Pressing Cash » Archivo » Ir más allá del dopaje

Ir más allá del dopaje

Carmen Pérez | 23 de octubre de 2020 a las 7:28

TRIBUNA ECONÓMICA, 6/3/2020

Vaya sorpresa nos ha dado la Reserva Federal este martes. En la reunión -telefónica- que acababan de tener los del G-7 y los gobernadores de los bancos centrales habían acordado utilizar todas las herramientas apropiadas para lograr un crecimiento fuerte y sostenible. Pero de ahí a que Jerome Powell de forma inmediata tomara la decisión de recortar los tipos de interés había un trecho. Y dos aspectos le dan aún mayor trascendencia: primero, que el recorte haya sido de 50 puntos básicos, porque no se habían reducido tanto de golpe desde el inicio de la crisis financiera; y segundo, que no haya esperado un par de semanas para tomarla, cuando la reunión periódica habitual estaba programada para el 18 de marzo.

Al día siguiente conocimos la última encuesta nacional de la Reserva Federal sobre las condiciones comerciales -el libro beige-, donde los gobernadores de los distintos Estados ponían de manifiesto cómo el coronavirus ha comenzado a impactar en el turismo y a interrumpir las cadenas de fabricación en EEUU. Pero no sólo está pasando allí, el rosario de empresas afectadas por todas partes no acaba. La OCDE también había manifestado días antes que la depresión es claramente de naturaleza global, con China en el epicentro. “La economía global se ha vuelto sustancialmente más interconectada”, dijo, recordando que en 2002, la economía de China era igual al 6% de la economía mundial, y en 2019, del 17%.

Además, al igual que el médico mira el estado de salud previo al contagio del paciente, sabiendo que es decisivo para su evolución, la respuesta pública ha de mirarse a la luz de las patologías que sufría ya la economía antes del coronavirus. Y no hay que olvidar que estaba planteada una guerra económica entre EEUU y China, aunque estuviera calmada por una tregua; y que las economías no se habían recuperado limpiamente de la crisis, sino gracias a un fuerte dopaje por más de una década, y que aún así estaban volviendo a dar muestras de debilidad, intensa además en el caso europeo.

Con este panorama y con la incertidumbre sobre la duración que tendrá el brote, no sólo Powell, sino numerosos bancos centrales se han lanzado a inyectar nuevos chutazos. China o Australia ya habían tomado medidas monetarias antes. Luego le han seguido otros bancos centrales, como el Banco de Canadá o Inglaterra. Y la presión para que el BCE también actúe la próxima semana es máxima. Que lo hagan todos a la vez es algo que no se veía desde 2008.

Pero la eficacia de estos estímulos, dada la naturaleza de los shocks que está provocando el virus, puede ser escasa. Por ello, paralelamente también se están poniendo en marcha incentivos fiscales. Lo ha hecho el gobierno chino, están tramitándose en el Congreso americano… En Europa se ha decidido flexibilizar el déficit siempre que sea por paliar el brote pero se hace esencial tomar más medidas específicas. Así, Luis Garicano, de Ciudadanos, ha propuesto una batería de medidas urgentes de carácter temporal en el Parlamento Europeo en apoyo a autónomos y pymes afectadas. Aquí, en España y en Andalucía, se debería reaccionar también en este sentido para combatir desde ya el impacto económico de este virus.

 


Comentar


Nombre (Obligatorio)

Correo electrónico (Obligatorio)

Página web (Opcional)

La autora, en este espacio, se limita a recoger la opinión y contenidos de los lectores, por lo que no se hace responsable de los mismos. Si encuentra algún texto ofensivo, erróneo o alguna opinión que no sea respetuosa, le rogamos que nos lo haga saber