Pressing Cash » Archivo » Las SGR en Andalucía, mucho por hacer

Las SGR en Andalucía, mucho por hacer

Carmen Pérez | 9 de febrero de 2016 a las 9:03

El sector de garantías español ha experimentado una importantísima reducción de su actividad desde el inicio de la crisis en 2008, que se refleja tanto en la caída del importe de avales formalizados como en la evolución del riesgo vivo, que ha descendido, de forma más suave e irregular, desde los 6.419 millones de 2008 hasta los 4.691 millones de euros de 2014. Sin embargo, hay que señalar que este último año cambia la tendencia  y se incrementa el importe de avales formalizados, aunque de forma muy ligera, alcanzando los  1.003 millones de euros.

Estos años, por tanto, han venido a disminuir la importancia de estas entidades en nuestro sistema financiero, que no han conseguido todavía desarrollar un papel relevante como instrumento de ayuda a la financiación de las PYME: del millón y medio de empresas posibles clientes, sólo 52.169 están afectas a este sistema. Les queda mucho potencial, y el mayor apoyo recibido desde el Estado por la Compañía Estatal de Reafianzamiento, CERSA, con las mejoras que ha introducido en  el contrato de reafianzamiento, puede contribuir a ello. Además, sería necesaria una implicación mayor de las Comunidades Autónomas, CCAA, asistiendo, con aportaciones o mediante un reaval regional, a las SGR radicadas en sus territorios.

sgr todo

 

Si lo anterior es la valoración general de la actividad del sector, además ésta dista mucho de ser homogénea en las diferentes CCAA. Destaca la alta actividad en el País Vasco, con el 22% del total sectorial. Le siguen Cataluña, con un 15%; Castilla y León, que alcanza el 14%; y Madrid con un 12%  Andalucía y Aragón se mueven en torno al 8%-9%; y el 10% restante del total sectorial se lo reparten todas las demás comunidades.

El riesgo vivo está más repartido, porque depende en gran medida de la antigüedad de cada una de ellas: la clasificación también la lidera El País Vasco, con un 21%, seguida de  Castilla y León, con un 12% del total del Riesgo Vivo.  Madrid,  Andalucía y Cataluña ocupan los siguientes puestos, con un 10-11%.

sgr orden

Sin embargo, los porcentajes anteriores no son significativos ya que el potencial de cada una de las CCAA también es muy desigual, siendo, por tanto, más interesante calcular el cociente entre el riesgo vivo asumido y el número de PYME en cada una de ellas.

El País Vasco utiliza el sistema de garantías como una herramienta importante de apoyo a las PYME. La región con mayor número de PYME, Cataluña, apostó menos por esta alternativa financiera en el pasado pero  su SGR, de creación relativamente reciente, está posicionándose estos últimos años en los primeros puestos. Navarra y Castilla y León también utilizan este instrumento de apoyo con cierta intensidad. Murcia, Baleares y Galicia se sitúan por encima de la media nacional; Extremadura y Aragón mantienen niveles inferiores pero cerca de la media; Andalucía, Madrid y La Rioja se mueven claramente inferiores a la media.

 pyme

 

En Andalucía contamos con dos sociedades, Suraval y Avalunión, cuya  actividad se reparte al 50%, aunque  estos últimos años ha sido Suraval la que ha ganado algo más de peso, formalizando mayor cantidad de avales y consiguiendo superar en riesgo vivo a Avalunión.

sgr and

Como hemos podido ver, la actividad de garantías andaluz está lejos de la media nacional, y por separado, las dos entidades tienen una importancia muy escasa. Sin embargo, ambas entidades llevan muchos años negociando su fusión aunque lo cierto es que no acaba de producirse. Sumadas, Andalucía ocupa el quinto puesto nacional en cuanto a Riesgo Vivo, pero siendo, sin embargo, la segunda en número de empresas.

La Junta de Andalucía desde hace tiempo dejó de aportar recursos a sus SGR, quedando limitado su apoyo a determinados reavales para operaciones concretas, programa que también se ha paralizado desde el pasado diciembre. Sin embargo, existen varias razones por las que debería considerar su posición y colaborar de forma mucho más estrecha con ellas, tanto si se fusionan como si no:

  1. La colaboración público-privada resulta eficaz.

La gestión privada de las SGR les permite desarrollar  su actividad con total rigurosidad, evitando convertirse en instrumentos políticos por parte de las CCAA.  Las CCAA pueden direccionar su actuación modulando las ayudas hacia aquellos sectores que considere prioritarios para desarrollar su política económica.

  1. La calidad de su gestión.

Sus ratios de solvencia se mantienen por encima de los mínimos requeridos para las entidades de crédito. Además, la calidad de la gestión de las SGR andaluzas ha quedado demostrada ya que nunca se han excedido en sus saldos de fallidos como para incurrir en penalización alguna por parte de CERSA. Para el apoyo regional podrían establecerse ratios de calidad similares.

  1. Con el reaval, la Junta puede apoyarlas sin desembolso de recursos

Dado el funcionamiento de este instrumento, los importes de los préstamos son aportados por las entidades de crédito. La Junta, reavalando, asumiría sólo una parte del riesgo, produciendo desembolsos sólo en la cuantía de fallidos que tuvieran los programas puestos en marcha y en la proporción en que participara.

  1. Puede conseguirse que se mejoren las condiciones financieras de las PYME

Puede establecerse para los préstamos reavalados unas condiciones favorables para los préstamos reavalados por la Junta, de forma que se mejoren las condiciones financieras de las PYME garantizadas, ya que mientras más volumen formalicen las SGR más poder de negociación tendrán con las entidades de crédito. En este sentido, las SGR tendrían que asegurar largos plazos para las operaciones y tipos de interés similares o inferiores a los hipotecarios vigentes.

 

Por último, hay que señalar que los esfuerzos que realizara la Junta de Andalucía se verían intensificados con el apoyo de CERSA ya establecido, que depende directamente de la mayor o menor actividad desarrollada por la SGR. Sumados el reaval estatal y el regional se conseguiría multiplicar el efecto de los recursos públicos de forma considerable. En definitiva, sería una forma de atraer recursos estatales a nuestra Comunidad.

 

(basado en mi artículo “Apoyo a la financiación de PYMES: el reafianzamiento de CERSA a los sistemas regionales de garantías “, publicado en la revista Análisis Financiero, del Instituto Español de Analistas Financieros, segundo cuatrimestre de 2015, disponible en:

http://ieaf.es/new/analisis-financiero/version-espanola/numeros-publicados/item/2119-n%C2%BA-128-segundo-cuatrimestre-2015.html)

 

 

 

 

Etiquetas: ,

  • Lucius Q.

    # ¡A ver! Trae el listado SAP de los créditos que tenemos reasegurados por la Junta. Huummmm. ¡Toma! Esto, todo ¿eh?, que se lo cobren a la Junta.
    # Aaahhh ¿Qué dice este comentarista?
    # Dice: Volvamos a hace año y poco. Asunto: Construcción de la nueva esclusa del canal de Panamá. Contratista: Un consorcio liderado por Sacyr. Reclamación económica extracontractual y se plantan parando la obra. Receta al modo del Contratista del Estado español: “O nos pagan más o dejamos tirada la obra en 30 días”. Pero …. Los americanos detrás de la obra pues es estratégica para comunicar sus puertos del Pacífico con los del Atlántico, que ya han construido las ampliaciones de sus muelles para acoger mayores barcos. Bronca diplomática entre Panamá y España, con presión por detrás de USA. Ministra Pastor sale chutada para Panamá.
    Solución, se le pasa a la aseguradora (Zürich), que no tiene cubierta esa contingencia y, por tanto y acuerdo silencioso, que ésta se lo pase al Estado vestido con traje de garantista (ICO). Resultado: A pagarlo por los hijos y por los nietos de todos los españoles.
    Fuente de información: Todo ha venido publicado en este periódico. Hay que seguirlo.
    Ingenuidad 1: ¿Y por qué la Junta no se deja de dedicar a los negocios mercantiles? Pues mientras ponga horizontalmente dinero de los demás encima de la mesa, todos y todas se hacen en la chaqueta un bolsillo para meterlo o le harán un hueco en él si ya tienen uno de antiguo.
    Ingenuidad 2: Que la gestión privada permite desarrollar una actividad con total rigurosidad. ;-) je je je.

  • Lucius Q.

    “Con el reaval, la Junta puede apoyarlas sin desembolso de recursos”
    ¡Ay,Diosmío! ¡¡Ay,Diosmío!!

  • Lucius Q.

    Título del comentario anterior:
    “Con el reaval, la Junta puede apoyarlas sin desembolso de recursos”
    ¡Ay,Dios mío! ¡¡Ay,Dios mío!!

  • Carmen Pérez

    Lucius, cuando quieras nos vamos con una pancarta a la comisión europea para pedir que no se intervenga en la economía desde las administraciones públicas. Pero quién deja de apoyar a sus pymes cuando el resto de países lo hace (el sistema de garantías es mucho más antiguo y fuerte en el resto de países europeos, incluida Alemania o Gran Bretaña), y además se ponen a disposición una gran cantidad de fondos europeos para ello, y concretamente para fortalecer los sistemas de garantías (CERSA está reavalado a su vez por el FEI)?

  • Carmen Pérez

    Lucius, cuando el Estado apoyó a la banca desembolsó unos 60.000 millones de euros, pero avaló también emisiones de la banca por un importe muchísimo mayor. Ya han vencido prácticamente todos y el Estado no ha tenido que desembolsar ni un euro, gracias a Dios, por ellos. Con los avales, sólo se desembolsa por los fallidos y en la proporción en la que se asume el riesgo con el aval.

  • Lucius Q.

    Carmen, Lucius preferiría ir con la pancarta al Congreso americano en lugar de averiguar donde reside alguna comisión en Europa a la que poder ir a manifestarse; así solamente quedaríamos dos y cada uno agarraría la pancarta por un palo.
    La unión monetaria europea es una ficción, porque es Europa lo que es una ficción; ésa es la razón por la que no hay un lugar concreto al que ir con la pancarta. Tal vez nos hayamos de pasear pancarta en mano por Centroeuropa: De Bonn a Frankfurt, de Bruselas a Estrasburgo, con permiso, que no lo hay, de París. Londres, en su isla.
    Respecto a lo segundo: Pronto se reanudará en Europa y en alta voz la conversación del rescate a los bancos, que solamente está produciéndose con voz atenuada. Griterío, más bien, habrá.
    Habiendo hablado de los bancos irlandeses, portugueses, chipriotas y griegos, parece que quedaba oír hablar de los bancos italianos, pues ahora también de los alemanes, que robustecen la unión con el espíritu del Deutschland über alles.
    Y, fuera de programa, queda oír de los bancos españoles. Digo de los bancos, no de la liquidación en tiempo pasado de la intervención de los políticos en las cajas de ahorro españolas. Esos mismos políticos son los mismos que los que se arrogan la facultad de usar lo público para asegurar lo privado. ¡Vamos daos! Es en este panorama, es en el que se debe que encajar la función del Estado como garantista, que bastante tiene con avalar su propia y descomunal deuda.
    Aún no hemos tomado conciencia de que, de todo desatino, no se libran de pagar la factura ni los vegetarianos en bicicleta.
    Cada día es más trepidante que el anterior
    :-)¡Que tenga bueno el de hoy! :-)

  • Carmen Pérez

    Lucius, no quiero ni pensar en cuando leas, si lo haces, la próxima entrada que estoy preparando…Gracias por tus comentarios. Buen día también para ti.


Comentar


Nombre (Obligatorio)

Correo electrónico (Obligatorio)

Página web (Opcional)

La autora, en este espacio, se limita a recoger la opinión y contenidos de los lectores, por lo que no se hace responsable de los mismos. Si encuentra algún texto ofensivo, erróneo o alguna opinión que no sea respetuosa, le rogamos que nos lo haga saber