Croquetas de langostinos y calabacín

Laura Vichera | 8 de septiembre de 2012 a las 8:13

  • una docena de langostinos grandes
  • un calabacín mediano
  • 2 cebolletas
  • 1 puerro grande
  • 1 hoja de laurel
  • unas hojas de albahaca fresca
  • una tacita de harina
  • 3 cucharadas de mantequilla
  • un vaso grande de leche
  • 2 huevos
  • pan rallado
  • unos granos de pimienta negra
  • una pizca de cúrcuma
  • una pizca de nuez moscada
  • sal y pimienta negra
  • aceite de oliva

Con las cáscaras y las cabezas de los langostinos preparamos un caldo, añadiendo también unos granos de pimienta negra, la hoja de laurel y la parte verde del puerro. Cuando esté hecho, dejamos reposar y luego lo colamos y mantenemos templado.

A continuación, en una sartén grande, preparamos un sofrito con una cucharadita de mantequilla y otra de aceite de oliva. Sofreír las dos cebolletas y la parte blanca del puerro, todo muy picado, a fuego muy suave.

Cuando estén transparentes, incorporar el calabacín, sin pelar, rallado en juliana no demasiado fina y saltear brevemente.

Entonces, añadir una cucharada el resto de mantequilla y una vez derretida, incorporamos la harina, moviendo sin parar hasta que quede bien tostada.

Vamos añadiendo la leche templada y el caldo, poco a poco, moviendo para que se traben con la harina y cuando tengamos una textura espesa, incorporamos los langostinos picados y cocemos unos minutos más. Molemos un poco de pimienta, añadimos la albahaca picada, una pizca de nuez moscada, de cúrcuma y rectificamos de sal. Volcar la masa sobre una fuente y dejamos enfriar.

Formar las croquetas y pasarlas por huevo batido y pan rallado. Se van friendo en abundante aceite bien caliente y cuando estén doradas, las sacamos y dejamos escurrir sobre papel absorbente. Servimos enseguida, acompañadas de una ensalada.

Los comentarios están cerrados.