¿Qué comemos hoy? » Archivo » Pollo con limón y tomates secos

Pollo con limón y tomates secos

Laura Vichera | 7 de julio de 2011 a las 8:13

  • un pollo de corral grande
  • una docena de tomates secos
  • 2 dientes de ajo
  • zumo y piel de limón
  • un vaso de Manzanilla o Jerez seco
  • un par de vasos de caldo de pollo desgrasado
  • unas ramitas de tomillo y romero frescos
  • 2 hojas de laurel
  • unas hebras de azafrán
  • unos granos de pimienta de Jamaica
  • sal y pimienta negra molida
  • aceite de oliva

La víspera, trocear el pollo, retirar la piel y la grasa y lo enjuagamos. Dejamos escurrir, secar con papel de cocina y salpimentamos. Pasar a una fuente honda, agregar la piel de limón en tiras anchas y los granos de pimienta de Jamaica. Machacar en el mortero los dos dientes de ajo con las hebras de azafrán y una pizca de sal.

Luego, volcar sobre el pollo, añadir también las hierbas aromáticas atadas en un manojito, el zumo de limón, la Manzanilla y un hilo de aceite de oliva. Mover bien para que todos los trozos queden impregnados, tapar con film y dejar en el frigorífico.

En el momento de preparar el guiso, ponemos a remojar los tomates en el caldo templado. Calentar un chorrito de aceite en una cazuela amplia y escurrir los trozos de pollo. Se fríen a fuego vivo, dándoles la vuelta con cuidado de no pincharlos para que queden bien doraditos.

Cuando hayan tomado color, incorporar el jugo del adobo, el caldo y los tomates secos. Sacudir la cazuela, agregar algo más de agua si fuera necesario y tapar. Cocer a fuego medio durante una hora aproximadamente, vigilando por si hubiera que agregar más líquido.

Una vez hecho, dejamos reducir la salsa unos minutos más sin tapar y acompañar con unos fideos chinos de arroz o soja.

Los comentarios están cerrados.