Crema fría de tomate y calabaza

Laura Vichera | 23 de julio de 2012 a las 8:13

  • 2 kilos de tomates de pera maduros
  • una rodaja de calabaza de pulpa naranja
  • 3 chalotas
  • un vasito de nata ligera
  • una cucharada de azúcar moreno
  • sal y pimienta negra molida
  • una pizca de pimentón picante
  • 2 cucharadas de mantequilla
  • aceite de oliva

PARA LA GUARNICIÓN

  •  un puñado de maíz tostado (kikos)
  • unos tallos de cebollino

 

En la cazuela donde vayamos a preparar la crema, calentar la mantequilla con un hilo de aceite de oliva y, cuando esté fundida, rehogar las chalotas muy picadas, a fuego suave hasta que se ablanden.

A continuación, incorporar la calabaza, sin piel ni semillas, cortada en dados pequeños y rehogamos para que tome color. Cuando comience a ablandarse, incorporar los tomates bien lavados y sin pelar, cortados en trozos grandes. Damos unas vueltas, espolvorear el azúcar, el pimentón, una pizca de sal y pimienta, tapar la cazuela y cocer durante media hora aproximadamente.

Pasado este tiempo, dejamos enfriar un poquito, triturar con la batidora y pasamos luego por el chino para eliminar todas las pieles y las semillas. Agregar la nata, mezclar y poner nuevamente a fuego suave para que vaya espesando.

Cuando veamos que tiene más consistencia, apartar,  dejamos templar y cuando se enfríe, la conservamos en el frigorífico hasta el momento de servir. En el mortero, machacamos el maíz hasta dejarlo en trocitos, procurando que no quede pulverizado.

Una vez servida la crema, sobre cada uno de los cuencos, repartimos unas cucharadas de kikos machacados y unos tallos de cebollino muy picados.

Los comentarios están cerrados.