¿Cuánto valdrán ahora los billetes de 500?

Carmen Pérez | 3 de febrero de 2019 a las 17:41

TRIBUNA ECONÓMICA, 1/2/2019

En marzo de 2006 saltó la noticia. El Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo había tomado la decisión de finalizar la producción de billetes de 500 euros -los bin laden-a finales de 2018. Y ya ha llegado el momento: desde el domingo pasado se han dejado de emitir. Algunos ni lo notaremos, y quienes los tengan no han de preocuparse porque seguirán siendo válidos indefinidamente. La razón que dio el BCE para tomar esta determinación es que este billete de tan alto valor facilita las actividades ilegales: drogas, armas, tráfico de personas y de órganos, evasión fiscal o lavado de dinero. Pero, a pesar de esta contundente razón, no falta quien se oponga a esta medida ni quien encuentre razones ocultas ni quien especule sobre cuál será su valor a partir de ahora.

Los alemanes protestaron por su desaparición. Ellos son grandes amantes del efectivo, fueron los que quisieron este billete cuando se creó el euro, como sustitución del de 1000 marcos alemanes (511 euros), que se eliminaba. Sin embargo, el español mayor era de 10.000 pesetas (60 euros). El temor es que a esta medida le sigan otras, hasta acabar completamente con el dinero físico, con la pérdida de libertad que esto conlleva: las transacciones electrónicas dejan rastro; bastará darle a un botón para reconstruir los pasos diarios de cualquiera, no sólo sobre qué ha comprado y cuánto ha pagado sino en qué horas y lugares ha estado. Se plantea, por tanto, la tensión entre seguridad y libertad, dos objetivos que con frecuencia actúan dialécticamente y en contradicción.

Por otra parte, esta decisión ha invitado a la suspicacia por el momento en que se toma: se han emitido durante 17 años, desde el inicio del euro, y nadie parecía preocuparse, y ahora que estamos inmersos en un mundo de tipos de interés bajísimos y que es posible que los bancos terminen cobrando por los depósitos, se dificulta que pueda guardarse el dinero debajo del colchón para no tener que pagar por él. Un millón de euros en billetes de 500 pesa solo 2,2 kilos; en billetes de 50 euros pesaría 20 kilos. Pero es un paso que ya se dio en otros países: EEUU, por ejemplo, eliminó los billetes de 1.000 y 500 dólares, dejando como más alto el de 100 dólares. En el Reino Unido el más grande es de 50 libras. Sólo en Suiza persiste el billete de 1.000 francos suizos (unos 877 euros), el más valioso del mundo.

Y lo más curioso respecto a este asunto es la encuesta sobre el futuro valor de los billetes de 500 euros que realizó la gestora británica de fondos M&G en 2016. Teóricamente, el valor debería ser el mismo, porque sigue en vigor como medio de pago, pero se planteaban dos argumentos. De un lado: intentar utilizarlos en una transacción podría ser una señal de que esa persona es un criminal o un evasor de impuestos: ¿deberán sus dueños venderlos con descuento? De otro lado: seguirá habiendo demanda por parte de personas que los ven como la forma de resguardar el dinero en metálico con menores costes de almacenamiento: ¿incrementará su valor? El 14% opinó que se intercambiará con descuento; el 36% que mantendría su valor; y el 50%, que cotizará con una prima. A ver cómo y por cuánto se deshacen de los suyos.

Etiquetas: ,


Comentar


Nombre (Obligatorio)

Correo electrónico (Obligatorio)

Página web (Opcional)

La autora, en este espacio, se limita a recoger la opinión y contenidos de los lectores, por lo que no se hace responsable de los mismos. Si encuentra algún texto ofensivo, erróneo o alguna opinión que no sea respetuosa, le rogamos que nos lo haga saber