Archivos para el tag ‘Junta Andalucía’

Exportaciones andaluzas: ¡ánimo valientes!

Carmen Pérez | 2 de septiembre de 2019 a las 9:43

TRIBUNA ECONÓMICA, 23/8/2019

El miércoles se publicaron los datos de exportaciones relativos al primer semestre de 2019. Una frase que resumiría su comportamiento para toda España podría ser la siguiente: nuevo récord, con 147.408 millones de euros. Sin embargo, no daría buena cuenta de la realidad si no se añade un comentario que matiza esa euforia: el crecimiento respecto al mismo periodo del año anterior ha sido del 1,7%, el más bajo en los últimos cinco años, y por debajo del 2,6% que crecieron como media en Europa. Para Andalucía, la situación es peor, porque no es que crezcan poco, es que decrecen. En nuestra región se exportaron productos por valor de 17.116 millones de euros, lo que supone un descenso del 0,6% respecto de enero a junio de 2018.

Los principales sectores exportadores que siguen tenido un buen comportamiento en Andalucía son el agroalimentario -pese a la disminución de las exportaciones de aceite de oliva-, el aeronáutico y los combustibles y aceites minerales. Por el contrario, los descensos más acusados son los relacionados con las materias primas, cuyos precios están cayendo en el mercado internacional: minerales, escoria y cenizas, cobre y sus manufacturas, y fundición, hierro y acero. También registró una bajada importante el capítulo de aparatos y materiales eléctricos.

Por destinos, de los tres principales países extracomunitarios, en dos han crecido las exportaciones, EEUU, con una subida del 13,2%, y Marruecos, con un 6% más; y descienden las de China, un 10,9% menos. Por su parte, de los siete países comunitarios más importantes para las ventas andaluzas, suben en tres de ellos: Alemania, con un aumento del 13,8%, Italia y Países Bajos, con un 12,7% y un 12%, respetivamente. Sin embargo, descienden en Francia (-4,8%), Reino Unido (-15,5%), Portugal (-8,5%) y Bélgica (-12,5%).

En conjunto, las exportaciones andaluzas han roto la excelente trayectoria que habían seguido desde hace tres años. 2018 se cerró con un crecimiento del 4,9% respecto a 2017 y los datos del primer cuatrimestre de este año seguían arrojando un aumento del 2,6% respecto al mismo periodo del año anterior, con un mes de abril histórico. Ha sido en los dos últimos meses cuando ha cambiado esta tendencia y Andalucía ha perdido incluso el segundo lugar en favor de la Comunidad de Madrid en el ranking nacional que lidera Cataluña.

De momento, la causa parece concentrarse principalmente en la bajada de los precios de las materias primas, pero no hay que obviar que en general la ralentización económica mundial irá impactando de forma negativa en nuestras exportaciones. Especialmente preocupante es la recesión económica en Alemania, el país al que más productos exportamos. Recordemos que el sector exterior ha sido el “milagro” que nos ha sacado de la crisis y que ha contribuido enormemente a la convergencia de nuestra comunidad con el resto de regiones españolas. Mérito y proeza de las empresas andaluzas. La Junta de Andalucía tiene que intensificar su papel para animarlas, facilitarles y ayudarlas para que prosigan y se sumen más de ellas a esa dura tarea. Nos resulta vital la diversificación exportadora en productos y destinos.

El potencial de garántia, SGR

Carmen Pérez | 25 de enero de 2018 a las 18:21

TRIBUNA ECONÓMICA, 5/1/2018

La fusión de las dos sociedades de garantía recíproca (SGR) andaluzas, Suraval y Avalunión, ha conducido a una sociedad, Garántia, con un fuerte potencial para mejorar el acceso y las condiciones de financiación de las pequeñas y medianas empresas (pymes) y autónomos de Andalucía. Se convierte en la segunda SGR española en número de socios y en la tercera en volumen de actividad, por detrás de Elkargi, la vasca, e Iberaval, la castellanoleonesa. La nueva sociedad añade solvencia a la que ya por separado tenían; aúna sus largas y diferentes experiencias en la concesión de avales; y continúa con la rigurosidad financiera con la que actuaban, patente en la cifras de fallidos durante la crisis, similares a las bancarias, a pesar del mayor riesgo asociado a la naturaleza de su negocio.

La mayor dimensión que ha adquirido, además, permitirá a Garántia aprovechar mejor las posibilidades que ofrece hoy en día la aplicación de la tecnología a las finanzas. El sistema de rating y el portal www.conavalsi.com que han desarrollado las SGR harán que ganen en eficiencia, al procesar en menor tiempo y con menores recursos un mayor número de operaciones. También, las SGR están extendiendo el aval a las nuevas alternativas de financiación que la revolución fintech está generando, trabajando con fondos cuya finalidad es invertir en préstamos a pymes y con plataformas de intermediación entre pymes e inversores. En el futuro podrán explorar otras posibilidades, como avalar emisiones de deuda en el MARF o las operaciones de crowdlending. Otra vía abierta es la de operar con el ICO directamente, prescindiendo de la intermediación bancaria.

Y este potencial puede verse amplificado si reciben apoyo de la Junta de Andalucía, socio mayoritario de Garántia, con el 38% del capital social. Todo apunta a que así será, dado el protagonismo que ha mantenido la Junta para que la fusión se consolidara. Las posibilidades son varias: podría asumir el coste que les supone al autónomo o a la pyme contar con el aval. Podría aportar recursos a Garántia. O podría establecer un reaval, responsabilizándose de parte del riesgo. Habría que analizar cuidadosamente cuál de ellas contribuye en mayor medida a resolver el fallo del mercado. En todos los casos, la Junta puede articular su política de desarrollo económico definiendo los parámetros -sector, cuantía o finalidad- que tendrían que cumplir las operaciones.

A su vez, mayor volumen de actividad conlleva recibir mayor apoyo estatal: Garántia avala, pero la Compañía Estatal de Reafianzamiento, Cersa, asume parte del riesgo, el 50% como media. Cersa, por su parte, recibe el reaval del Fondo Europeo de Inversiones. Reparto de esfuerzos en cascada para apoyar a la pyme. Pero para que esta colaboración público-privada funcione resulta imprescindible que estas sociedades -mutualistas, sin ánimo de lucro y supervisadas por el Banco de España- desarrollen su actividad con total independencia. Además, que sepan hacer valer el aval, consiguiendo en las negociaciones con las entidades financieras -bancos o fintech- las mejores condiciones, de tipo de interés y plazos, para los préstamos avalados.

Etiquetas: ,