de que bien se sabía lo que había, al menos en parte, pero que nadie se atrevió a destapar un escándalo tan importante, cuando además afectaba a la empresa estrella de un mercado, tan necesario, que acababa de nacer y que  podría herirlo de muerte. Mejor una huida hacia delante y esperar  que lo ficticio se volviera real, que la magia de las finanzas lo consiguiera. Que el tiempo lo arreglara todo. Enorme error, porque los enjuagues financieros consiguen mantener el engaño pero sólo por un tiempo; pueden provocar y sostener una burbuja, una valoración inflada artificialmente, pero luego la realidad termina siempre imponiéndose de forma implacable. Ahora los jueces establecerán responsabilidades. Y a todos, aunque no hayamos sido inversores, nos afecta porque no es descartable que seamos los contribuyentes los que terminemos pagando por ello.

Etiquetas: ,

  • Feliz curso 2015-2016

    [¡Cuánto tiempo sin aparecer por aquí!]
    Todas las dudas que se expresan y que quedan abiertas, cierran con un “sí”.

  • Luis

    Siempre lo mismo. Suma y sigue.

  • Daniel

    Es increíble lo que pasa en España, parece ser que lo único que se sabe hacer en este país es pasar la “pelota”

  • Carmen Pérez

    Daniel, no te creas que sólo estas cosas pasan en España. Hace unas semanas una empresa china que cotizaba en el el AIM, el mercado similar al MAB español, ha literalmente desaparecido dejando colgado a los inversores. También allí fallaron todos los controles…

  • Carmen Pérez

    Perdona, luciusquintus, que no haya contestado el mensaje pero hasta ahora mismo no me ha entrado y observo que es del 17/9!!!


Comentar


Nombre (Obligatorio)

Correo electrónico (Obligatorio)

Página web (Opcional)

La autora, en este espacio, se limita a recoger la opinión y contenidos de los lectores, por lo que no se hace responsable de los mismos. Si encuentra algún texto ofensivo, erróneo o alguna opinión que no sea respetuosa, le rogamos que nos lo haga saber